ÚLTIMAS ENTRADAS

Nervios craneales, ¿cuáles son sus funciones?

Los nervios craneales poseen diferentes papeles que nos permiten un normal actividad de diferentes funciones motoras y sensoriales.

Qué es el trastorno delirante: síntomas y tratamiento

trastorno delirante
El Trastorno Delirante o Psicosis Paranoica es un trastorno psicótico que se caracteriza por la presencia de una o más ideas delirantes o fuera de la realidad, sin que por esto se produzca otra patología significativa concomitante.

La Filofobia o el miedo al amor

La filofobia es una alteración del estado de ánimo que dificulta que una persona se enamore o se comprometa emocionalmente con otra. El temor a estas situaciones emotivas es tan intenso, que acaban por sufrir malestares emocionales tan agudos como son los ataques de pánico.

Conócete a ti mismo

Conócete a ti mismo es una sentencia que figuraba en el santuario de Apolo en Delfos. Se ha popularizado en su forma latina como...

La bondad nos hace más felices

La bondad nos hace más felices. Este hallazgo no sólo lo defienden meditadores budistas desde hace más de 2600 años. Ahora la ciencia también habla.

La obesidad como camino

boca-comida-basura
A pesar de los esfuerzos realizados por la comunidad científica, para encontrar solución a la obesidad, podemos decir que la misma sigue creciendo a pasos agigantados, transformándose en una  epidemia a nivel mundial.

La Terapia Cognitiva: en qué consiste

La Terapia Cognitiva trabaja con los pensamientos y las percepciones. Estudia y evalúa cómo estos pueden afectar tanto en los sentimientos como en el...

Simbología de las runas: una perspectiva psicológica

Las runas (rūn, del nórdico antiguo, cuyo significado es "secreto") son símbolos grabados, normalmente en piedra, que forman parte del alfabeto utilizado por la...

Personalidad narcisista, ¿en qué se diferencia del egocentrismo?

personalidad narcisista
Muchas veces confundimos el egocentrismo y el narcisismo. Ambos son conceptos similares, pero con importantes diferencias que deberíamos conocer. En el egocentrismo, por ejemplo, somos incapaces de ver el punto de vista de la otra persona; en cambio en el la personalidad narcisista sabemos asumir el otro punto de vista