drogas-butanodiol

El 1,4-butanodiol (1,4-BD o butilenglicol) es una sustancia líquida espesa, incolora y prácticamente inodora, con un distintivo sabor amargo. Este compuesto químico se utiliza como disolvente industrial de pinturas y para fabricar algunos tipos de plásticos, fibras elásticas y poliuretanos.

¿Qué es el Butanodiol?

El butanodiol es un químico que se clasifica como una subclase de compuestos alcohólicos llamados dioles. Los dioles deben su nombre al hecho de tener dos sustituciones de alcohol (OH-) en su estructura. Está compuesto por una cadena de butano de cuatro grupos de carbono con un grupo alcohol unido a cada carbono terminal de esta cadena. Su nombre 1,4- butanodiol hace referencia a estas sustituciones de alcohol, que se encuentran en R 1 y R 4.

En humanos este compuesto actúa como depresor y precursor del GHB, donde 1 ml equivale a 1 g de GHB. Se usa como un embriagante recreativo con efectos similares al alcohol.

El 1,4-butanodiol, así como el GBL, son capaces de disolver la mayoría de los tipos de plástico, por esta razón se almacenan y transportan en recipientes de vidrio, cápsulas de gelatina estándar (no vegetarianas) o plástico de polietileno de alta densidad.

Es ilegal vender butanediol para su uso farmacológico. Sin embargo, a veces se usa como sustituto de otras sustancias ilegales como la gammabutirolactona (GBL) y el gamma hidroxibutirato (GHB). Desafortunadamente, el butanodiol es tan peligroso como GBL y GHB.

El butanodiol se ha utilizado para estimular la producción de la hormona del crecimiento y crecimiento muscular en fisicoculturismo, también para ayudar a perder de peso y solventar los problemas de insomnio.

¿Cómo funciona?

Cuando se ingiere el 1, 4-butanodiol, el hígado lo convierte en GHB gracias a las enzimas alcohol deshidrogenasa y aldehído deshidrogenasa, que es la misma enzima que degrada el alcohol. El butanodiol se convierte primero en 4-hidroxibutaldehído y luego es liberado al torrente sanguíneo antes de regresar al hígado para convertirse finalmente  GHB. Este proceso da como resultado un inicio mucho más lento de sus efectos que GBL o GHB.

El GHB ralentiza los procesos del cerebro, lo que puede causar la pérdida de la conciencia junto con la disminución peligrosa de la respiración y otras funciones vitales. También estimula la secreción de la hormona del crecimiento.

Efectos secundarios y seguridad

Efectos físicos del Butanodiol

  • Estimulación y sedación: a dosis más bajas, el 1,4-butanodiol es una droga estimulante, activa el movimiento y mantiene la vigilia. En dosis altas se transforma en un sedante físico, fomentando el sueño y el letargo.
  • Depresión respiratoria: la sobredosis produce un patrón respiratorio anormal, caracterizado por una respiración cada vez más profunda y, a veces más rápida, seguida de una disminución gradual que provoca apneas (una parada temporal en la respiración).
  • Ritmo cardíaco excesivamente lento
  • Náuseas: este efecto es más común con el 1,4-butanodiol que con el GHB.
  • Calambres en el estómago
  • Pérdida de control de motor
  • Mareo
  • Deshidración
  • Calambres musculares
  • Convulsiones
  • Movimientos oculares involuntarios
  • Salivación

Efectos cognitivos del Butanodiol

  • Fomenta la empatía, el afecto y mejora de la sociabilidad: el alcohol simplemente aumenta la sociabilidad mediante la desinhibición, pero el 1,4-butanodiol ofrece fuertes efectos entactogénicos (sentimientos de cercanía emocional hacia los demás), aunque más débiles que los del MDMA.
  • Euforia
  • Desinhibición
  • Anulación de la ansiedad
  • Deceleración del pensamiento
  • Agresividad
  • Amnesia
  • Confusión
  • Mayor sugestibilidad
  • Aumento de la libido
  • Aumento de la apreciación musical
  • Coma

El butanodiol no es una sustancia activa por sí misma; su mecanismo de acción proviene de ser un profármaco de GHB, ya que como hemos visto, convierte rápidamente en GHB en el cuerpo.

