Ayahuasca o yagé

¿Qué es la Ayahuasca?

La ayahuasca es una bebida a base de hierbas que crecen en la selva amazónica. Es una mezcla de varias plantas que es capaz de inducir estados alterados de conciencia, que por lo general tiene una duración de entre 4 a 8 horas después de la ingestión.

Durante siglos, este té se ha utilizado como medicina y como un medio de comunicación chamánico en la selva, principalmente en ceremonias de curación bajo la guía de un bebedor experimentado. La bebida provoca alucinaciones y se dice que tiene beneficios espirituales y terapéuticos. En los últimos años, ha atraído la atención de la medicina occidental como un posible tratamiento para la depresión.

El ingrediente principal de este té de la selva es la liana o vid Banisteriopsis caapi, que al igual que el té en sí, también se llama ayahuasca (que significa ‘la vid del alma’ o ‘vid con alma’). El ingrediente secundario es o bien chacruna (Psychotria viridis) o chagropanga (Diplopterys cabrerana), estas plantas que contienen una cantidad relativamente alta de la DMT sustancia psicodélica.

Nadie sabe con certeza cuánto tiempo se ha utilizado esta bebida. El primer contacto occidental registrado con ayahuasca fue en 1851 por Richard Spruce, un famoso etnobotánico de Inglaterra. Pero parece probable que su uso se remonte a por lo menos hace dos mil años.

Estudios sobre los efectos de la Ayahuasca

Aunque la medicina occidental conoce la existencia de la ayahuasca desde hace más de 100 años, poco se sabe sobre cómo funciona realmente. Actualmente, existen algunas evidencias de que la ayahuasca puede ayudar a mejorar la depresión y los trastornos de estrés postraumático, aunque la mayoría de los estudios sobre el tema han sido realizados con muy pocos sujetos de prueba, por lo que no son concluyentes.

La ayahuasca contiene Dimethyltryptamine (DMT o N, N-DMT), que es un neurotransmisor que se encuentra en todos los seres humanos y desempeña un papel clave en todo tipo de estados extraordinarios de conciencia. Este compuesto psicodélico causa alucinaciones intensas. Hay una fuerte evidencia que apunta hacia la glándula pineal (o “el tercer ojo” en las tradiciones esotéricas), situada en el centro del cerebro, como la fábrica principal del DMT humano. Aparte de los seres humanos, el DMT se puede encontrar en todos los mamíferos y en una variedad de plantas.

Julius Axelrod, investigador del National Institute of health, descubrió DMT en el tejido cerebral humano, lo que llevó a la especulación de que el compuesto juega un papel en la psicosis. Pero no hay más investigaciones al respecto.

En 1990, Richard Strassman, psiquiatra de la Universidad de México, obtuvo permiso del gobierno estadounidense para inyectar DMT en voluntarios humanos. Su estudio, que se realizó entre los años 1990 y 1995, involucró a 60 sujetos que recibieron inyecciones de DMT en más de 400 sesiones. La mayoría de los sujetos afirmaron que detectan la presencia de un poderoso ser, como un dios, otros que se “disolvieron en una luz radiante”. Sin embargo, unos 25 sujetos vieron imágenes de robots alienígenas, insectos o reptiles, y después del “viaje” no pudieron ser convencidos de tan solo que eran alucinaciones. Estos efectos adversos condujeron Strassman de interrumpir su investigación. Él escribió acerca de la experiencia en su libro, “DMT: The Spirit Molecule” (Park Street Press, 2001).

Efectos secundarios de la Ayahuasca

Los efectos físicos de beber ayahuasca incluyen vómitos, diarrea, presión sanguínea alta, ritmo cardíaco elevado, mayor temperatura rectal y la dilatación de las pupilas. También puede elevar las concentraciones sanguíneas de ciertas hormonas de origen natural que alivian el dolor, como el beta-endorfina, corticotropina, el cortisol y prolactina, además, puede aumentar los niveles de la hormona del crecimiento, según un estudio realizado por la Universidad de Nuevo México. Sin embargo, se trata de un estudio en el que sólo había 11 sujetos de prueba, por lo que sus resultados no son suficientemente fiables.

Dado que alguno de los efectos de la ayahuasca es que provoca vómitos y diarrea, hay una tribu que la llama ‘Kamarampi’, que se deriva de ‘kamarank’: vomitar. También se le llama ‘la purga’, ya que purga el cuerpo a través de este efecto físico, y según aseguran sus consumidores, purifica la mente a través de las experiencias psicológicas o visiones. Por lo general, quien la toma dice que se siente totalmente renovado y cree renacer después de una experiencia tan fuerte.

¿Qué hace a la ayahuasca tan interesante?

La ayahuasca no es una cura milagrosa, en el sentido de que beber el brebaje no logrará que todos sus problemas desaparezcan en un par de horas. Sin embargo, tiene un fuerte impacto en los procesos inconscientes de la persona, lo que le permite trabajar con ellos mientras duran los efectos.

Músicos como Sting y Paul Simon, artistas independientes Klaxons y The Bees han hablado sobre su uso. En agosto de 2010, Paul Butler de The Bees, dijo a The Guardian: “La ayahuasca no es definitivamente una droga, es la medicina de plantas”. Hasta Lindsay Lohan dijo en una ocasión que la ayahuasca la ayudó a hacer frente a un aborto involuntario.

Los peligros de la Ayahuasca

Pero como en todas las plantas psicoactivas, hay un lado oscuro en la ayahuasca. Aunque no es común, algunos consumidores de ayahuasca han llegado incluso a morir tras beberla, y otros han denunciado haber sido abusados y violados bajo sus efectos.

Algunos expertos culpan a la mezcla de las plantas por los riesgos que esta conlleva, y los informes de las muertes así confirman. Según dijo Alan Shoemaker, que organiza conferencias con chamanes del Amazonas “Ayahuasca es una de las plantas de energía sagrada y es completamente adictiva, se ha utilizado durante miles de años para fines de curación y adivinación…”

Pero la ciencia está todavía lejos de saber cómo la ayahuasca afecta a la salud mental y física de los usuarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here