¿Cómo eres en tu subconsciente?

Este test está pensado para averiguar cuál es tu personalidad subconsciente, es decir, cómo eres aunque no siempre seas consciente de ello. Para conseguir hallar el resultado más cercano y fiable posible, deberás contestar qué harías si te encontraras en las distintas situaciones que propondremos a continuación, eso sí, de la forma más sincera y real posible.

Esta prueba pretende encontrar respuestas según la filosofía de trabajo de los test proyectivos, pero al estar automatizado, no siempre las respuestas son tan exactas como tu imaginación podría llegar a desarrollar, por lo que no necesariamente obtendrás una verdad absoluta. Sin embargo, es una prueba entretenida que seguramente te ayude a conocerte mejor a ti mismo/a. Este test sólo ofrece orientación y carece de valor diagnóstico.



Más test:

Psicotécnicos
22
Oposiciones
27
Diagnósticos
41
Profesionales
8
Infantiles
10
Educación
4
Organizaciones
9
Más...
+


Test subconsciente

Primera situación

Imagínate que te encuentras en un bosque. Caminas por él durante un tiempo, mientras observas el paisaje. No tienes miedo, estás relajado, te sientes a gusto paseando y observando su belleza. Al cabo de un buen rato de paseo, encuentras una casa en un claro.

¿Cómo te imaginas que es la casa?

Segunda situación

Ahora imagínate que decides abandonar el lugar donde está la casa para seguir explorando el bosque. Y mientras estas caminando, te encuentras un libro tirado en el suelo.

¿Cómo crees que es el libro?

Tercera situación

Ahora decides seguir tu paseo. Pero resulta que en tu camino te encuentras con obstáculo inesperado, un muro.

¿Cómo crees que podrás pasar el muro?

Cuarta situación

Prosigues con tu paseo por el bosque, entonces, de repente, llegas a un río que lo atraviesa. Hace calor y decides darte un baño para refrescarte.

¿Cómo te lanzas al río?

Quinta situación

Ahora dejas el río y ya estás preparado para regresar a tu hogar. Sin embargo, repentinamente, te ves de frente con un gran oso que te impide el paso.

¿Qué haces para librarte del oso?

Resultado del test

Primera situación: ¿Cómo te imaginas que es la casa?

La casa de madera: esto significa que eres una persona tiendes a lo tradicional y a lo rústico. No te gustan las modernidades, ni las sorpresas, prefieres vivir en un ambiente tranquilo, apacible, seguro y predecible, la aventura no es lo tuyo, la aceptas con moderación.

Has escogido que te encuentras con una casa sin ventanas, lo que significa que eres una persona muy modesta, que incluso te infravaloras en exceso, además tiendes a encerrarte mucho en ti mismo, no dejas entrar a nadie o a asi nadie en tu intimidad, eres tremendamente selectivo.

Has escogido la casita que tenía ventanas, significa que eres una persona modesta, pero que muy social y de fácil relación con otras personas. No te gusta estar solo, prefieres rodearte de amigos y familiares siempre que puedes, aunque no te vanaglorias de tus posesiones ni de tus cualidades.

Has seleccionado la casa grande y con ventanas, significa que tienes una personalidad fuerte, con gran autoestima y que eres muy social. Te gusta rodearte de amigos, y de los que no son tan amigos, la cuestión es ser el centro de atención y hacerte ver. Para ti la soledad no es una opción.

La casa urbana:esto significa que tiendes a lo más moderno, que eres una persona de mente más abierta y que gusta de nuevas experiencias, con mayor preferencia por un entorno mucho más cosmopolita.

Has escogido la saca grande y lujosa, como un palacio o una casa fuera de lo común por sus lujos, significa que tienes una personalidad arrogante: eres consciente de tus habilidades, tienes una desbordante autoestima y sabes que mereces lo mejor porque estás entre los mejores.

Segunda situación: ¿Cómo crees que es el libro?

Has pensado en un libro viejo y pequeño, esto significa que en cuestión de amigos eres muy selectivo, tienes más bien pocos, pero éstos son muy buenos y duraderos, los tienes desde hace mucho y sabes conservarlos. La lealtad es tu virtud.