El GHB se considera una sustancia segura cuando se administra de manera responsable por un facultativo, y no hay peligro de toxicidad aguda cuando se toma este compuesto en las dosis apropiadas. Sin embargo, puede ser muy peligroso cuando se usa como droga recreativa o se abusa de su consumo. Y todavía es mayor dicho peligro si se consume en combinación con alcohol u otras drogas.

Las precauciones especiales y advertencias son las mismas que puedes encontrar en el GBL

Principales interacciones

Aunque muchas sustancias psicoactivas pueden ser relativamente seguras por sí solas, pueden volverse extremadamente peligrosas e incluso amenazar la vida cuando se combinan con otras sustancias. A continuación tienes algunas de las combinaciones potencialmente más peligrosas, aunque puede que no estén todas incluidas.

En los últimos diez años, de 194 muertes atribuidas o relacionadas con el GHB, encontró que la mayoría eran debidas a una depresión respiratoria causada por la interacción con el alcohol u otras drogas. En humanos, el GHB ha demostrado inhibir la tasa de eliminación de alcohol. Esto puede explicar el paro respiratorio que se ha producido en ocasiones tras la ingestión de ambas drogas. Estas sustancias potencian la relajación muscular, la sedación y la amnesia causada por el otro y pueden conducir a una pérdida inesperada de la conciencia en dosis altas. También hay un mayor riesgo de vómitos durante la inconsciencia y de muerte por broncoaspiración.

Depresores (alcohol, benzodiazepinas, barbitúricos, GHB / GBL, opiáceos)

Esta combinación potencia la relajación muscular, la amnesia, la sedación y la depresión respiratoria causadas por el otro. En dosis más altas, puede conducir a una pérdida repentina e inesperada de la conciencia junto con una peligrosa depresión respiratoria. También hay un mayor riesgo de vómitos mientras se está inconsciente y de muerte por asfixia.

Estimulantes

Es extremadamente peligroso combinar sustancias químicas depresoras con estimulantes debido al riesgo de intoxicación accidental. Los estimulantes enmascaran el efecto sedante de los depresores, que es el principal factor que la mayoría de la gente utiliza para medir su nivel de intoxicación. Una vez que los efectos estimulantes desaparecen, los efectos del depresor aumentarán significativamente, lo que provocará una desinhibición intensa, pérdida de control del motor y pérdida de conciencia. Esta combinación también puede provocar deshidratación severa si la ingesta de líquidos no es la adecuada.

Sedantes

Combinar fármacos sedantes con butandiol puede potenciar de manera impredecible la sedación, la pérdida de control motor, los delirios y la amnesia. También puede provocar una pérdida repentina de la conciencia acompañada de un grado peligroso de depresión respiratoria.

Antipsicóticos

Tomar butanodiol junto con otros psicofármacos puede aumentar los efectos nocivos de ambos compuestos con consecuencias graves del.

Medicamentos para el dolor (narcóticos)

Algunos medicamentos para el dolor pueden causar mareo y somnolencia. Como en el caso de los sedantes, combinar butanodiol con narcóticos es extremadamente peligroso.

Riesgos

Mientras sustancias como el GHB y el GBL son consideradas sustancias ilegales en la mayoría de países, el 1,4-butanediol se comercializa no solo como solvente, sino también como suplemento nutricional en el culturismo, para mejorar la muscular y ayudar a la pérdida de grasa. En algunos establecimientos también se puede encontrar como ayuda contra el insomnio e incluso como hormona del crecimiento.

Butanodiol o 1,4 BD, una droga sintética con muchos usos
4.5 (90%) 2 votos