peyote-mescalina

La mescalina es un alucinógeno obtenido de un cactus pequeño y sin espinas, llamado Peyote. Concretamente se extrae de unos pequeños apéndices que crecen en la parte superior del cactus.

Qué es la mescalina

La mescalina es una droga alucinógena, la misma clase que el LSD, la psilocibina, la PCP y la dimetiltriptamina (DMT).

La mescalina se produce de forma natural en el cactus peyote (Lophophora williamsii), y también en otras especies de cactus como el cactus de San pedro (Echinopsis pachanoi), la antorcha peruana (Echinopsis peruviana) y la Planta Cactaceae y familia de frijol Fabaceae.

El peyote ha sido utilizado desde épocas muy antiguas (más de 5.000 años) por nativos del norte de México y el suroeste de los Estados Unidos como parte de sus ritos religiosos tradicionales. Se consume como ritual previo a la  adoración religiosa y para provocar la “limpieza” espiritual. Algunas tribus todavía tienen permitido usar mezcalina en estos rituales. No es legal para ningún otro uso.

La parte superior del cactus, también conocida como la corona, contiene unos apéndices o botones en forma de disco que se cortan y se dejan secar. Estos botones generalmente se mastican o se empapan en agua para producir un líquido embriagador. La dosis alucinógena de mescalina es de aproximadamente 0.3 a 0.5 gramos (equivalente a unos 5 gramos de peyote seco) y dura unas 12 horas.

La mescalina produce alucinaciones visuales que tradicionalmente han sido parte importante de los cultos nativos, pero el espectro completo de efectos ha servido como  modelo de enfermedad mental químicamente inducida.

La mescalina en la actualidad se usa principalmente como droga recreativa y también se utiliza para favorecer varios tipos de meditación y terapia psicodélica.

A diferencia de la mayoría de las sustancias altamente prohibidas, la comunidad médica y de investigación no considera que la mescalina tenga un poder especialmente dependiente o adictivo. Sin embargo, las reacciones adversas impredecibles tales como ansiedad, paranoia, delirios y psicosis pueden ocurrir siempre, particularmente entre aquellos predispuestos a trastornos psiquiátricos. Si bien estas reacciones negativas o “malos viajes” a menudo se pueden atribuir a factores como la inexperiencia del usuario o la preparación inadecuada para el proceso, se sabe que ocurren espontáneamente, incluso entre los usuarios más experimentados.

Breve historia de la mescalina

La mescalina fue aislada e identificada por primera vez en 1897 por el químico alemán Arthur Heffter, fue sintetizada en 1919 por Ernst Späth.

Esta sustancia en particular fue una fuente importante de inspiración para el trabajo y la vida de Alexander Shulgin como químico e investigador psicodélico. La mescalina formó parte de la llamada “media docena mágica” que se refiere a los compuestos de fenetilamina más importantes que Shulgin estudió con actividad psicodélica, todos ellos (excepto la mescalina) los desarrolló y sintetizó él mismo en un laboratorio.

Efectos de la mescalina

Los usuarios suelen experimentar alucinaciones visuales y estados de conciencia alterados, a menudo experimentados como placenteros e iluminadores, pero ocasionalmente se acompañan de sentimientos de ansiedad o repugnancia.

El abuso de esta droga da lugar a alteraciones significativas en las percepciones, incluida la percepción de alucinaciones completas. Una persona, un día, puede tomar mescalina y disfrutar de los efectos de conciencia alterados de forma agradable, y luego, en otro momento, tener una experiencia terrible.

Efectos físicos

  • Frecuencia cardíaca más rápida
  • Aumento de la presión sanguínea
  • Taquicardia
  • Mayor temperatura corporal
  • Pupilas dilatadas
  • Náuseas y vómitos
  • Supresión del apetito
  • Cambios en los reflejos motores
  • Sacudidas en las manos o los pies
  • Transpiración
  • Salivación
  • Mareo
  • Entumecimiento
  • Contracciones de los intestinos o el útero
  • Aumento de la libido
  • Dolor de cabeza

Algunos investigadores piensan que el abuso de la mescalina podría provocar efectos a largo plazo como daño a los vasos sanguíneos, convulsiones y daño cerebral permanente.

Efectos cognitivos

  • Incapacidad para diferenciar la realidad de la fantasía
  • Euforia
  • Mejora de la creatividad
  • Visiones y alucinaciones
  • Aceleración del pensamiento
  • Ansiedad
  • Desvelo
  • Sensación de flotar
  • Falta de motivación
  • Pánico
  • Terror
  • Estados de ánimo incontrolados
  • Psicosis
  • Percepción alterada del tiempo
  • Alucinaciones de la muerte o experiencias aterradoras

Efectos que pueden aparecer después del abuso prolongado de esta droga

  • Mayor riesgo de problemas psicológicos
  • Problemas de memoria
  • Tolerancia a la droga, es decir, más debe usarse para obtener los mismos efectos
  • Dependencia psicológica de la droga

Los efectos de la mescalina pueden ser intensos durante dos horas, pero los efectos residuales generales de la droga pueden durar hasta doce horas. Es probable que ocurran escenas retrospectivas con la mescalina, como ocurre con el LSD. Esto significa que una persona puede volver a experimentar un viaje de mescalina meses o años después de que se tomó el medicamento.

Los cactus que contienen mescalina pueden provocar vómitos y náuseas intensos, lo que es una parte importante a las ceremonias tradicionales de nativos americanos o chamanes, ya que se considera una limpieza del cuerpo y el espíritu.

Prevalencia del consumo

La mayoría de las personas que abusan de los alucinógenos son personas jóvenes. En 2009, hubo más de 1.800 personas que ingresaron a programas de tratamiento de drogas debido a un problema primario de drogas con alucinógenos. Alrededor del 40% de los admitidos eran menores de 21 años. El sesenta por ciento tenía 25 años o menos. Tres de cada cuatro de ellos eran hombres.

Toxicidad

La toxicidad y los efectos a largo plazo para la salud del uso recreativo de la mescalina no se ha estudiado en ningún contexto científico y se desconoce la dosis tóxica exacta. Esto se debe a que la dosis letal para humanos no se ha estudiado formalmente y no se conocen sobredosis fatales en la literatura. Las pruebas anecdóticas de personas dentro de la comunidad de psiconautas que han probado la mescalina sugieren que no hay efectos negativos para la salud atribuidos simplemente a probar el medicamento por sí mismo en dosis bajas a moderadas y usarlo con moderación (pero nada puede garantizarse por completo).

Tolerancia y potencial de adicción

La mescalina en sí misma no crea hábito y el deseo de consumo continuado, en realidad puede disminuir con el uso. Por lo general, se autorregula.

La tolerancia a los efectos de la mescalina se genera casi inmediatamente después de la ingestión. Después de eso, se tarda alrededor de 3 días para que la tolerancia se reduzca a la mitad y 7 días para que vuelva a la línea base (en ausencia de un mayor consumo). La mescalina presenta tolerancia cruzada con todos los psicodélicos, lo que significa que después del consumo de mescalina todos los psicodélicos tendrán un efecto reducido.

La Mescalina, un alucinógeno de origen religioso
4.5 (90%) 2 votos