Las altas capacidades intelectuales (AACC) es el nombre que nos referimos para englobar las personas que tienen unas características cognitivas diferentes del resto de la población. Su potencial intelectual y la capacidad para el aprendizaje es muy superior, por eso son personas que requieren una serie de medidas educativas diferenciadas para que su desarrollo cognitivo y emocional sea satisfactorio.

En qué consisten las Altas Capacidades o superdotación

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a una persona con altas capacidades como “aquella que cuenta con un cociente intelectual superior a 130“, aunque cada vez se utiliza menos este baremo para medir la inteligencia de las personas.

Los niños y niñas con altas capacidades son aquellos que aprenden de forma muy diferente, no especialmente son los estilos de aprendizaje, sino a la forma de aprender que resulta radicalmente distinta y que los diferencia de los demás.

Todos los niños son especiales, y poseen puntos fuertes o virtudes en ciertas áreas. Sin embargo, algunos niños poseen habilidades más avanzadas que requieren de ajustes en casa y en el colegio para ayudarles a crecer y a aprender. Mientras observas cómo tu hijo crece y se desarrolla, puedes haberte dado cuenta de ciertas destrezas o características diferentes de los niños de su misma edad. Por ejemplo, tu hijo puede:

  • Ser muy curioso y observador.
  • Utilizar palabras y razonamientos de más adulto.
  • Tener diferentes ideas inusuales.
  • Reconocer secuencias complejas y relaciones.
  • Dar con soluciones a problemas de forma inesperada.
  • Mostrar una gran memoria.
  • Hacer preguntas inusuales.
  • Demostrar talento avanzado en ciertas áreas (como matemáticas, ciencias, escritura, arte, música o interpretación).
  • Aprender letras o números temprano, y leer antes de una enseñanza formal.

Los niños pueden mostrar las altas capacidades de diferentes formas, y son normalmente los padres los primeros en darse cuenta de sus habilidades especiales. Si observas un gran número de estos comportamientos en tu hijo, puede ser una señal de que su desarrollo es de alguna forma avanzado.”

Prevalencia de las AACC

Según los rangos de puntuación de inteligencia  o CI observados en la población desde hace años, estadísticamente se considera que existe aproximadamente entre un 10 y un 15%  de la población que se encuentra por encima de la media, lo que se conoce como altas capacidades intelectuales (AACC). Y hasta un 2% de la totalidad de la población se halla en el extremo más a la derecha de la campana de Gauss.

No parece mucho, pero tampoco es tan baja la cantidad. Es el primer caso por ejemplo, si tenemos en cuenta que en un colegio es fácil que existan dos clases por curso escolar, lo que significa 25 alumnos por clase y 50 por curso, nos encontramos con una media de un superdotado por curso y colegio. En una escuela de dos líneas como es la de este ejemplo, tendríamos un total de 450 estudiantes, de los cuales entre 9 y 10 serían superdotados (ya no digamos los considerados con altas capacidades). En una ciudad con unos 100.000 habitantes, que en España suele tener un 15% de población comprendida entre los 0 y 15 años, ya existen 300 menores superdotados (y nos estamos dejando de lado la población adulta). A nivel de España y en todas las franjas de edad, estaríamos hablando de aproximadamente un millón de mentes con AACC.

Modelos y teorías sobre la inteligencia

Modelo basado en el rendimiento

En Estados Unidos poseen una gran experiencia en la educación de alumnos con altas capacidades. Actualmente existen varios modelos reconocidos para este tipo de estudios, como es el creado por el doctor Joseph Renzulli, del Instituto de Investigación para la educación de los Alumnos Superdotados (Research Institute for Gifted Education, University of Connecticut, USA).

Este especialista establece el Modelo de los Tres Anillos donde se analizan las características que el individuo superdotado debe poseer para ser considerado tal. Un superdotado posee, según Joseph Renzulli, la combinación de elementos propios de un buen sistema de tratamiento de información (inteligencia elevada), con una alta originalidad y pensamiento divergente (creatividad) y la motivación suficiente para garantizar la materialización de su potencial (implicación en la tarea).

