La mayoría de la gente quiere ser feliz, pero también quiere tener éxito

Y, mientras que cada persona posee una idea individualizada de lo que significa para ella la felicidad, el deseo general se basa en llevar una vida libre de estrés, de preocupaciones, de ansiedad y de miedo al futuro.

Aun así, a pesar de que nuestros grandes deseos de ser felices y exitosos en la vida, a menudo esto se encuentra lejos de la realidad. Por lo general, pasamos más tiempo cargados de emociones negativas que de emociones positivas. Ya sea debido a nuestras relaciones, nuestras finanzas, nuestra carrera, nuestra salud o nuestros objetivos, a menudo nos parece imposible superar el estrés asociado a las preocupaciones cotidianas.

Entonces, ¿cómo hacemos para hacer lograr lo que queremos? ¿Cuáles son las claves de la felicidad y el éxito? ¿Es esto realmente posible de lograr en la vida?

Piensa por un momento qué es lo que te hará verdaderamente feliz. Considera también lo que te hará sentirte como alguien de éxito en la vida. Una vez que averigües ambas cosas, estarás dando ya un paso hacia delante. Serás más consciente en tus decisiones del día a día, y esto te llevará a tomar las acciones más apropiadas para alcanzar sus objetivos. Cuando tienes un propósito en la vida, actúas de acuerdo a estos valores, y no dejas que la gente te diga qué hacer o cómo deberían ser las cosas.

Si realmente quieres lograr tus objetivos, es necesario que pongas en marcha algunas acciones y crear unos hábitos que te ayudarán a llegar hasta allí.

Las claves esenciales para la felicidad y el éxito

1. Anota tus objetivos

El primero que hagas por la mañana va a determinar cómo va a ser tu día. Programa tu mente para estar preparado para el resto del día a partir del momento en que despiertes, y de este modo podrás garantizar tener un día productivo y grande. ¿Cómo puedes hacerlo?, escribiendo tus metas al levantarte. Luego, una vez que hayas hecho esto, haz un círculo al objetivo más importante, el objetivo de que a largo plazo tendrá el mayor impacto en tu vida. Ahora hazte esta pregunta: “¿Qué acciones puedo hacer hoy que me acerquen más a este objetivo?” Anota todas las acciones que se puedas imaginar, y rodea con un círculo las dos más importantes para empezar por ellas. No te detengas hasta que las hayas terminado.

Este es un método muy potente de conseguir el estado correcto a primera hora de la mañana. En lugar de deambular medio dormido y tardar 30 minutos en despertar, pon en marcha tu mente para ser más productivo.

Otra poderosa razón para escribir tus metas es que al leerlas que nos hace sentir bien, es como si ya las estuviéramos llevando a cabo. Ya estás allí. El volver a leer y volver a escribir todas las mañanas, te aseguras estar en un estado proactivo en el que actúas en función de estos objetivos. Vas a tomar decisiones conscientes durante todo el día que apoyarán tus objetivos y te llevará más cerca de ellos.

2. Crea un poderoso sistema de creencias

Si nos fijamos cualquier persona de éxito para saber cuál es su regla número uno para lograr sus objetivos, verás que todas ellos tienen algo en común: Ellos creen en sí mismos, y no tienen miedo de decirlo. Si no crees en ti mismo, ¿quién va a creer?

Cuando la gente te pregunte acerca de tus metas en la vida, no tengas miedo de decirlas en voz alta. Si tienes metas altas, puede ser que se rían de ti y te miren raro. Pero si estás inseguro acerca de tus objetivos, tomarás las decisiones inseguras que no conducirán a ninguna parte. No tengas miedo de ir contracorriente. Después de todo, ¿cuántas personas en el mundo hoy en día en realidad están viviendo el sueño? Lo más importante es creer en ti mismo. La gente te respetará por tener las agallas para ir en busca de lo que realmente deseas.

3. Invierte en ti mismo

Una vez se le preguntó a un hombre sabio cuál es la mejor inversión posible que alguien podría hacer. Su respuesta fue corta, dulce y simple: “Invertir en ti mismo.”

El nombre del hombre es Warren Buffett. Él es conocido como el mayor inversor del mundo, y de acuerdo con Forbes tiene un valor neto de 53,5 mil millones de dólares. La contratación de un entrenador personal, la compra de alimentos saludables, los libros y la educación no son gastos, son inversiones: ¡Invierte en ti mismo!

