ketamina

La ketamina es un agente anestésico disociador, que se usa principalmente en la práctica veterinaria y que presenta un alto potencial alucinógeno. Esta sustancia deriva de la fenciclidina, que se utiliza en medicina por sus propiedades sedantes, analgésicas y sobre todo, anestésicas.

Cómo funciona la ketamina

La ketamina es un agente anestésico disociador, cuyo nombre se debe a que distorsiona las percepciones visuales y auditivas produciendo sensación de aislamiento ambiental y del propio ser. La ketamina produce unos efectos similares a los de la droga conocida como PCP, cuya acción se genera sobre un tipo de receptor de glutamato llamado receptor NMDA.

Su acción produce un potente efecto psicoactivo que consiste en una disociación funcional y electrofisiológica entre los sistemas talamocortical y límbico. Esto evita que los centros superiores perciban estímulos auditivos, visuales o dolorosos sin provocar depresión respiratoria. Los ojos permanecen abiertos con una mirada perdida y por lo general se observa nistagmo. El efecto clínico de la Ketamina se define como “bloqueo sensorial somestésico con amnesia y analgesia”.

En dosis bajas produce disminución de la atención, de la capacidad de aprendizaje y de memoria. En dosis más altas, la ketamina puede causar estados similares al sueño y alucinaciones; y en dosis aún más altas puede provocar delirio y amnesia.

Como droga, es cada vez más es popular su consumo en ambientes recreativos como discotecas y fiestas, se incluye dentro de las llamadas “drogas del club”, entre las que se encuentran la GBL, la Mefedrona, el Butandiol y el 2CB entre otras. Debido a sus efectos psicotrópicos y disociativos. Popularmente se la conoce también como Polvo K. Sin embargo, es fácil abusar ella debido a su potencia y caer en una sobredosis accidental.

En qué formato se presenta la ketamina

La ketamina se puede adquirir en polvo, en pastillas o líquida. En su forma en polvo puede ser inhalada por la nariz o consumida por vía oral mezclada con alguna bebida. En su forma líquida puede ser también inyectada. Los efectos de fumarla o ingerirla tienden a ser menos intensos que si se inyecta directamente.

Debido al estado de ensueño y disociación que es capaz de crear esta droga, donde al usuario le resulta difícil moverse, y a que además es inodora e incolora, la ketamina se ha usado como una droga para la violación.

Efectos de la ketamina

Efectos a corto plazo

Los efectos de la ketamina duran aproximadamente una hora. Comienza alrededor de 2 a 5 minutos después de que la dosis ha sido fumada o tragada. Si es inyectada aparecen alrededor de los 30 segundos después de que se ha producido la inyección.

La primera sensación que aparece es una abrumadora sensación de relajación, a veces descrita como un zumbido de cuerpo entero. Algunos sienten que están flotando y otros incluso lo describen como si estuvieran fuera de sus cuerpos. Muchos experimentan alucinaciones que pueden durar más que los efectos anestésicos.

Las dosis más altas pueden producir efectos mucho más intensos, y los usuarios hablan de una sensación de desapego completo y total de sus cuerpos. Los efectos son similares a los descritos por personas que han tenido experiencias cercanas a la muerte, y se describe como estar en el “agujero K”.

Otros de los efectos que produce a corto plazo son:

  • Náuseas y vómitos.
  • Somnolencia.
  • Efectos cardiovasculares como hipertensión y taquicardia.
  • Depresión respiratoria.
  • Hipersalivación.

Efectos a largo plazo

Los principales efectos que se conocen a largo plazo son:

  • Deterioro cognitivo.
  • Problemas de memoria.
  • Depresión.
  • Ansiedad extrema.
  • Incapacidad mental.
  • Adicción.

Efectos secundarios

La droga tiene, por supuesto, efectos secundarios no deseados que pueden ser bastante problemáticos. Los efectos secundarios a corto plazo incluyen “malos viajes” o terribles alucinaciones. Al igual que con todas las drogas psicotrópicas, el placer de la alucinación depende del estado de ánimo del usuario, y si el usuario está tratando de escapar de la infelicidad, es probable que las alucinaciones sean desagradables.

Los efectos secundarios más habituales incluyen:

  • Desorientación y confusión general debido a la naturaleza anestésica de la droga.
  • Visión doble.
  • Enrojecimiento de la piel.
  • Pérdida de apetito y de peso.
  • Náuseas y vómitos.
  • Dolor en la zona de inyección.
  • Visión doble.
  • Movimientos oculares incontrolados.
  • Piel inusualmente caliente.
  • Erupciones cutáneas.
  • Dificultad para respirar
  • Micción dificultosa, ardiente y dolorosa.
  • Mareos, desmayos y aturdimiento al levantarse.
  • Labios, uñas y piel de color pálida o azul.
  • Excitación, nerviosismo e inquietud.
  • Ver, oír y sentir cosas que no existen.

Las dosis altas de la droga pueden dar lugar a lo que algunos describen como el “agujero K”, que puede incluir alucinaciones visuales y auditivas intensas y desagradables junto con una marcada desrealización y un aterrador desapego de la realidad con la sensación de estar “casi muerto”.

De todas formas, tal vez los síntomas más problemáticos de la ketamina son las náuseas y los vómitos, ya que pueden resultar muy peligrosos para aquellos que se encuentran en medio de un estado de confusión disociada, pues con frecuencia terminan en posición supina (boca arriba), presentando un serio peligro de asfixia por broncoaspiración.

Signos de dependencia a la ketamina

Existen algunos informes de personas que consumen desenfrenadamente la ketamina, y su conducta es muy similar a la que se observa en algunos individuos dependientes de la cocaína o las anfetaminas.

Los consumidores habituales de ketamina pueden desarrollar tolerancia y deseo incontrolable de consumir la droga, aunque no experimenten síntomas de abstinencia.

Referencias

Maeng S, Zarate CA Jr. The role of glutamate in mood disorders: Results from the ketamine in major depression study and the presumed cellular mechanism underlying its antidepressant effects. Curr Psychiatry Rep., 2007.

https://www.drugabuse.gov/es/publicaciones/drugfacts/las-drogas-de-club-ghb-ketamina-y-rohypnolr#anchor

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S021265670479486X/pdf?md5=fb0e9c78eceff51fe7bae1dd7cb029eb&pid=1-s2.0-S021265670479486X-main.pdf

La ketamina, ¿medicina o droga?
4.3 (86.67%) 3 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.