hombre-fuma

Fumar tabaco es el comportamiento más adictivo de la humanidad. Se dice que la nicotina es una de las sustancias más adictivas en la tierra, junto con la heroína y la cocaína. Hoy vamos a explicarte un poco mejor qué es la nicotina y cómo nos afecta.

¿Qué es la nicotina del tabaco?

La nicotina es un compuesto de origen natural que se encuentra en la familia de plantas llamadas las solanáceas. Las solanáceas incluyen alimentos comunes como las patatas, los tomates, las berenjenas, los pimientos y el tabaco. Se encuentra en pequeñas cantidades en los alimentos, pero está muy concentrada en la planta del tabaco.

Esta sustancia química es un alcaloide, lo que significa que contiene nitrógeno y es químicamente similar a cafeína y cocaína.

La nicotina es un líquido incoloro de origen natural que se vuelve marrón cuando se quema y adquiere el característico olor a tabaco cuando se expone al aire. Hay muchas especies de plantas de tabaco, las especies de tabacum son la principal fuente de los productos de tabaco de hoy en día.

La nicotina se absorbe a través de la piel y el revestimiento de la mucosa de la nariz y la boca o en los pulmones (a través de la inhalación). Puede alcanzar niveles máximos en el torrente sanguíneo y el cerebro rápidamente, según cómo se tome. Fumar cigarrillos provoca que la nicotina llegue al cerebro en solo 10 segundos de inhalación. Los fumadores de cigarros y pipas, por otro lado, por lo general no inhalan el humo, por lo que la nicotina se absorbe más lentamente a través de las membranas de la mucosa de la boca (como la nicotina del tabaco sin humo).

Efectos de la nicotina sobre el cerebro

La nicotina en realidad sólo es una de las más de 4.000 sustancias químicas que se encuentran en el tabaco; pero es el principal componente que actúa sobre el cerebro.

La nicotina es adictiva, lo que se caracteriza por la búsqueda y el uso compulsivos de esta sustancia por parte del consumidor, incluso a riesgo de consecuencias negativas para su salud. La mayoría de los fumadores saben que el tabaco es dañino y expresan el deseo de disminuir o terminar su uso. Desafortunadamente, la mayoría recae en tan solo unos pocos días, y menos del 7%  de los que intentan dejar de fumar por sí solos logran mantener su objetivo al cabo de un año de abstinencia.

¿Por qué resulta adictiva la nicotina al fumar?

A la gente le gusta fumar tabaco en gran parte debido a los efectos de la nicotina. Algunos de los motivos son los siguientes:

  • La nicotina brinda placer a los fumadores al incrementar el nivel de neurotransmisores como la serotonina y la dopamina.
  • Mejora la memoria y el aprendizaje al aumentar la acetilcolina del cerebro.
  • Paradójicamente, la nicotina tiene el potencial de actuar como un estimulante y relajante: puede activarnos cuando nos sentimos cansados y calmarnos cuando estamos ansiosos.

Investigaciones recientes han demostrado cómo actúa la nicotina sobre el cerebro. Al parecer, esta sustancia activa los circuitos que regulan los sentimientos de placer, los llamados circuitos de recompensa. Como ya hemos dicho, la nicotina aumenta los niveles de dopamina  y la serotonina en dichos circuitos, pero además se ha observado que las propiedades farmacocinéticas de la nicotina ayudan a incrementar su potencial de abuso.

Fumar cigarrillos produce una distribución rápida de nicotina en el cerebro, los efectos agudos de la nicotina se disipan en pocos minutos, lo que provoca la necesidad de continuar la ingesta repetida a lo largo del día.

mujer-fuma

Un cigarrillo es un sistema de administración de químicos muy eficiente y de alta ingeniería. Un fumador puede obtener nicotina para el cerebro muy rápidamente con cada inhalación. Un fumador habitual realizará unas 10 inhalaciones con un cigarrillo encendido durante un período de cinco minutos. Por lo tanto, una persona que fuma aproximadamente un paquete y medio (30 cigarrillos) por día, recibirá 300 inyecciones de nicotina en el cerebro diariamente. Estos factores contribuyen considerablemente a la naturaleza altamente adictiva de la nicotina.

Efectos a corto plazo de la nicotina del tabaco

El principal efecto a corto plazo del tabaco es que causa dependencia química a la nicotina.