Algunas cosas que puedes hacer hoy para invertir en ti mismo son:

  • Haz ejercicio. El ejercicio físico libera endorfinas y te hace sentir mejor. Además aumenta la productividad y los niveles de energía. Al invertir tiempo en el gimnasio estarás en mejores condiciones para manejar las tareas diarias y lo que la vida le depare. Cuarenta y cinco a cincuenta minutos es todo lo que necesita, en realidad es el mejor momento para disparar en un entrenamiento.
  • Toma comida saludable. Cuando vayas al supermercado, pregúntate: “¿Qué alimentos nutren mi mente y mi cuerpo para sentir y obtener mejores resultados?” Te está preparando para el éxito y debes hacerte consciente de qué alimentos le darán el poder, por lo tanto, toma mejores decisiones.
  • Empieza a leer libros. Todo el mundo compra los libros, pero muy pocos realmente los lee de principio a fin. Pocos leen los libros que compran, pero menos aún recuerda lo que leen. Deja de leer libros y empieza a estudiar los libros.
  • Toma notas. Nunca salgas de casa sin un boli y un pedazo de papel. Las mejores ideas a menudo vienen en los momentos menos apropiados, escríbelas. No confíes en tu mente para recordar, pues tal vez te olvides. Anotándolo de inmediato para vaciar tu mente y que puedan aparecer más ideas.
  • Aprende una nueva habilidad. Aprender algo nuevo cada día, una nueva habilidad o una nueva palabra te dará poder. Una nueva habilidad cada día es igual a 365 nuevas habilidades al año. Ahora imagina donde podrías estar en un año a partir de ahora, si empiezas hoy…
  • Haz algo por ti mismo. Sí, el trabajo duro es un factor importante para tener éxito, pero al menos una vez al mes hacer algo divertido, algo escandaloso y espontáneo que te haga sentir vivo. Diviértete y disfruta.

arriba-abajo

4. Sé agradecido

El vivir en un estado de carencia es un gran perjuicio para nosotros. Todo sobre nuestro enfoque se traslada inevitablemente hacia este estado de carencia. Sólo vemos lo negativo de no tener lo que queremos en la vida. Por otra parte, cuando nos centramos en abundancia y estamos agradecidos por lo que tenemos, incluso cuando tenemos que pasar por el dolor y el fracaso, vivimos en un estado abundancia.

La felicidad y el éxito nunca llegarán hasta que estemos completamente agradecidos por lo que tenemos. Incluso si pensamos que todo lo que tenemos son problemas, tenemos que estar agradecidos por ellos. Porque, si tuviéramos que comparar nuestros problemas con los de otras personas de todo el mundo, os puedo asegurar que los veríamos con otros ojos.

Siempre hay otros que están viviendo en una alternativa mucho peor en la vida que nosotros. Hay atrocidades indecibles que se producen en este mismo momento en los lugares donde la gente no tiene las mismas oportunidades. Pero, independientemente de eso, siempre tenemos que estar agradecidos por lo que se nos ha dado, no importa lo que la mano que hemos sido tratados. Sin eso, no tenemos nada.

Para lograr establecer el hábito de la gratitud, coge un trozo de papel y anota todo por lo que estás agradecido en tu vida. Hazlo cada día. Y asegúrate de escribirlo. No te limites a pensar en ello. ¿Por qué? Pues porque escribir las cosas traslada lo abstracto a la realidad. En ese momento se pone en marcha una cadena de impulsos en las neuronas del cerebro que empiezan a experimentar algo de una forma completamente diferente que si sólo pensáramos en ello.

Incluso si piensas que no tienes nada que agradecer, oblígate a encontrar algo. Puedes estar agradecido por la capacidad de leer y escribir, por tener capacidad para la razón y la lógica, por los amigos, la familia, mascotas, tener comida en tu plato, un techo sobre tu cabeza y así sucesivamente.

5. Estar presente

No hay nada peor que quedar atrapados en el pasado o preocuparnos constantemente por el futuro. Pero, por otra parte, muchos de nosotros somos incapaces de apreciar el aquí y el ahora. Por lo general, estamos más preocupados por lo que va a pasar mañana o lo que sucedió ayer en lugar de detenernos y estar presentes.

Pero ¿qué significa estar presente? Y ¿Por qué es una de las claves de la felicidad y el éxito? Bueno, es algo similar a la del simple acto de gratitud, estando presentes nos detenemos a apreciar las maravillas que existen a nuestro alrededor, la belleza de todas las cosas que nos rodean, y el viaje que llamamos vida. Esto nos ayuda a superar los temores del mañana y los pesares de ayer.

