alucinaciones

La DMT (dimetiltriptamina) es un compuesto alucinógeno que se encuentra naturalmente en una variedad de especies de plantas y se produce endógenamente en el cerebro humano.

Como droga, esta sustancia puede consumirse como infusión de plantas psicodélicas amazónicas conocidas como ayahuasca, puede inhalarse o inyectarse en forma de polvo cristalino blanco sintético.

La DMT no parece producir tolerancia y dependencia de la misma manera que otras drogas como la cocaína, la heroína o el alcohol. Sin embargo, existen numerosos efectos adversos asociados con el uso y abuso de la DMT.

Contenido

Qué es el DMT

La DMT es una sustancia psicodélica de origen natural de la clase de la triptamina, que produce efectos psicodélicos únicos de gran potencia pero efímeros cuando se administra.

Dependiendo de la dosis y el método de administración, los efectos de la DMT pueden variar desde estados psicodélicos leves hasta experiencias inmersivas poderosas que se describen a menudo como el desplazamiento de la conciencia en la que los usuarios se colocan en un estado subjetivo donde pueden experimentar y explorar estados espirituales inefables o dimensiones alternativas.

La DMT está presente en más de 65 especies de plantas y ha sido identificado como un constituyente normal del metabolismo humano y un neurotransmisor endógeno en ciertos roedores. También se sabe que su presencia está muy extendida en todo el reino vegetal. Aunque se han postulado varias teorías, su función neurobiológica aún no se ha determinado.

Actualmente la DMT es conocido como una sustancia psicodélica extremadamente poderosa que, cuando se vaporiza o fuma, produce efectos de corta duración con un inicio muy rápido que a veces se describe como una “montaña rusa a una increíblemente alta velocidad”. Cuando se ingiere en combinación con un agente MAOI o RIMA, se vuelve activo por vía oral y de naturaleza significativamente más duradera, inmersiva e interactiva: esta combinación se conoce como ayahuasca. Las cervezas de ayahuasca se han utilizado tradicionalmente en América del Sur desde al menos alrededor del año 1500.

A diferencia de la mayoría de las sustancias prohibidas, la comunidad científica no considera que la DMT sea adictivo o tóxico. Sin embargo, siempre pueden ocurrir reacciones adversas impredecibles como ansiedad incontrolable, delirios y psicosis, particularmente entre aquellos predispuestos a los trastornos mentales. Si bien estas reacciones negativas o “malos viajes” a menudo se pueden atribuir a la inexperiencia del usuario o la preparación inadecuada de sustancia, se sabe que también ocurren espontáneamente incluso entre usuarios con mucha experiencia.

Efectos de la DMT

La DMT es consumido por personas que buscan un “viaje” psicodélico similar a los producidos por el LSD o psilocibina. Muchos consumidores de drogas eligen DMT como alternativa al LSD porque la duración del viaje es mucho más corta, con una duración de aproximadamente 30 a 45 minutos en lugar de varias horas, como es el caso del LSD.

Esta sustancia tiene un inicio rápido y los efectos se sienten casi de inmediato.

Efectos físicos

  • Sentimientos de intensa alegría y euforia física.
  • Cambios en la sensación de la gravedad: a dosis altas, pueden aparecer sensaciones físicas de ser lanzado a través de grandes distancias a velocidades increíbles.
  • Cambios en la percepción visual: mejora del color, con brillos y colores intensificados, mayor agudeza visual y reconocimiento de patrones.
  • Cambios en la percepción auditiva: mejoras de la agudeza auditiva.
  • Desorientación espacial.
  • Cambios en la percepción de la forma corporal.
  • Náuseas.
  • Dilatación pupilar.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca.
  • Supresión de regulación de temperatura.
  • Convulsiones: este es un efecto muy raro, pero se cree que ocurre en aquellos que están predispuestos a ellas, especialmente en condiciones físicamente exigentes, como estar deshidratado, fatigado o desnutrido.

Efectos cognitivos

  • Ansiedad.
  • Alucinaciones.
  • Sensación de estar fuera del cuerpo
  • Euforia cognitiva.
  • Sentimientos de muerte inminente.
  • Aumento de la apreciación de la música.
  • Pérdida de memoria.
  • Atención plena: este efecto tiende a ocurrir después de que la experiencia ha terminado y el individuo ha regresado a la conciencia ordinaria de vigilia, pero con un sentido de presencia y sensibilidad hacia las sensaciones internas y externas del entorno.
  • Múltiples flujos de pensamiento: este efecto tiende a manifestarse de una manera mucho más caótica, en conjunto con la sensación de sobrecarga cognitiva.
  • Sensación de rejuvenecimiento: este efecto tiende a ocurrir después de que la experiencia ha terminado, a menudo en las variantes de experiencia cercana a la muerte que puede generar una experiencia con DMT.
  • Distorsión del tiempo: este efecto es un aspecto muy prominente de la experiencia DMT, que solo tiende a durar menos de 15 minutos.
  • Sensación de muerte.

Malos viajes

Si bien el viaje de DMT puede ser psicológicamente agradable para algunos usuarios, otros pueden experimentar lo que comúnmente se conoce como un “mal viaje”.

Un mal viaje puede consistir en los siguientes síntomas:

  • Sentimientos de pérdida de control.
  • Desorientación o confusión.
  • Emociones negativas como miedo, ansiedad, dolor, enojo o agitación.
  • Miedo a volverse loco
  • Imágenes o sonidos violentos o desagradables.
  • Reviviendo recuerdos dolorosos o traumas.
  • Miedo a la muerte.

Posibles efectos secundarios de la DMT

  • Pupilas dilatadas.
  • Movimiento ocular rápido involuntario.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca.
  • Hipertensión arterial.
  • Problemas de coordinación.
  • Mareo.
  • Náuseas y vómitos (generalmente cuando se toman en formas orales como la ayahuasca).
  • Coma y / o paro respiratorio (informado en dosis altas).
  • Miedo a la muerte.

Efectos a largo plazo del abuso de la DMT

Parece ser que los mayores riesgos del uso a largo plazo de DMT son los efectos psicológicos, ya que su consumo pone al individuo en riesgo de desarrollar psicosis y experimentar recuerdos recurrentes y alucinaciones. Los flashbacks pueden ocurrir con frecuencia y espontáneamente. Algunos usuarios pueden experimentar escenas retrospectivas de experiencias con medicamentos meses o incluso años después del uso. También pueden causar una sensación de volver a experimentar el viaje alucinógeno, lo que resulta en un resurgimiento de alucinaciones visuales o auditivas o una revivificación de recuerdos o experiencias traumáticas.

Adicción a DMT

Si bien la DMT no produce dependencia física, algunas personas pueden abusar de la droga hasta el punto que experimentan numerosos problemas como resultado. Esto puede ser especialmente cierto en casos de abuso de varias sustancias, donde el consumidor combina la DMT con otras sustancias psicoactivas. Un patrón de consumo problemático de alucinógenos suele presentar los siguientes síntomas:

  • Consumir más DMT de lo deseado.
  • Intento de controlar o detener el uso de DMT sin éxito.
  • Invertir mucho tiempo y energía para obtener y consumir DMT o recuperarse de sus efectos.
  • Ignorar las obligaciones personales y profesionales.
  • Continuar el consumo de DMT a pesar de los crecientes problemas de salud interpersonal, social o física / mental.
  • Abandonar otros hábitos o pasatiempos.
DMT o dimetiltriptamina, una sustancia psicodélica natural
4.7 (93.33%) 3 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.