Cuando fumamos, la nicotina penetra en el torrente sanguíneo y llega al cerebro en un unos diez o veinte segundos. Posteriormente se une a los receptores neuronales activando las neuronas cerebrales. Las neuronas activadas por la nicotina se encuentran todas conectadas a redes neuronales más grandes, como las que hay dentro de los ganglios basales. Una de esas redes de neuronas dentro de los ganglios basales es de particular importancia cuando se trata de comprender la adicción a la nicotina, pues incluye el sistema de recompensa motivacional del cerebro humano.

Una vez activado, el centro de recompensa libera la dopamina, la cual nos hará sentir placer y satisfacción. El centro de recompensa del cerebro influye en nuestros comportamientos y, por lo general, nos impulsa hacia la acción cuando realizamos funciones básicas de supervivencia como comer, beber o tener relaciones sexuales.

Cada vez que entra la nicotina, se activa el centro de recompensa del cerebro y se refuerza nuevamente el comportamiento del hábito de fumar como una experiencia positiva. Después de algunos cigarrillos, comienzan a generarse vías neuronales más fuertes que esperan el nuevo suministro de nicotina en todo el cerebro. Con el tiempo, el cerebro tratará la nicotina como una sustancia necesaria para nuestra supervivencia, igual que si fuera comida o agua.

Dado que la nicotina abandona el cuerpo rápidamente, el cerebro necesita acceso a un suministro constante para llenar los receptores que mantienen activas las vías de la dopamina. A medida que los niveles de nicotina disminuyen, también lo hacen los niveles de dopamina. El resultado de esto es una sensación física a la que nos referimos como “antojos de nicotina” y que se sacia fumando de nuevo.

Para empeorar las cosas, un proceso llamado “regulación positiva” se produce en el mismo momento en que comenzamos a fumar. Este proceso se refiere a la aparición de un aumento del número de receptores en las dendritas neuronales. Esto significa que se requiere más nicotina para que una neurona active las vías que llevan al centro de recompensa del cerebro y liberen dopamina. De modo que, cuanto más fumemos, más a menudo necesitaremos fumar para mantener la sensación de satisfacción.

Es así como la exposición repetida a la nicotina genera tolerancia, una condición en la que se requieren dosis más altas de un medicamento para producir el mismo efecto inicial.

La nicotina se metaboliza con bastante rapidez, desapareciendo del cuerpo en unas pocas horas. Por lo tanto, se pierde cierta tolerancia durante la noche y los fumadores a menudo informan que los primeros cigarrillos del día son los más intensos o los “mejores”. La tolerancia progresa a medida que avanza el día, y los cigarrillos posteriores tienen menos efecto.

El efecto a largo plazo de la adicción a la nicotina

Una vez que un fumador es químicamente dependiente de la nicotina, la adicción empeora progresivamente. A medida que pasa el tiempo, las vías neuronales comienzan a vincular los cigarrillos a comportamientos o acciones que ocurren en el mundo exterior, como tomar un café, terminar de comer o charlar en un bar.

Estas vías no solo crecen en número, sino que se refuerzan continuamente. Finalmente, el cerebro desarrolla una red increíblemente fuerte y compleja de vías neuronales que forman conexiones con casi todas las emociones y escenarios externos imaginables.

efectos-nocivos-tabaco

Efectos adversos de fumar sobre la salud general

Las consecuencias médicas de la nicotina tienen que ver tanto de la nicotina en sí misma como la forma en que se toma.

En cualquier caso, el consumo de tabaco es el causante de hasta un tercio de todos los cánceres. El más importante de todos ellos es el cáncer de pulmón. En el 90% de los casos de cáncer de pulmón, existe un vínculo directo con el tabaquismo. La exposición a la nicotina también se ha demostrado que provoca lo siguiente:

  • Enfermedades pulmonares como bronquitis crónica y enfisema.
  • Incremento de los síntomas del asma.
  • Se asocia a cánceres de boca, riñón, esófago, faringe, laringe, estómago, páncreas, cuello uterino, uréter y vejiga.
  • Riesgo de enfermedad cardíaca, incluyendo apoplejía, enfermedad vascular, ataque cardíaco y aneurisma.
  • Aumenta el riesgo de desarrollar osteoporosis, ya que reduce el aporte de oxígeno a los huesos, y también a muchos otros tejidos del cuerpo, además enlentece la producción de células formadoras de hueso (osteoblastos), y como resultado éstas generan menos hueso, provocando mayor probabilidad de fracturas óseas.
  • Las mujeres fumadoras tienden a tener una menopausia más temprana.
  • Las mujeres fumadoras que toman anticonceptivos orales son más propensas a las enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares.
  • Las fumadoras embarazadas tienen mayor riesgo de tener bebés nacidos muertos, prematuros o con bajo peso al nacer.
  • Los hijos de mujeres que fumaron durante el embarazo tienen mayor riesgo de desarrollar trastornos de conducta.
  • En los hombres disminuye la fertilidad.
  • El humo pasivo o secundario aumenta el riesgo de muchas enfermedades, incluido el cáncer de pulmón y las enfermedades cardiovasculares en los no fumadores e incrementa la gravedad del asma en los niños y la incidencia del síndrome de muerte súbita del lactante.
  • Estéticamente: destruye el esmalte dental y amarillea los dientes.