Esto no quiere decir que tengamos que ignorar nuestros problemas. Los problemas son una señal de vida. Y siempre vamos a tener problemas. Si estás pensando que serás feliz o alcanzarás el éxito cuando tus problemas desaparecerán, te equivocas. Nunca estaremos libres de problemas. Nunca.

Al estar presente reconocemos que tenemos problemas, pero no permitimos que estos problemas interfieran con nuestros objetivos diarios.

6. Maneja el tiempo con eficacia

Este es un hábito que va a influir tanto en tu felicidad como en tu éxito total en la vida, es la capacidad de manejar el tiempo de manera efectiva. Los que saben manejar su tiempo de forma efectiva, saben cómo hacer malabares con las tareas diarias con el fin de salir adelante. Se centran en sus objetivos a largo plazo y priorizan las actividades que les ayudarán a moverse hacia adelante en lugar de dejarlos atrás.

Cuando no gestionamos eficazmente nuestro tiempo, aumentamos nuestra probabilidad de caer en el estrés, la ansiedad, el miedo y la preocupación. Estamos tan atrapados en el día a día para dar respuesta a los factores estresantes de la vida, que no podemos hacer frente de forma preventiva a las cosas que nos ayudarán a evitar las crisis y emergencias en el futuro.

Las pérdidas de tiempo se llevan momentos preciosos lejos de nuestros objetivos a largo plazo, haciéndolos más y más inalcanzables cada vez. Además, nos volvemos más infelices cuando no se cumplen las cosas que realmente queremos en la vida, e incluso empezamos a caer en el pesimismo y la decepción cuando miramos hacia atrás y vemos todo lo que no hemos hecho por gestionar mal nuestro tiempo.

Todo el mundo en este mundo tiene la misma cantidad de tiempo. Tenemos sólo 24 horas al día, lo que equivale a 1.440 minutos o 86.400 segundos. No es importa cuán rico o pobre sea, alto o bajo, el color de su piel, su religión, o su ubicación geográfica, nadie tiene más tiempo que el otro.

No permitas que la vida te lleve sin más. Enfoca tu energía y tu entusiasmo, encuentra un sistema que funcione para ti y trabaja para lograr tus metas.

7. Enfócate en la salud y el bienestar

La salud y el bienestar son una parte importante de la fórmula felicidad y el éxito, y una de las mayores claves para el logro de ambos. Cuando hacemos cosas que nos perjudican como comer en exceso, consumir mucho alcohol, tomar drogas y similares, no sólo tiene un efecto adverso sobre nuestro cuerpo, sino también sobre nuestra mente.

La composición química y la neuroquímica del cerebro, y las hormonas del estrés que segregamos cuando abusamos de sustancias o no nos ocupamos de nuestro cuerpo, pueden alterar nuestra motivación y deseos de mejorar nuestras vidas.

Nuestro enfoque general tiene que ser hacia la salud. El día debe comenzar y terminar saludable. Esto no significa que la vida tenga que ser aburrida. Pero si quieres salir adelante, ser feliz y exitoso, es necesario que te asegures de que estás cuidando tu cuerpo. Un cuerpo limpio es una mente limpia. Así es como va. Reduce la ingestión de calorías, bebidas carbonatadas alcohólicas y no, etc.

También tenemos hacer cosas como meditar y relajar la mente. Toma clases de yoga o instaura un régimen de ejercicio para incorporar hábitos saludables en tu vida. No siempre es fácil. Sin embargo, se hace más fácil con el tiempo.

Un estudio encontró que la formación de hábitos puede llevar de 18 a 254 días para formarse, con un promedio de 66 días para solidificarse, así que tenlo en cuenta. Ya sea porque estés tratando de dejando un mal hábito o iniciando uno nuevo, esto va a tomar tu tiempo. No te desanimes si no se produce de forma inmediata.

A veces las cosas se ponen difíciles y el camino parece demasiado largo. Pero tienes que seguir. Volver a analizar tus objetivos y empezar a imaginarlos, de repente habrás cambiado tu estado y ya estarás en el camino correcto de nuevo.

No importa la edad que tengas, de dónde eres o lo que haces para ganarte la vida, todos tienen algo en común: el deseo de ser felices.

También te puede interesar: El significado de Namasté
Frases para el éxito

7 Claves imprescindibles para la felicidad y el éxito en la vida
Vota este artículo!

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.