Has pensado en un libro viejo pero grande. En realidad te gusta tener muchos amigos y rodearte de gente, pero sobretodo son amigos de toda la vida, de la infancia incluso, te gusta más estar con viejos amigos que hacer nuevos. eres una persona muy leal, pero a veces te anclas demasiado en el pasado y esto te impide avanzar, ver las nuevas oportunidades en relaciones del presente, o incluso futuras.

Has pensado en un libro nuevo y pequeño, esto nos indica que eres una persona muy selectiva en cuanto a amistades, no sueles rodearte de mucha gente, prefieres tener pocos pero fieles. Por suerte, no te importa que sean amigos que acabas de conocer o que sean de hace muchos años, mientras te parezcan adecuados, en esto no tienes preferencias, te gustan las novedades.

Has escogido que te encuentras un libro grande y nuevo, esto significa que te gusta hacer siempre nuevas amistades, te rodeas de gente, eres muy extrovertido y te agrada sentirte acompañado, no importa sin son amigos nuevos o viejos, si son más o menos íntimos, la cuestión es tener gente siempre a tu alrededor, y si además conoces personas nuevas e interesantes, mejor que mejor.

Tercera situación: ¿Cómo crees que podrás pasar el muro?

Has pensado en rodear el muro, esto significa que tiendes a evitar los problemas, los rodeas para que no te manchen, sin intentar solucionarlos (esperas a que pasen por sí mismos).

Has pensado en saltar el muro, esto significa que afrontas los problemas, pero no buscas una solución definitiva, sino que tratas de disminuir sus consecuencias o desviarlos.

Has pensado en que lo mejor sería cavar un túnel para pasar el muro, esto nos habla de que tomas decisiones cobardes ante los problemas, en las que te escondes de ellos, aunque en un primer momento los intentes solucionar (es decir, buscas la solución que menos te “salpica”).

Has escogido seguir paseando, significa que eres incapaz de afrontar los problemas, y que éstos pueden llegar a detenerte por completo en tu vida diaria.

Has escogido la opción más acertada y a la vez inteligente, la de la puerta (¿quién dijo que no hay una puerta?), o simplemente abrir un agujero en el muro: esto significa que eres una persona que afronta los problemas, los encara y los soluciona, sin rodeos innecesarios.

Cuarta situación: ¿Cómo te lanzas al río?

Prefieres no bañarte por las amenazas, significa que eres reacio a mantener relaciones por el miedo a las consecuencias que puedan tener (embarazo no deseado, problemas en la relación, etc.).

Has escogido que te vas sumergiendo poco a poco en el agua, significa que no tienes problemas en mantener relaciones sexuales, pero quieres hacerlo poco a poco, con precaución y midiendo bien las posibles consecuencias.

Has decidido sumergirte rápidamente, simplemente te dejas caer, esto indica que no tienes problemas con las relaciones sexuales, las aceptas bien y no es un motivo de preocupación en tu vida (algo normal que hay que tratar como algo natural).

Has escogido que te lanzas de bomba al río, esto significa que te gusta mantener este tipo de relaciones, las buscas y las afrontas con deseo, a veces con promiscuidad y descuido.

Has decidido no lanzarte, esto significa que, de buenas a primeras, no te atrae la idea de mantener relaciones, o que el sexo es secundario en tu vida, aunque sí te agrada tener relación de pareja con serenidad y sin sorpresas.

Quinta situación: ¿Qué haces para librarte del oso?

Has escogido que quieres huir sin más, significa que tiendes a evitar a toda costa este tipo de amenaza. No intentas arreglarla o solucionarla, sólo escapas y lo evitas.

Has decidido subirte a un árbol, lo cual nos indica que no escapas, pero evitas el problema con una solución que quizá te sirva (el oso podría no subir) o quizá agrave el problema (si el oso sabe trepar, estarás atrapado a su merced).

Has escogido que intentas domar al oso, esto significa que afrontas las situaciones de conflicto personal mediante el diálogo, pero ¡ojo! si luego decides lanzarte a atacarlo, eres el tipo de persona que recurre a la violencia.

Has escogido la opción más inteligente e imaginativa, es el utilizar algo para acorralar o inmovilizar al oso. Podría ser una escopeta con dardos tranquilizantes, o una red, por ejemplo (nunca se dijo que no tuvieses un arma), esto significa que te gusta resolver de manera directa este tipo de amenazas: si tu bienestar personal se ve atacado no dudarás en buscar la manera más útil y valiente para salir de este problema.

Contenido relacionado: