Médula espinal

La médula espinal es la vía principal de información que conecta el cerebro y el sistema nervioso periférico.

Estructura y conceptos básicos

Se encuentra en el foramen vertebral y se compone de 31 segmentos: 8 cervicales, 12 torácicos, 5 lumbares, 5 sacros y 1 coccígea. Un par de nervios espinales sale de cada segmento de la médula espinal.

La longitud de la médula espinal es de aproximadamente 45 cm en hombres y 43 cm en mujeres. La médula espinal es más corta que la longitud de la columna vertebral ósea; la médula espinal se extiende hacia abajo solo hasta la última vértebra torácica. Los nervios que se extienden desde la médula espinal desde los niveles lumbar y sacro deben correr en el canal vertebral por una distancia antes de que salgan de la columna vertebral. Esta colección de nervios en el canal vertebral se llama cauda equina (que significa “cola de caballo”).

Es muy delicada y, por tanto, tiene sistemas de protección, entre los que destaca la columna vertebral que está formada por huesos llamados vértebras. Aunque la columna vertebral es algo flexible, algunas de las vértebras en las partes inferiores de la columna vertebral se fusionan.

También se encuentra protegida por las meninges y el líquido cefalorraquídeo.

La columna vertebral está formada por veinte y cuatro vértebras individuales que se corresponden con las regiones cervical (cuello), torácica (pecho) y lumbar (parte inferior de la espalda) y por las vértebras de la porción sacra y coxígea (en la zona pélvica).

medula2

La médula espinal atraviesa el agujero de las vértebras, desde la primera vértebra cervical (en la base del cráneo) hasta el margen superior de la segunda vértebra lumbar y, por tanto, es más corta que la columna vertebral (representa unos 2 / 3 de la longitud de la columna).

Al igual que el cerebro, la médula espinal está cubierta por tres capas de tejido (meninges). La médula espinal y las meninges están contenidas en el canal espinal, que pasa por el centro de la columna vertebral.

Así como el cráneo protege el cerebro, las vértebras protegen la médula espinal. Las vértebras están separadas por discos hechos de cartílago, que actúan como cojines, reduciendo las fuerzas generadas por movimientos como caminar y saltar.

medula3

Los nervios espinales

La médula está rodeada lateralmente por los nervios espinales, axones de neuronas que entran y salen de la médula espinal y la comunican con el resto del cuerpo. De la médula entran y salen treinta y un pares de nervios, uno para cada lado de la médula:

  • Los nervios espinales cervicales (C1 a C8) controlan las señales hacia la parte posterior de la cabeza, el cuello y los hombros, los brazos y las manos, y el diafragma.
  • Los nervios espinales torácicos (T1 a T12) controlan las señales hacia los músculos del tórax, algunos músculos de la espalda y partes del abdomen.
  • Los nervios espinales lumbares (L1 a L5) controlan las señales a las partes inferiores del abdomen y la espalda, las nalgas, algunas partes de los órganos genitales externos y partes de la pierna.
  • Los nervios espinales sacros (S1 a S5) controlan las señales hacia los muslos y las partes inferiores de las piernas, los pies, la mayoría de los órganos genitales externos y el área alrededor del ano.
  • El nervio coccígeo es el único que transporta información sensorial de la piel de la parte inferior de la espalda.

medula4

Cada nervio espinal sale por el espacio existente entre dos vértebras. En los adultos, la médula espinal es más corta que la columna vertebral, por lo tanto, en los segmentos inferiores de la médula los nervios deben buscar su salida en niveles muy inferiores, de modo que las raíces lumbosacras forman la cola de caballo.

El cilindro formado por la médula no tiene el mismo diámetro en todas partes, sino que es más grueso a la altura cervical (intumescencia o dilatación cervical, inervación de los brazos) ya la altura lumbosacro (intumescencia lumbar, inervación de piernas). Estas dilataciones se corresponden a regiones de la médula que inervan extremidades.

medula1

Raíces nerviosas

Las raíces nerviosas espinales son los haces de fibras que salen de la médula espinal. Para cada segmento espinal, (que es el área de la médula espinal que corresponde al nivel de la vértebra a través del cual los nervios tienen su salida hacia todas las partes del cuerpo), hay cuatro raíces nerviosas: dos en el frente (ventrales) y dos detrás (dorsales).

