nina-inteligencia-matematicas

La Inteligencia lógico-matemática, ha sido considerada junto a la inteligencia lingüística, como un concepto único de Inteligencia. Quien es bueno es matemáticas y lenguaje, es inteligente. Howard Gardner, con su Teoría de las Inteligencias Mútiples, desmontar este mito y nos habla de la existencia de varios tipos de inteligencia.

La Inteligencia Lógico-Matemática es tan extensa que se le podrían dedicar varios artículos. La explicación de este tipo de inteligencia puede resultar altamente compleja ya que abarca una gran variedad de aspectos. Por un lado abarca las matemáticas, por otro la lógica, también el pensamiento humano, y un amplio abanico de conceptos. Así pues, se van a resaltar en el artículo los puntos más representativos para que el lector se haga una idea general.

Inteligencia Lógico-Matemática

La inteligencia lógico-matemática abarca muchos factores relacionados con el desarrollo analítico, sintético y la integración de la mente. Se pasa de un análisis de objetos concretos a un análisis abstracto. Primero se establece una relación entre la persona y el mundo de los objetos. Cuando esta relación madura, la mente se distancia del mundo material y pasa a un nivel abstracto. De esta forma se manipula mentalmente la información. Así pues, pueden efectuar mentalmente acciones sobre los objetos, ver las relaciones entre ellos, etc.

“Las matemáticas puras son, en su forma, la poesía de las ideas lógicas”.

-Albert Einstein-

La gente que destaca en este tipo de inteligencia suele pensar de forma más conceptual y abstracta. Posiblemente les guste trabajar con números, resolver problemas, analizar circunstancias, etc. Según Gardner “esta inteligencia implica la habilidad para detectar patrones, razón deductiva y pensar lógicamente”. Gardner afirma que las matemáticas ayudan en el desarrollo de la inteligencia lógico-matemática.

Las matemáticas son universales debido a su abstracción. Esto les permiten ser útiles en la música, en la historia, en la política, en la medicina, la agricultura, los negocios, la industria, la ingeniería, las ciencias sociales y naturales.

Características de las personas que destacan en Inteligencia Lógico-Matemática

  1. Disfrutan del proceso de entender las cosas.
  2. Suelen ser personas ordenadas.
  3. Les gusta hacerse preguntas.
  4. Trabajan con números, medidas, grados, dimensiones, ángulos, etc.
  5. Los experimentos científicos de manera lógica suele gustarles.
  6. Exploran patrones y relaciones.
  7. Gozan de buenas habilidades para resolver problemas.
  8. Disfrutan pensando a través de ideas abstractas.
  9. Son buenos resolviendo situaciones complejas.
  10. Se organizan a través de la clasificación y la categorización de la información.
  11. Suelen preguntarse sobre eventos naturales.
  12. Persiguen ideas.
  13. Les gusta encontrar patrones entre diferentes áreas de conocimiento.
  14. Se interesan en el “cómo”: ¿Cómo funciona algo? ¿Cómo es posible que ocurra X? ¿Qué se puede hacer al respecto?
  15. Gozan de una buena capacidad para el pensamiento abstracto.

Un poco de Lógica

A pesar de que se englobe dentro de una misma inteligencia, Gardner remarca que alguien que destaque en capacidad lógica no tiene porque ser muy avanzado en matemáticas. Mientras que las matemáticas se dedican al estudio de la abstracción y de las relaciones de los elementos mediante los números, la lógica realizaría el mismo proceso sin la utilización de estos. Aunque el objetivo y la metodología sería la misma. Tal como la describe la filosofía, la lógica es el estudio de los procesos de pensamiento y de razonamiento.

La lógica expone las leyes, los modos y las formas del conocimiento científico. Es una ciencia formal sin contenido, y se dedica al estudio de las formas válidas de inferencia. Se trata del estudio de los métodos y los principios usados para distinguir el razonamiento correcto del incorrecto.

Inteligencia lógico-matemática, desarrollo y cerebro

Tanto en lactantes, como niños de corta edad existen evidencias de conceptos sobre estimaciones y operaciones matemáticas básicas (Wood y Spelke, 2005). Los niños que todavía no hablan pueden distinguir entre unos cuantos objetos, es decir, esto induce a pensar que poseen de forma innata el sentido de cantidad. Esta característica la compartimos con primates. Sin embargo, el pensamiento matemático simbólico y verbalizado es adquirido y sólo aparece en el ser humano con el aprendizaje.