Capacidad intelectual superior a la media

Aunque no tienen porqué ser extraordinariamente inteligentes. Está demostrado que la mayoría de las personas productivas no poseen puntuaciones de cociente intelectual.

Por tanto, un niño superdotado se diferencia de sus compañeros no tanto por su nivel de inteligencia, sino por su capacidad de aprender muchas cosas y resolver problemas mediante respuestas novedosas o por su facilidad para concentrarse en la realización de una tarea.

Los expertos educativos que tratan con niños superdotados proponen que el mayor peso sobre el pronóstico de la habilidad intelectual de un alumno se produzca con la evidencia de un alto nivel de rendimiento en el colegio (rendimiento demostrado durante un período de tiempo junto con los resultados de las correspondientes pruebas académicas).

Un alto grado de dedicación a las tareas

Dedican más energía para resolver un problema concreto o a una actividad específica que cualquier otra persona. La perseverancia es una característica significativa común a la mayoría de los superdotados.

Normalmente, esta característica no se detecta en el colegio, porque las tareas que se realizan no obligan a estar mucho tiempo concentrado en algo concreto. Los padres, sin embargo, tienen muchas oportunidades de observar este tipo de comportamiento y aportar numerosos ejemplos.

Altos niveles de creatividad

Suelen ser personas originales, ingeniosas, y poco corrientes. Si bien, normalmente, estamos de acuerdo acerca de las cosas que connotan creatividad, la dificultad ha sido siempre cómo medirla. Los test específicos que se dedicaban a cuantificarla no han sido muy satisfactorios ni subjetivos.

Sin embargo, el tipo y la naturaleza de los trabajos de esos estudiantes superdotados (mapas, poesías, experimentos científicos, juegos, bailes, disfraces, etc.) son indicadores mucho más fiables de la existencia de creatividad.

El Modelo de las Inteligencias Múltiples

Más allá de esta teoría de los anillos, va la Teoría de las Inteligencias Múltiples de H. Gardner (1983), en la cual existen tres ideas fundamentales:

  • La inteligencia no es una dimensión unitaria, sino más bien un conjunto de capacidades, talentos o habilidades cognitivas a las que denomina inteligencias. Según este autor, la inteligencia es la capacidad para ver problemas y crear productos que puedan ser valorados dentro de uno o más ámbitos culturales.
  • Cada una de estas inteligencias constituyen un sistema propio e independiente del resto.
  • Dichas inteligencias interactúan entre sí, de forma que un sujeto puede exhibirlas en un momento determinado, pero esta situación es fluida y cambiante.
  • Este autor no está de acuerdo con un modelo que considera la inteligencia de forma jerárquica y unitaria, ni tampoco con las implicaciones de este modelo en el ámbito de la medida de la inteligencia, especialmente con los tests de CI. La teoría MI fue propuesta en 1983 y en los últimos años ha ido adquiriendo relevancia, sobre todo en el ámbito educativo y escolar. En este artículo queremos describir esta teoría, sus puntos fuertes y débiles en el marco de la moderna psicología de la inteligencia.

Howard Gardner, ha propuesto la Teoría de las Inteligencias Múltiples (MI) según la cual las capacidades cognitivas humanas son siete:

  • la inteligencia lingüística,
  • la lógico-matemática,
  • la corporal-cinestésica,
  • la musical,
  • la espacial
  • y la social, que se divide en dos: la interpersonal y la intrapersonal

¿Por qué no siempre se detectan las Altas Capacidades?

Hemos de saber que en los estudios tradicionales, al limitar el concepto de superdotación a la obtención de altas puntuaciones en pruebas de inteligencia, confunden a veces los niños superdotados con aquellos enriquecidos ambientalmente, es decir, aquellos a los que se llama “niños despiertos”, muy estimulados por sus padres, puesto que los test tradicionales definen sólo el nivel de ejecución actual, que puede estar determinado por condicionantes como el entrenamiento y no tanto por las capacidades reales del niño/a.

