Si bien todas las situaciones sociales por las que pasamos nunca son iguales, sí podemos elegir cómo responder a esas situaciones. Podemos evitar compromisos sociales debido a sentimientos de inferioridad o insuficiencia, de preocuparse por lo que otros piensen de nosotros. O podemos mirar las invitaciones sociales como oportunidades para desarrollar nuestras propias habilidades interpersonales y con el mínimo esfuerzo podemos llegar a sentirnos cada vez más cómodos en cada nueva reunión o evento. Utilice estos sencillos consejos para aprender cómo superar la ansiedad social y fomente la confianza en sí mismo durante el proceso.

6 Consejos para Superar la Ansiedad Social

Práctica

En lugar de evitar o rechazar invitaciones sociales por completo, empieza a aceptar invitaciones a reuniones más pequeñas o menos intimidante. Las reuniones más pequeñas pueden ofrecer grandes oportunidades para practicar las habilidades sociales y conocer gente en un ambiente menos amenazante. Además, si el anfitrión no le importa, puedes llevar a un amigo, esto te va ayudar a sentirte más a gusto. Trata de estar disponible a las invitaciones que le hagan y empieza practicar y a socializar con los demás.

Sé tu mismo

La gente generalmente quiere llegar a conocerte tal como es. Sé tu mismo y deja que tu ser interior fluya. Recuerda, nadie es perfecto, así que no hay expectativa.

Haga preguntas

A la gente le gusta hablar de lo que saben y la gente sabe acerca de sí mismos. Una forma de interactuar con extraños es hacerles preguntas. Preguntar acerca de sus antecedentes, cómo les gusta pasar sus vacaciones, o lo que les gusta hacer para divertirse. La gente naturalmente se abre con facilidad si hace esto, inicie con preguntas sencillas.

Respirar

Respira profundamente si empiezas a entrar en pánico en cualquier situación social. Si es necesario, excúsate por unos momentos y busca un lugar donde puedas estar solo. Respira profundamente. Inhala y exhala con respiraciones controladas. Continua respirando así hasta que empieces a sentirte cómodo de nuevo; el flujo de oxígeno al cerebro te relajará y te calmará.

Hablar de tu problema

Habla sobre tu intimidación social con un amigo o familiar de confianza. Habla con ellos de tus miedos y preocupaciones, y pide ayuda cuando sea necesario. Considera la posibilidad de asesoramiento o ayuda profesional si la ansiedad es muy fuerte.

Únete a un club u organización

Los grupos y clubes son grandes lugares para practicar la interacción social, especialmente cuando se hacen con personas que comparten tus mismas pasiones. Encontrar un grupo que se alinee con tus aficiones y sueños y haz un compromiso personal de conocer una nueva persona en cada reunión. Te sorprenderás de lo fácil que fluye la conversación cuando se comparte algo en común con otra persona. Hubo un momento en que me sentí abrumado en reuniones sociales. Por desgracia, el miedo impedía mi capacidad de relacionarme con los demás, establecer nuevos contactos, y conocer personas con mis mismos problemas me ayudó mucho. Con mucha práctica, finalmente he superado mi ansiedad social, como resultado, he formado algunas amistades preciosas. Estamos llamados a la comunión unos con otros, compartir el pan con los otros, orar unos con otros, y caminar por la vida con otros.

Desafortunadamente, esto puede ser muy difícil cuando sufrimos miedo y ansiedad. Afortunadamente, el miedo y las inseguridades pueden ser superadas. Cambia tu actitud acerca de las situaciones sociales abrazándolas como oportunidades para aprender y crecer a partir de la confianza.

Te puede interesar: ¿Timidez? o… ¿Ansiedad social?

German Álvarez

6 Consejos para Superar la Ansiedad Social
Vota este artículo!