Meninges

Las meninges son las tres membranas de tejido conjuntivo que recubren el cerebro y la médula espinal. La función principal de las meninges, así como del líquido cefalorraquídeo es proteger el sistema nervioso central.

Estas tres capas, de fuera a dentro son: piamadre, duramadre y aracnoides.

Piamadre

La piamadre es una envoltura meníngea que se adhiere al tejido nervioso de la superficie del cerebro y la médula espinal, aunque no se encuentra en contacto con las células o las fibras nerviosas.

Es una membrana muy delgada compuesta de tejido fibroso cubierto en su superficie externa por una lámina de células planas que son impermeables al fluido. La piamadre es atravesada por vasos sanguíneos que viajan al cerebro y la médula espinal. Estos vasos sanguíneos entran en el tejido nervioso por medio de una membrana túneles, llamados espacios perivasculares. Antes de que estos vasos se conviertan en capilares, la piamadre desaparece.

Entre las neuronas y los elementos de membrana se encuentran los los astrocitos, que forman una capa muy delgada, unida a la cara interior de la piamadre.

Duramadre

La más externa de las tres meninges es la duramadre, una membrana fuerte, gruesa y densa (de ahí su nombre). Está compuesto de tejido fibroso denso, y su superficie interna está cubierta por células planas como las presentes en la superficie de la piamadre y la aracnoides. La duramadre rodea y soporta los canales venosos grandes (senos durales) que transportan sangre desde el cerebro hacia el corazón.

Es una de las pocas estructuras del cráneo capaz de sentir dolor. El cerebro en sí no puede.

Es, como hemos dicho, la más gruesa de las tres capas meníngeas y se encuentra en el periostio del hueso del cráneo. Rodea la médula espinal se separa del periostio y las  vértebras, dejando que entre ellos el llamado el espacio epidural, donde se encuentran algunas estructuras como las venas, tejido conjuntivo laxo y tejido adiposo.

La zona donde la duramadre está en contacto con la aracnoides es un lugar de fácil ruptura, y en algunas situaciones patológicas, puede producirse una acumulación de sangre fuera de la aracnoides, en el llamado el espacio subdural. Esto no ocurre en condiciones normales.

Aracnoides

Sobre la piamadre y separada de ella por un espacio llamado espacio subaracnoideo se encuentra el aracnoides, una membrana fina y transparente. Está compuesta de tejido fibroso y, como la piamadre, está cubierta por células planas que también se consideran impermeables al fluido.

La membrana aracnoides presenta una vascularización que se divide en dos partes, una en contacto con la duramadre y otra formada por unas finas conexiones entre la aracnoides y la piamadre. Los espacios entre las ambas dan lugar al espacio subaracnoideo, que está presente el líquido cefalorraquídeo, y protege al sistema nervioso central contra lesiones.

La aracnoides no sigue las circunvoluciones de la superficie del cerebro y, por lo tanto, parece un saco poco ajustado. Una gran cantidad de filamentos finos llamados trabéculas aracnoideas, que pasan desde la aracnoides a través del espacio subaracnoideo para mezclarse con el tejido de la piamadre. Las trabéculas aracnoideas son restos embriológicos del origen común de la aracnoides y la piamadre, y tienen una estructura frágil característica de estas dos meninges. La piamadre y la aracnoide juntas se llaman leptomeninges.

En esta membrana existen unos salientes se forman debido a la expansión de la aracnoides que perforan la duramadre, recibiendo el nombre de las vellosidades. Estas estructuras tienen la función de transferir el fluido cerebroespinal a la sangre. Este líquido pasa a través de la pared de la vellosidad y el seno venoso para alcanzar el torrente sanguíneo.

La enfermedad de las meninges: la meningitis

La meningitis es una peligrosa enfermedad infecciosa que ataca las meninges. Puede ser causada por patógenos tales como bacterias y virus, y también debido a lesiones, como los traumatismos craneoencefálicos. Esta enfermedad tiene un síntoma muy característico que es la dificultad de tocar la barbilla en el pecho, debido a la rigidez en el cuello. Otros síntomas de esta enfermedad son dolor de cabeza, fiebre, vómitos, náuseas y confusión mental.

Las meninges, estructura y función
2.9 (57.14%) 7 votos