Raíces ventrales

Estas raíces, una derecha y una izquierda, es decir, una a cada lado de la columna vertebral, contienen los nervios que controlan el movimiento del cuerpo. Los nervios y las raíces nerviosas ventrales se llaman neuronas motoras

Son fibras eferentes que llevan información motora desde la médula hacia los músculos.

medula6Raíces dorsales

En la parte posterior, los nervios (de nuevo uno a la derecha y uno a la izquierda) transportan información sensorial del cuerpo a la médula espinal o al cerebro y se denominan neuronas sensoriales. Una vez que alcanza la médula espinal o el cerebro, la información sensorial transmitida a través de las neuronas sensoriales se interpreta como sensación.

Dermatomas

medula7

Un dermatoma es la zona de la piel donde se recibe la actividad de un nervio espinal o craneal.

Los dermatomas reciben señales de los nervios sensoriales en una raíz nerviosa espinal. Una raíz nerviosa espinal es una mezcla de varios tipos de nervios sensoriales, motores y autonómicos que se ramifican desde la médula espinal. La raíz nerviosa se encuentra en un arco llamado foramen intervertebral, que es un orificio en el costado de la columna vertebral formado por partes de vértebras individuales a medida que se apilan una encima de la otra.

Más allá del foramen, la raíz nerviosa comienza a ramificarse en nervios individuales para alcanzar e inervar a todas las áreas del cuerpo.

medula8

Por tanto, en la médula podemos distinguir diferentes segmentos medulares, cada uno de los cuales está vinculado a un nervio espinal. En realidad, hay bastante superposición en la inervación de zonas adyacentes.

Surcos medulares

Los surcos longitudinales dividen la médula espinal en las mitades derecha e izquierda. El surco ventral se conoce como la fisura medial ventral, y el surco dorsal se conoce como el surco medial dorsal.

  • La fisura mediana ventral es un surco más profundo que contiene el tejido conectivo de la piamadre y está suplido por la arteria espinal anterior.
  • Las raíces ventrales de los nervios espinales están unidas a un surco poco profundo en esta región, llamado surco ventrolateral (sulcus ventrolateralis).
  • El surco medio dorsal, que es menos profundo, contiene el tabique dorsal de los elementos gliales.
  • El surco dorsolateral (posterolateralis sulcus) es el nombre dado a la posición de las conexiones de las raíces dorsal de los nervios espinales.
  • El surco intermedio dorsal (sulcus intermedius posterior) separa el fasciculus gracilis de fasciculus cuneatus.

medula9

Descripción de la sección de la médula

Las secciones transversales de la médula espinal nos muestran una clara división entre sustancia blanca (exterior) y sustancia gris (interior).

La estructura fundamental de la médula se mantiene a lo largo de toda su extensión, aunque varían las proporciones.

La sustancia gris

La sustancia gris tiene forma de H o de mariposa. En medio hay un canal central, por donde circula el líquido cefalorraquídeo. Consta de cuernos ventrales y cuernos dorsales, y de una zona intermedia. En algunos niveles (torácicos y lumbares altos), también hay un pequeño cuerno lateral (neuronas simpáticas eferentes.)

La sustancia blanca

La sustancia blanca está formada por fibras nerviosas, llamadas axones, que se extienden hacia arriba y hacia abajo a lo largo del cordón. Cada grupo de axones lleva un tipo específico de información que necesita para comunicarse. Los tractos ascendentes de los axones se comunican con el cerebro, mientras que los descendentes llevan las señales del cerebro a varios músculos y glándulas de todo el cuerpo.

medula11

Teniendo presente la anatomía macroscópica y la organización interna de la médula, podemos trazar el camino que siguen la información sensorial y motora cuando entran y salen de la médula.

Funciones de la médula espinal

Las principales funciones de la médula espinal incluyen:

Comunicación eléctrica. Las corrientes eléctricas viajan arriba y abajo de la médula espinal, enviando señales que permiten que diferentes segmentos del cuerpo se comuniquen con el cerebro.

Control del movimiento de la deambulación. Durante la deambulación, los grupos musculares de las piernas se contraen constantemente. La acción de avanzar paso a paso puede parecernos increíblemente simple, ya que la hemos estado haciendo toda la vida, pero en realidad hay muchos factores que deben coordinarse adecuadamente para permitir que ocurra este movimiento. Estos generadores de patrones centrales en la médula espinal están formados por neuronas que envían señales a los músculos de las piernas, haciéndolas extender o contraer, y producen los movimientos alternos que ocurren cuando una persona camina.

Reflejos. Estas son respuestas involuntarias predecibles a estímulos que involucran el cerebro, la médula espinal y los nervios del sistema nervioso periférico (SNP).

Visita aquí nuestro Atlas visual e interactivo del cerebro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here