insula

Saborear, sentir indignación ante algo que nos parece injusto, regular nuestra presión arterial cuando estamos corriendo o incluso sentir excitación sexual. Muchas de estas experiencias tienen una importante relación con una zona de nuestro cerebro parecida a una isla o “ínsula” (en latín), una interesante región encefálica que hasta hace muy poco ha sido una gran desconocida y de la que hoy hablaremos.

¿Qué es la ínsula?

La ínsula es una importante región del cerebro que se encuentra implicada en múltiples funciones: parece tener una gran relación con las emociones básicas como el amor, la tristeza, el odio o la felicidad. Además, tiene un papel muy importante en cuanto a la regulación del cuerpo para conseguir la homeostasis y su implicación en la percepción de conciencia de nosotros mismos y de las experiencias emocionales subjetivas, es otro de sus papeles más destacados.

¿Dónde se encuentra la ínsula?

La ínsula se encuentra ubicada en la profundidad del surco lateral, la fisura que separa el lóbulo parietal y frontal y el lóbulo temporal y parietal en su parte superior. Existe una ínsula en cada hemisferio cerebral que queda cubierta por estas regiones corticales superpuestas, por lo que la ínsula solo puede visualizarse desde ciertos cortes en los que se observa la profundidad del cerebro. Su estructura se divide en dos partes:

  • La zona anterior de mayor tamaño, recibe una proyección desde el núcleo central medial del tálamo y desde el núcleo central de la amígdala, estructuras muy implicadas en la integración de la información sensorial y el procesamiento de emociones, respectivamente. Además, se ha encontrado que esta zona también está en interconexión con el lóbulo temporal, occipital y
  • La zona posterior, más pequeña, se conecta de manera reciproca con la corteza somatosensorial secundaria, así como con los núcleos inferiores del tálamo especializados en transmitir la información sobre nuestro cuerpo como la temperatura, el picor, el dolor o la necesidad del oxígeno.

insula

Principales funciones de la ínsula

La ínsula funciona como un centro integrador de diferentes sistemas como el autónomo o el sistema audiovisual. Esta región cerebral tiene una fuerte implicación en los procesos emocionales, de autoconciencia e incluso en procesos del lenguaje, gustativos y olfativos. A continuación, explicamos algunas de sus relevantes funciones.

Procesadora de emociones

La ínsula está muy relacionada con el sistema límbico, clave en los procesos emocionales. Según el neurocientífico Antonio Damasio, esta región cerebral consigue que seamos conscientes de las sensaciones corporales que tenemos ante un evento concreto, es decir, consigue que sepamos interpretar aquello que entendemos por sentimientos, según nuestros estados corporales.

Se afirma que la ínsula está implicada en procesos emocionales tan importantes como el amor materno, el amor romántico, el miedo, la tristeza, la felicidad, la empatía o la excitación sexual entre otros.

Conciencia interoceptiva

Existen resultados de imágenes por resonancia magnética funcional que indican que la ínsula anterior derecha se activa cuando las personas establecen conciencia sobre nuestro propio cuerpo, como por ejemplo al escuchar los latidos de su corazón. Además, se implica en el control de la presión arterial, particularmente durante el ejercicio, la medición de la temperatura corporal, las sensaciones abdominales y de la vejiga entre otras

Más allá, la ínsula tiene un gran papel en la capacidad de sentir medir del grado de dolor e incluso se la relaciona con el sentimiento de empatía ante el dolor ajeno.

Además de estas percepciones, la ínsula también está implicada en procesos perceptivos relacionados con la risa o el llanto, la compasión o la escucha pasiva de música.

Las emociones sociales

Parece que la ínsula, en concreto la zona anterior, está muy implicada en el procesamiento de ciertas emociones sociales. Su actividad se relaciona con sensaciones tales como la empatía e incluso el orgasmo, así como el disgusto ante las injusticias o ante la apariencia física y el olor de otras personas.

Homeostasis

La homeostasis es la tendencia de los organismos al equilibrio y la estabilidad, llevando a cabo las compensaciones necesarias para afrontar los cambios que puedan poner en peligro esta estabilidad. Parece que la ínsula posee un papel muy importante para lograr este estado homeostático, consiguiendo controlar las funciones autónomas del sistema nervioso y garantizando el funcionamiento básico del organismo.

Control motor

Algunos neurocientíficos atribuyen a la ínsula un rol de “comando central”, una especie de directora pasiva que mantiene los movimientos básicos para la supervivencia como la motilidad gástrica, el acto de tragar al comer, el movimiento de las manos y ojos o incluso la regulación de la frecuencia cardiaca durante el ejercicio.

insula

Condiciones clínicas relacionadas con la ínsula

Dada su alta funcionalidad los daños o cambios en esta zona cerebral pueden ocasionar diferentes consecuencias. Entre algunas de estas consecuencias se encuentra la afasia expresiva progresiva, un deterioro de la capacidad comunicativa y lingüística en el cual as personas no pueden comunicarse con fluidez. Esto se da por una atrofia de la corteza insular anterior.

Otros estudios demuestran que el funcionamiento de la ínsula se relaciona con trastornos de ansiedad, así como anorexia nerviosa; además, daños en esta región pueden conllevar a una persona hacia la apatía, la falta de libido y la inhabilidad para diferenciar comida fresca de comida en mal estado.

Además, la ínsula tiene fuertes implicaciones en la adicción a las drogas, ya que diferentes estudios con imágenes demuestran como se activa cuando las señales del contexto hacen que una persona drogodependiente sienta de nuevo deseos de consumir. Estos estudios se han focalizado en diferentes drogas como heroína, cocaína o nicotina, dando siempre los mismos resultados. De hecho, hace años que se demostró como pequeñas lesiones en la ínsula hacían que las personas fumadoras no sintieran ningún tipo de síndrome de abstinencia al dejar de fumar.

Gracias a la neurociencia, los avances en esta materia cada vez son mayores y regiones cerebrales como la ínsula que hasta hace pocos años eran grandes desconocidas, comienzan a mostrar sus muchas e importantes funciones e implicaciones, algunas aun por descubrir en ese misterioso desconocido que es aun el cerebro humano.

Referencias bibliográficas

https://www.sciencedirect.com/topics/neuroscience/insular-cortex
https://reliawire.com/insular-cortex/
https://www.neuroscientificallychallenged.com/blog/2013/05/what-is-insula
https://neuro.psychiatryonline.org/doi/full/10.1176/appi.neuropsych.260401

La ínsula qué es, donde se encuentra y cuál es su función
5 (100%) 4 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.