En otras ocasiones no siempre somos capaces de detectar a un niño superdotado, ya que solemos pensar que son alumnos aplicados y de expediente académico brillante, mientras que, a menudo, acostumbrados a superar los primeros cursos sin esfuerzo y dominados por el aburrimiento que supone aprender a un ritmo más rápido que el del resto de compañeros, estos niños no desarrollan unos hábitos de estudio y no es raro que presenten bajo rendimiento escolar ante la falta de estimulación intelectual.

En la escuela se sienten desconectados de sus compañeros e incomprendidos por los profesores, se aburren en clase y consideran los contenidos poco interesantes o estimulantes. El caso más conocido de esto es el del Premio Nobel de Física, Albert Einstein, quien a los 12 años fue considerado poco apto para el estudio por sus profesores.

infografia-superdotacion-altas-capacidades

A todo esto se añade el hecho de que pueden ser también niños problemáticos en la escuela, si rechazan la autoridad de los maestros o resultan demasiado inquietos y activos.

Tampoco hemos de olvidar que los niños superdotados se caracterizan por un nivel intelectual alto, pero que cada uno como individuo tiene su propia personalidad, no son todos iguales. Esto significa que mientras a uno le puede recompensar mucho el hecho de ser felicitado y admirado por sus profesores gracias a sus hitos académicos y se muestre siempre dispuesto a aprender, otro puede que tenga otras motivaciones no tan académicas, puede tener un carácter más “pasota” por así decirlo y centrar sus cualidades en otros aspectos de la vida y sólo se les ve sus verdaderas aptitudes al darnos cuenta de lo rápido que adquiere conocimientos en general o por lo espabilados que se muestran.

No confundir con otras capacidades

La superdotación puede ser fácilmente confundida con otros fenómenos intelectuales que, por ser también escasos y extraordinarios, llevan a la idea de que un individuo es superdotado cuando realmente no lo es.

Algunos de estos rasgos excepcionales susceptibles de confusión pueden ser:

Talento

Por talento se entiende la focalización de una capacidad en un aspecto cognitivo o en una destreza para el desempeño o ejercicio de una ocupación. Una persona con talento rinde de manera destacada en una determinada área de conocimiento con independencia a la labor que puede realizar en otras áreas. Mientras que el superdotado dispone de una estructura cognitiva y unas capacidades de procesamiento de la información que se ajustan a cualquier contenido, el talentoso presenta una combinación de elementos cognitivos que le hacen especialmente apto para una determinada temática. Su estructura intelectual sería, por tanto, incompleta relación a la del superdotado, que posee un intelecto más universal.

Otro factor significativo es que para un individuo sea considerado talentoso ha de desempeñar una actividad socialmente y culturalmente aceptadas y reconocidas como de gran valor.

El talento se subdivide en áreas:

  • Inteligencia lógico-matemática y verbal (que se incluyen en la inteligencia general o el pensamiento convergente)
  • Creatividad (pensamiento divergente)
  • Liderazgo
  • Aptitudes académicas específicas
  • Capacidades motrices
  • Capacidades en las artes visuales y representativas
  • Capacidades artísticas

La persona con talento destaca en alguna de estos ámbitos de manera destacada, mientras, el superdotado sin destacar de manera llamativa mantiene nivel constante.

Se pueden distinguir distintos tipos de personas con talento dependiendo del campo en el que destaque:

