La morfina y sus efectos

¿Qué es la morfina?

La morfina es un narcótico opiáceo que se utiliza como potente analgésico. De hecho, se usa mucho en medicina para paliar dolores agudos intensos como los que aparecen después de una operación quirúrgica o un infarto agudo de miocardio, aunque también se utiliza para aliviar dolores crónicos tan devastadores como los del cáncer, entre otros.

Realmente la morfina puede ser una gran opción para los pacientes con dolor; sin embargo, cuando se utiliza con fines recreativos o en dosis inadecuadamente altas, la morfina puede generar una fuerte dependencia y graves efectos secundarios.

Efectos a corto plazo de la morfina

Los principales efectos de la morfina son la euforia, una sensación de intensa relajación y disminución de la percepción del dolor.

La morfina está disponible de numerosas formas, como pastillas, inyectables, parches e incluso en supositorios.

Efectos secundarios

El uso de morfina puede causar una serie de efectos secundarios, que pueden ser desde leves a mortales. Estos efectos secundarios pueden incluir:

  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Picazón en la piel.
  • Pérdida de apetito.
  • Retención urinaria.
  • Estreñimiento.
  • Respiración superficial o lenta.
  • Ritmo cardíaco alterado o irregular.
  • Dolor de pecho.
  • Cianosis (coloración azul de la piel, labios, uñas, etc.)
  • Mareo.
  • Confusión.
  • Agitación.
  • Convulsiones.

Signos de sobredosis de morfina

Cuando se toman dosis excesivas de morfina pueden aparecer los siguientes signos de alarma:

  • Vómito incontrolado.
  • Dificultad respiratoria / paro respiratorio.
  • Bradicardia (ritmo cardíaco lento) / paro cardíaco.
  • Convulsiones.
  • Pérdida de consciencia.

En estos casos, es muy importante buscar ayuda de inmediato, ya que una sobredosis de opiáceos puede conducir a coma o la muerte.

Efectos a largo plazo del consumo de morfina

El principal riesgo asociado con el uso a largo plazo de la morfina es el desarrollo de adicción. Si esto llega a pasar, debemos saber que toda adicción a los opiáceos puede llegar a ser devastadora, y sus principales síntomas son:

  • Perder interés por la familia, los amigos y el trabajo.
  • Dar prioridad a la búsqueda y el uso de la morfina sobre todas las cosas.
  • No cuidar de la salud, aunque muchos de los problemas de salud estén relacionados con el uso de morfina (como en el caso de padecer dolores crónicos).
  • Generar problemas financieros como resultado tratar de obtener el medicamento de forma incontrolada.
  • Robar a los demás / involucrarse en actividades criminales.

A medida que su uso continúa y empeora la adicción, también puede experimentar síntomas de abstinencia muy incómodos en los momentos en los que no se está consumiendo.

La dependencia a la morfina

Con el tiempo, el cuerpo del consumidor crónico desarrolla una dependencia a la morfina. Esto puede ser muy peligroso si aparece la adicción a los opioides, ya que puede causar estragos en el sistema corporal.

A medida que genera tolerancia a la droga, la persona tendrá que tomar más y más morfina para obtener los mismos resultados, arriesgando su salud con posibles enfermedades respiratorias e incluso un posible paro cardíaco, así como un aumentando de la probabilidad dañar toda una serie de sistemas de órganos vitales. Además, la dependencia también comienza a controlar su vida, causando problemas como los mencionados anteriormente. La dependencia física a una droga como la morfina viene acompañada de una fuerte dependencia psicológica, provocando que el consumidor busque un acceso continuo a la droga, lo cual consume sus pensamientos y le hace actuar de forma peligrosa, abandonando sus intereses y responsabilidades.

Síntomas de abstinencia de la morfina

Cuando una persona entra en el círculo vicioso de una adicción, es tremendamente difícil salir de ella, ya que los síntomas de abstinencia suelen ser tremendamente desagradables, y la morfina no es ninguna excepción. Los principales síntomas de abstinencia de la morfina incluyen:

  • Ansiedad.
  • Irritabilidad
  • Transpiración.
  • Excesiva mucosidad en la nariz.
  • Diarrea.
  • Disminución del apetito.
  • Calambres.
  • Vómitos.

La abstinencia a los opiáceos no suele ser peligrosa para la vida, pero muchos tienen grandes dificultades para llevar a cabo este proceso por su cuenta, ya que la experiencia puede ser bastante desagradable y viene acompañada de fuertes impulsos seguir consumiendo la droga. Por esta razón, es preferible pasar el período de abstinencia en un entorno controlado y estructurado como son los centros de desintoxicación con la ayuda de un profesional médico.

La morfina, qué es y cuáles son sus efectos
4.8 (95%) 4 votos.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.