Los niños también capacidad de estimación (Lourenco y Longo, 2010). La capacidad viso-espacial está estrechamente relacionada con la estimación y está relacionada con la actividad de la corteza occipital y la parietal.

“Las matemáticas son un lugar donde puedes hacer cosas que no puedes hacer en el mundo real”.

-Marcus du Sautoy-

En niños más mayores el uso de los dedos será muy importante para sumar y restar. Las cortezas motoras y sensorial serán importantes, así como las áreas de audición y lenguaje (Cantlon, 2012). En un principio el cerebro utiliza el sentido viso-espacial de cantidad, y poco a poco lo va combinando con símbolos matemáticos que aprende y que están relacionados con el lenguaje. Los cálculos exactos dependen del lóbulo frontal izquierdo. Las aproximaciones o estimaciones matemáticas emplean el hemisferio derecho, aunque también tiene participación el izquierdo.

Regiones cerebrales asociadas al procesamiento matemático

  • El lóbulo frontal. Se destaca la corteza prefrontal, la corteza premotora y el área motora primaria.
  • Lóbulo parietal. Participa el área somatosensorial primaria y la corteza de asociación del lóbulo parietal.
  • Lóbulo occipital. Están involucradas la corteza visual primaria y la corteza de asociación del lóbulo occipital.
  • Lóbulo temporal. Incluye corteza auditiva primaria, corteza superior temporal y la corteza de asociación del lóbulo temporal.

Regiones cerebrales y capacidades

Estas áreas van madurando poco a poco. El niño activa alguna de estás areas y otras se van desarrollando dependiendo del estímulo recibido a través de la educación. Las áreas que maduran primero son las motoras, la somatosensorial, visual y auditiva. Las áreas que siguen en maduración son las secundarias motoras y las sensoriales. Posteriormente las áreas de asociación. Algunas de las últimas zonas en madurar son la corteza prefrontal y la corteza temporal superior encargada de integrar información proveniente de diferentes modalidades sensoriales. Terminan su maduración al final de la segunda década de la vida (Serra, Adan, Pérez-Pámies, Lachica y Membrives, 2010).

“Sin matemáticas, no hay nada que puedas hacer. Todo a tu alrededor es matemáticas. Todo a tu alrededor son números”.

-Shakuntala Devi-

La habilidad para leer y producir los signos de las matemáticas es más a menudo una función del hemisferio izquierdo. Mientras que comprender las relaciones y los conceptos numéricos parece comprender la participación del hemisferio derecho. Todo el cerebro funciona como un junto ya que si existen dificultades en el lenguaje, puede causar problemas en el entendimiento numérico.

Existe cierto consenso en que determinadas áreas cobran importancia en cuestiones lógicas y matemáticas: lóbulos parietales izquierdos y las áreas temporal y occipital de asociación que están contiguas a los lóbulos. Se concluye que la inteligencia matemática no es un sistema tan autónomo como otro tipo de inteligencias, sino que se trataría de una inteligencia más general.

Descubre el Test de Inteligencia Múltilpes

Bibliografía

  • CANTLON, J. F. (2012). Math, monkeys, and the developing brain. Proceedings of the National Academy of Sciences, 109 (1), 10725-10732.
  • GARDNER, H. (1993). Inteligencias Múltiples. La teoría en la práctica. Barcelona.
    Paidós.
  • GARDNER, H. (1996). Inteligencia Emocional. Barcelona. Kairós.
  • GARDNER, H. & LASKIN, E. (1998). Mentes líderes. Una anatomía del
    liderazgo. Barcelona. Paidós.
  • GARDNER, H. (2001). La inteligencia reformulada: las Inteligencias Múltiples en el
    siglo XXI. Barcelona. Paidós.
  • GARDNER, H. (2005). Inteligencias Múltiples. Revista de Psicología y Educación, 1, 17-26.
  • LOURENCO, S. F., & LONGO, M. R. (2010). General Magnitude Representation in Human Infants. Psychological Science, 21(6), 873-881.
  • SERRA-GRABULOSA, J. M., ADAN, A., PÉREZ-PÀMIES, M., LACHICA, J., & MEMBRIVES, S. (2010). Neural bases of numerical processing and calculation. Revista de neurologia, 50(1), 39-46.
  • WOOD, J. N., & SPELKE, E. S. (2005). Chronometric studies of numerical cognition in fivemonth-old infants. Cognition, 97(1), 23-39.
Inteligencias Múltiples: Inteligencia Lógico-Matemática
5 (100%) 3 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.