  • Sujetos con talento en la variable “inteligencia general” (pensamiento convergente). Se caracterizan por una buena adaptación académica general (capacidad de concentración, método de trabajo, sólida estructuración de conocimientos, etc.). El nivel de socialización es medio y suelen mostrar una evolución emocional normal para su edad y clase social.
  • Sujetos con talento en la variable “creatividad” (pensamiento divergente). Poseen un perfil escolar irregular y acostumbran a estar bien considerados por sus compañeros, aunque pueden presentar, a menudo, comportamiento brusco. Suelen tener buenas ideas pero les falta metodología para desarrollarlas.
  • Sujetos con talento para el liderazgo. Son personas con un marcado carácter de líder, inteligencia social que les permite entablar relaciones con gran facilidad.
  • Sujetos con aptitudes académicas específicas. Muestran un elevado rendimiento en una o más áreas específicas. Tampoco tienen problemas para relacionarse socialmente y emocionalmente maduran de manera pareja a sus compañeros.
  • Sujetos con aptitudes psicomotrices. Suelen ser personas con grandes habilidades deportivas o con una especial capacidad para el baile. Destacan en rasgos como la flexibilidad, fuerza, resistencia, ritmo, coordinación… En cuanto al rendimiento en las tareas intelectuales y académicas de manera que no se puede generalizar. En la mayoría de los casos muestran un nivel muy aceptable de socialización y son muy valorados por sus compañeros.
  • Sujetos con aptitudes artísticas. A pesar de tener un rendimiento académico normal su socialización es irregular, siempre dependiendo del tipo de talento artístico que desarrolle.

Creatividad

La creatividad es definida como el facultad humana de identificar, plantear o solucionar un problema de manera relevante y divergente.

Uno de los pioneros que elaboró un estudio sobre la creatividad fue J.P Guildford. En la década de los años 50-60 del siglo XX realizó, desde el punto de vista científico, una verdadera teorización sobre el tema y diferenció cuatro variables que son las más frecuentemente utilizadas para medir a la creatividad:

  • La fluidez hace referencia a la capacidad de generara una cantidad considerable de ideas o respuestas a planteamientos establecidos.
  • La flexibilidad se refiere a la facultad de formulación de respuestas que pertenezcan a distintas categorías, provocando una búsqueda y una visión más amplia o sencillamente diferentes de la que se siempre se tuvo.
  • La elaboración consiste en añadir elementos o detalles a ideas que ya existen, modificando algunos de sus atributos. Exige manejar habilidades y gran cantidad de información.
  • La originalidad es el aspecto más destacado de la creatividad ya que implica pensar en ideas que a nadie se le habían ocurrido antes o visualizar los problemas de forma diferente.

El concepto de creatividad es una característica más que posee el superdotado. Se puede ser creativo sin ser superdotado, pero no viceversa. Para ser calificado como una persona con alta capacidad intelectual se ha de poseer creatividad.

El arte no es sólo el único vehículo de expresión de esta capacidad, pues existen otras formas igualmente válidas por medio de las cuales canalizar esta potencialidad.

Madurez precoz

Los niños superdotados maduran más rápido que el resto de sus compañeros que tienen la misma edad y muestran comportamientos que son propios de niños mayores.

En muchas ocasiones el desarrollo precoz no tiene porqué identificarse como superdotación pues en en la mayoría de los casos los niños se acaban igualando con los de su edad, o bien su diferencia se concreta en algún área, identificándose como talento.

Genio

Identifica a individuos con gran superioridad intelectual que realizan aportaciones muy relevantes para la sociedad. Los superdotados poseen esta facultad y se elevan sobre el nivel medio intelectual.

Perciben las relaciones íntimas entre las cosas, reúnen y combinan sabiamente los materiales, inventan o descubre creando y anticipándose a su tiempo promoviendo un nuevo punto de vista que supere los ya establecidos.

Brillantez

El término es entendido como una cualidad que posee un individuo que posee un alto grado de inteligencia, en comparación con los demás sujetos del entorno.

Una persona brillante muestra mayor rendimiento académico y es capaz de memorizar un mayor número de datos, etc…

Vídeo informativo sobre las Altas Capacidades Infantiles:

Enlaces de interés

Cuestionario de detección de niños superdotados. (3 – 4 años)
Cuestionario de detección de niños superdotados. (5 – 8 años)
Cuestionario de detección de niños superdotados. (9 – 14 años)

Altas Capacidades y Superdotación infantil, conceptos básicos
4.7 (94.29%) 7 votos.

2 Comentarios

  1. Me ha gustado mucho el desarrollo de este artículo. A partir de qué edad se puede identificar con más claridad las altas capacidades?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.