No todo son malas noticias, la nicotina también tiene beneficios

Se ha observado que la nicotina podría tener efectos positivos en el cerebro reduciendo el riesgo de padecer la enfermedad de Parkinson (EP), un trastorno neurológico progresivo que afecta el movimiento. Un estudio sugiere que los fumadores tienen casi la mitad del riesgo de desarrollar EP que los no fumadores. Esta enfermedad es causada por la pérdida de células cerebrales que producen el neurotransmisor dopamina, que es responsable del movimiento.

El periodista de investigación Dan Hurley estudió los efectos de la nicotina en el cerebro mientras investigaba para su libro Smarter: The New Science of Building Brain Power y se dio cuenta que la nicotina (no el tabaco) es un potenciador del cerebro sorprendentemente efectivo y un tratamiento potencial para trastornos neurológicos que incluyen Parkinson, el deterioro cognitivo leve (MCI), el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), el síndrome de Tourette y la esquizofrenia.

Nicotina y trastornos cerebrales

Las estadísticas dicen que el 50% de los fumadores tienen algún problema de salud mental.

Las personas con trastornos como la depresión, TDAH y esquizofrenia a menudo son grandes fumadores, como una especie de “automedicación” para mejorar su estado de ánimo, concentración y la memoria a corto plazo.

Un estudio sobre la nicotina y el Parkinson que está siendo patrocinado por la Fundación Michael J. Fox para la Investigación del Parkinson, cree que la nicotina podría proteger las neuronas productoras de dopamina en el cerebro para evitar que mueran.

Hasta ahora, la nicotina utilizada de forma terapéutica ha demostrado ser segura y beneficiosa.

Se ha demostrado que la nicotina administrada a través los parches mejora la memoria, la atención y el procesamiento mental en personas con deterioro cognitivo leve sin efectos secundarios.

En cualquier caso, fumar sigue siendo muy perjudicial, y dejar de fumar puede tener un impacto positivo inmediato en la salud de una persona; por ejemplo, un hombre de 35 años que deja de fumar aumentará su esperanza de vida en 5,1 años de media.

Referencias

https://www.aan.com/PressRoom/Home/PressRelease/813
http://brainblogger.com/2012/02/06/a-nicotine-patch-a-day-keeps-the-cognitive-impairment-away/
http://health.howstuffworks.com/wellness/drugs-alcohol/nicotine-health-benefits1.htm
http://www.lung.org/stop-smoking/smoking-facts/whats-in-a-cigarette.html
https://www.michaeljfox.org/foundation/grant-detail.php?grant_id=628
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22234781
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2446482/
http://www.nytimes.com/1987/03/29/magazine/nicotine-harder-to-kickthan-heroin.html
http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/ana.21203/abstract;jsessionid=B573037E1F76EC6A4631BDC81891F983.f02t02

Tabaco: efectos de la nicotina en el cerebro y el cuerpo
5 (100%) 1 voto.

3 Comentarios

  1. Buenas tardes. En la sección “Efectos adversos de fumar sobre la salud general”, antes de listar los efectos nocivos hace referencia a que la nicotina es la que nos expone a dichos efectos. Mi pregunta es si es un efecto de la nicotina o es producto de la combustion del tabaco. Yo uso cigarrillos electrónicos y he revisado varios estudios, en los que he tratado de identificar factores adversos para el cuerpo por el uso de nicotina. No he visto estudios que indiquen que produzca daño en el organismo por su uso. He dejado de fumar hace muchos años, pero aún uso líquidos con nicotina en mis cigarrillos electrónicos.

  2. Hola! jeje a todos interesante resumen de la nicotina realmente desde q la conoci no soy adicto! soy ocasional a veces cuando estoy estresado o quiero activarme en el dia !

  3. Hola!!!
    Gracias por la informacion realmente me ha sido de mucha utilidad para aclarar algunas de las dudas sin embargo,quiero añadir que la nicotina como todo tiene siempre un lado bueno y malo ,y esto dependera plenamente de la persona que decida consumirla o no…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.