El Hipocampo

Contenido

Estructura y localización del  hipocampo

El hipocampo es la estructura principal de la formación hipocampal o sistema límbico. Su nombre en latín significa “caballito de mar” y se llama así por su forma.

Se sitúa en la pared externa de los ventrículos laterales del cerebro y está formado por dos giros o pliegues del cerebro y el subículo (subiculum). Se comunica con diversas regiones de la corteza cerebral llamadas formación hipocampal, entre las que se encuentran la circunvolución dentada, la corteza entorrinal y el cuerpo mamilar.

En el cerebro adulto la Neurogénesis (formación de nuevas neuronas) se produce en la circunvolución dentada, que recibe información de otras áreas del cerebro y ayuda en la formación de la memoria y el aprendizaje.

El cuerno de Ammon se halla a continuación del subículo, y es la fuente principal de salida de la formación hipocampal. El subículo se conecta con la circunvolución parahipocámpica, una región de la corteza cerebral que rodea el hipocampo. La circunvolución parahipocámpica a su vez está involucrada en el almacenamiento y recuperación de la memoria.

El hipocampo, mediante sus conexiones, envía y recibe información de zonas muy relacionadas con el procesamiento de la información emocional, como la amígdala, el córtex prefrontal y / o la corteza cingular.

Funciones del Hipocampo: memoria y regulación emocional

Una de las funciones más importantes del hipocampo es el correcto funcionamiento de la memoria, especialmente con la formación de la memoria a largo plazo. En particular, el hipocampo parece jugar un papel importante en la memoria declarativa, un tipo de memoria que se encarga de almacenar información sobre los acontecimientos, por ejemplo nombres, fechas, eventos, etc. Pero no solo ayuda con el almacenamiento de este tipo de recuerdos, sino que también es responsable de la memoria espacial o de la ubicación de objetos y personas. Sin el hipocampo, ni siquiera podríamos recordar dónde está nuestra casa. Se ha demostrado que la enfermedad de Alzheimer afecta dañando esta área del cerebro.

En cambio el hipocampo no está involucrado con la memoria a corto plazo y la memoria procedimental (regula los recuerdos de cómo hacer las acciones motrices, como caminar). Estos se manejan principalmente por la corteza y el cerebelo.

Por otro lado, las neuronas que siguen naciendo en el hipocampo durante la vida adulta, borran viejos recuerdos para ayudar a formar los nuevos.

También se ha podido determinar que la amígdala es el nexo de unión funcional y anatómico entre las respuestas y los aspectos del procesamiento cognitivo emocional, y no el hipocampo, como se pensaba en un principio.

Lesiones del hipocampo

Las personas que por algún motivo han perdido la función de las principales partes del sistema límbico, pero todavía mantienen las del hipocampo, tienen memoria únicamente a largo plazo y no son capaces de registrar cualquier nuevos recuerdos o funciones.

Cuando se destruyen ambos hipocampos (derecha e izquierda), no se puede retener nada en la memoria. El sujeto olvida rápidamente cualquier mensaje recibido recientemente. El hipocampo intacto permite un animal comparar las condiciones de una amenaza actual con experiencias pasadas similares, lo que le permite elegir la mejor opción para garantizar su propia supervivencia.

Como ya hemos comentado, en la enfermedad de Alzheimer una de las primeras zonas que empieza a dañarse es el hipocampo. Por este motivo las personas que comienzan a perder su capacidad para formar nuevos recuerdos así como recordar información reciente. Sin embargo, y aunque el hipocampo se encuentre muy deteriorado, generalmente los recuerdos más antiguos tardan mucho más en desaparecer.

El septum

El área septal, o septum, se localiza en posición anterior en el hipocampo, formando la pared medial del ventrículo lateral.

El término septum significa tabique, y es un término anatómico que se utiliza para referirse a una partición o división. Es una estructura subcortical del cerebro anterior que se encuentra cerca de la línea media del cerebro. El septum en humanos se puede separar en dos estructuras: el septum pellucidum y el septum verum.

El septum pellucidum, que en latín significa “pared translúcida”, es una membrana delgada y casi transparente que va desde el centro del cerebro y el cuerpo calloso hasta el fórnix. Divide los ventrículos laterales, formando parte de las paredes de la región anterior de los ventrículos laterales. Se compone de una estructura delgada de dos capas de sustancia blanca, algunas neuronas, haces de fibras y vasos sanguíneos. El septum pellucidum está rodeado de neuronas que forman el tabique verum, que consiste en núcleos conocidos como los núcleos septales.

Por su relación, anatómicamente hablando, con estructuras como la amígdala, el hipotálamo o la formación hipocampal, el área septal parecería una estructura relacionada con los sistemas neurales de las emociones. Pero los estudios experimentales únicamente demuestran pequeñas relaciones funcionales con el procesamiento de la información emocional.

Lesiones del septum

La lesión de los núcleos septales produce hiperreactividad y un aumento de las conductas agresivas. En estudios con ratas de laboratorio, se ha podido comprobar que  este efecto se disipa dos semanas después de la lesión, momento en el que el animal se vuelve muy manos y pierde su rango social al grupo.

La estimulación eléctrica del tabique produce alteraciones de determinadas respuestas autonómicas y la implicación del área septal en las emociones parece ser indirecta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here