Anhedonia

La Anhedonia se define como la incapacidad de sentir y experimentar placer, así como la pérdida del interés por las cosas.

Las personas que experimentan anhedonia pierden todo el interés por llevar a cabo actividades que solían disfrutar y tienen una menor capacidad para sentir placer. Presentan una sensación profunda de apatía y desgana. Es un síntoma central del trastorno depresivo mayor, pero también puede ser un síntoma de otros trastornos de la salud mental. Hay personas que experimentan anhedonia sin necesidad de padecer trastorno mental alguno.

Tipos de anhedonia

Los dos tipos principales de anhedonia que son la anhedonia social y la física.

La anhedonia social es una falta de interés por el contacto social y la falta de placer en las situaciones sociales. La anhedonia física es la incapacidad de sentir placeres táctiles tales como comer, tocar, o el sexo.

Síntomas principales de la anhedonia

Todo el mundo ha experimentado tristeza alguna vez, es algo normal. La tristeza puede aparecer tras la  pérdida de algo importante, como ocurre después de una ruptura sentimental, o tras  perder un puesto de trabajo, un amigo o una mascota. Es estos momentos es normal sentirse triste, no tener ganas de hacer nada, querer dormir todo el día o perder el apetito. Todos hemos pasado por algo así. Pero estos sentimientos normalmente disminuyen con el tiempo, y la vida vuelve a la normalidad después de un período de dolor. La depresión, en cambio, es algo totalmente diferente.

La depresión es uno de los trastornos mentales más comunes, y la anhedonia forma parte de esta enfermedad. Pero que poder entender mejor las características de la anhedonia, os ofrecemos el siguiente listado síntomas característicos:

  • Pérdida de interés por todas o casi todas las actividades del día a día
  • Pérdida o aumento significativo de peso
  • Cambio en los patrones de sueño: insomnio o exceso de sueño
  • Sensaciones físicas inquietud, agitación o una sensación de “enlentecimiento”
  • Fatiga o pérdida de energía casi a diario
  • Sentimientos de inutilidad o culpa sin fundamento
  • Incapacidad para concentrarse, dificultad para pensar y tomar decisiones
  • Pensamientos repetidos de muerte o suicidio
  • Retiro social y dificultades de adaptación a las distintas situaciones sociales
  • Sentimientos negativos hacia uno mismo y los demás
  • Reducción de la expresión emocional, incluyendo el tener menos expresiones verbales y no verbales
  • Tendencia a mostrar emociones falsas, pretendiendo mostrar felicidad cuando no se siente
  • Pérdida de la libido o la falta de interés en la intimidad física
  • Problemas físicos persistentes o trastornos psicosomáticos

Como podemos imaginar, estos síntomas causan una grave perturbación en el funcionamiento del día a día y, a menudo traen problemas en el trabajo y la vida familiar. Hemos de tener en cuenta que cuando alguien es diagnosticado con depresión, está padeciendo una enfermedad tan grave como cualquier enfermedad física.

Causas de la anhedonia

Como ya hemos dicho, la anhedonia es un síntoma central de la depresión, aunque no todos los que están deprimidos experimentan anhedonia. También debemos saber que los medicamentos como los antidepresivos y antipsicóticos utilizados para tratar la depresión, puede causar la anhedonia.

La esquizotipia es otro trastorno psicológico en el que ciertos rasgos de personalidad pueden desarrollarse síntomas típicos de la anhedonia social, y lo mismo ocurre con la esquizofrenia.

La anhedonia también puede aparecer como consecuencia del consumo de drogas o por padecer mucho estrés o ansiedad vital.

Factores de riesgo de la anhedonia

Los antecedentes familiares de depresión mayor o esquizofrenia son un factor de riesgo para  la anhedonia. Otros factores de riesgo son:

  • Un evento traumático o estresante reciente
  • Un historial de abuso o negligencia física o emocional
  • Una enfermedad que afecta a la calidad de vida
  • Un trastorno alimenticio

Se ha podido comprobar que las mujeres tienen un mayor riesgo de sufrir anhedonia.

Tratamiento de la anhedonia

La anhedonia puede ser difícil de tratar. En general es preciso tratar primero el trastorno mental que está causando los síntomas. Por este motivo el tratamiento dependerá de la causa de la anhedonia, pues no será el mismo si se trata de un hecho aislado y puntual, que si se trata de un síntoma de esquizofrenia o de depresión.

Así pues, los posibles tratamientos varían. La terapia psicológica es fundamental según sea el proceso. Algunas personas han observado una gran mejoría tras tomar medicamentos que aumentan los niveles de dopamina. Otra alternativa es practicar yoga y meditación, cuando se combina con ejercicio. Otros se han ayudado de hierbas y suplementos como la Rhodiola rosea y la hierba de San Juan. Un cambio radical en la dieta también ha ayudado a muchos; renunciando a la comida basura, reduciendo el consumo de cafeína y de azúcar, por ejemplo. Tomar más frutas y verduras, así como pescado fresco también puede ayudar.

Es importante buscar cosas que puedan ejercer una estimulación positiva en nuestras vidas, como ir al cine, leer algo entretenido, salir con amigos a dar paseos al aire libre, hacer alguna manualidad, etc. pues todas estas pequeñas cosas que tanta pereza da hacer cuando estamos apáticos, a la larga ejerce un efecto rebote y nos animará a seguir adelante con nuestras vidas de una forma más enérgica y saludable.

¿Qué es la Anhedonia? Causas, síntomas y tratamiento
5 (100%) 4 votos