oxitocina
Hormona Oxitocina

Contenido

Qué es la oxitocina

La oxitocina es una hormona producida por el hipotálamo y secretada por la glándula pituitaria, una estructura de tamaño de un guisante en la base del cerebro.

La oxitocina también es llamada como la “hormona de la felicidad” o la “hormona del amor”, ya que se activa para dar paso a una amplia variedad de efectos físicos y psicológicos relacionados con los sentimientos de cariño, confianza, fidelidad, bienestar e incluso calma.

Suele liberarse en los momentos en que hacemos deporte, jugamos, bailamos, cantamos, besamos o damos un abrazo, entre otros.

La oxitocina en las mujeres

La oxitocina es una hormona particularmente importante para las mujeres. Juega un papel muy significativo en el proceso del parto. Esta hormona provoca las contracciones uterinas durante el parto y ayuda a que el útero se recupere después del mismo. Cuando un bebé succiona el pecho de su madre, la estimulación provoca una liberación de oxitocina, la cual a su vez, ordena al cuerpo que produzca leche para el bebé.

La oxitocina también promueve el vínculo entre madre e hijo. Los estudios de laboratorio demuestran que las ratas hembra no encuentran interés en los cachorros cuando todavía son vírgenes. Pero una vez que dan a luz, el cerebro se transforma, y entonces encuentran los cachorros irresistibles. Y hallazgos similares se observan en los seres humanos.

Un estudio de 2007 publicado en la revista Psychological Science se observó que cuanto mayores eran los niveles de oxitocina en la madre durante el primer trimestre del embarazo, más probable era que se involucraran en conductas de unión con ellos tales como cantar o bañar a su bebé.

La oxitocina en los hombres

En los hombres, como en las mujeres, la oxitocina facilita la unión emocional y el vínculo afectivo. En un experimento realizado el año 2012 en el que se administró oxitocina mediante un aerosol nasal  a padres de niños de 5 meses de edad, se pudo observar que jugaron durante más tiempo que aquellos papás que no recibieron la hormona.

Otro estudio encontró que los hombres con pareja estable, si se les administraba oxitocina en aerosol, se mostraban menos interesados por otras mujeres atractivas que los hombres que no recibieron ninguna oxitocina. En los hombres solteros no vieron ningún efecto significativo de la hormona, lo que sugiere la oxitocina puede funcionar como un refuerzo de la fidelidad para los individuos que ya están unidos con una mujer.

En otro estudio, publicado en PNAS en 2010, se les dio a los participantes una dosis de oxitocina y se les pidió que escribieran acerca de sus madres. Los que tenían relaciones seguras describieron que tenían una relación muy positiva con sus madres (más que antes de tomar la dosis hormonal). Los que tenían relaciones problemáticas en cambio, describieron la relación con sus madres de forma más negativa que al principio. Así pues, vemos que la hormona puede ayudar en la formación de la memoria sociales, de acuerdo con los investigadores del estudio, por lo que la oxitocina parece fortalecer o intensificar las asociaciones ya existentes, ya sean buenas o malas.

Según los investigadores, lo que está haciendo la oxitocina en el cerebro es que la información social más se muestre como más relevante. Se conectan áreas del cerebro implicadas en el procesamiento de la información social, ya sea lugares, caras, sonidos u olores, lo cual ayuda a vincular esas zonas para el sistema de recompensa del cerebro.

Problemas en la producción de oxitocina

A veces los niveles de oxitocina pueden estar más altos y otras más bajos, pero la investigación todavía no ha encontrado ninguna explicación sobre estas diferencias.

Los hombres con altos niveles de oxitocina a veces desarrollan hiperplasia benigna de próstata, o la ampliación de la glándula prostática. Esta condición puede causar problemas urinarios.

En mujeres la falta de suficiente oxitocina puede evitar que la bajada de la leche y reflejo de que la lactancia sea difícil.

Por otro lado, algunas personas con autismo o con trastornos del espectro autista tienen bajos niveles de oxitocina. Los niveles de oxitocina bajos también se han relacionado con trastornos de depresión, pero el uso de oxitocina para tratar estas condiciones todavía no ha sido suficientemente estudiada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here