La Glándula Pineal

La glándula pineal es una de las glándulas endocrinas más pequeñas que existe (con apenas 8 mm) en el cerebro de los vertebrados, y a la vez más importantes que hay en el cuerpo.

También se conoce como cuerpo pineal, conarium, epífisis cerebral o el “tercer ojo”. Esta pequeña glándula controla, entre otras cosas, el patrón de sueño-vigilia del cuerpo.

Anatomía y función de la Glándula Pineal

Situada en el centro del cerebro, cerca de la glándula pituitaria, la glándula pineal recibe su nombre por su característica forma de árbol. Es de color gris rojizo y está formada por células pineales y células neurogliales. En las personas, tiende a solidificarse a una edad bastante temprana, entre los 12 y los 20 años, cuando ya se puede observar cierta calcificación.

La glándula pineal tiene varias funciones vitales, incluyendo la secreción de melatonina, la hormona que causa el sueño y regula ciertas funciones endocrinas. La glándula también ayuda al cuerpo a convertir las señales del sistema nervioso en señales para el sistema endocrino.

Fisiológicamente, junto con la glándula del hipotálamo, la glándula pineal controla el deseo sexual, el hambre, la sed y el reloj biológico que determina proceso normal de envejecimiento del cuerpo.

Melatonina: la hormona Glándula Pineal

La función principal es que glándula pineal segregar melatonina. La producción de melatonina es estimulada por la oscuridad e inhibida por la luz. Las células nerviosas son sensibles a la luz natural que entra por la retina del ojo y envía la señal al núcleo supraquiasmático, que pasa por la médula espinal y el sistema simpático hasta la glándula pineal, sincronizando nuestro sistema nervioso con el ciclo de día-noche.

La glándula pineal es la única que segrega la hormona melatonina. Los investigadores han determinado que la melatonina tiene dos funciones principales en los seres humanos: ayudar a controlar el ritmo circadiano y regular ciertas hormonas reproductivas.

El ritmo circadiano es un ciclo biológico de 24 horas que se caracteriza por patrones de sueño-vigilia. La luz del día y la oscuridad ayuda determinar nuestro ritmo circadiano. De forma que, la exposición a la luz detiene la liberación de melatonina, y a su vez, esto ayuda a controlar los ritmos circadianos.

La melatonina también ejerce una función en el desarrollo y funcionamiento de los ovarios y los testículos. Actúa como reloj biológico presentando una intensa actividad hasta llegados los 7 u 8 años, posteriormente la producción de melatonina empieza a decaer, y lentamente comienzan los primeros cambios hacia la madurez sexual.

Cabe decir que existen estudios que indican que la glándula pineal es muy sensible a determinados químicos ambientales. En algunos países se está viendo que las niñas llegan a la pubertad de forma más temprana, supuestamente debido a la exposición de ciertos componentes químicos que hay hoy en día en el ambiente y la comida.

La glándula pineal y su conexión espiritual

El concepto de la glándula pineal como el “tercer ojo” tiene su origen la creencia de la existencia de un vínculo entre el mundo espiritual y físico a través de esta estructura. Además de las funciones fisiológicas tan importantes de la glándula pineal, tradicionalmente ha sido considerada una parte del cerebro capaz de generar una conciencia superior y un enlace con el mundo metafísico. Además, la glándula pineal parece estar más activa durante la meditación y la visualización.

La glándula pineal y su importante función
4.9 (97.22%) 209 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.