Síndrome de Wernicke-Korsakoff

El Síndrome de Wernicke-Korsakoff (SWK) es un tipo de trastorno cerebral causado por la falta de vitamina B-1.

La encefalopatía de Wernicke y el síndrome de Korsakoff son en realidad diferentes patologías que a menudo se presentan juntas, ambas debidas al daño cerebral causado por la falta de vitamina B1.

El síndrome de Korsakoff, también llamado Psicosis de Korsakoff, produce graves daños cerebrales que afectan a la memoria y el aprendizaje. Generalmente este trastorno (en especial en personas que padecen alcoholismo crónico) viene acompañado de la encefalopatía de Wernicke, que produce daño cerebral en el tálamo y el hipotálamo. Esto es debido a que el consumo de bebidas alcohólicas genera daños en el aparato digestivo, lo que provoca deficiencias de absorción y almacenamiento, además de neurotoxicidad.

Las personas que padecen problemas de absorción alimentaria pero no es debido al abuso del alcohol, pueden desarrollar la enfermedad de Wernicke, pero los síntomas son mucho más leves y generalmente no se acompaña del síndrome de Korsakoff.

Causas del síndrome de Wernicke-Korsakoff

Como ya hemos señalado, el alcoholismo o el abuso crónico de alcohol es la causa más común de SWK. También pueden estar relacionados con deficiencias en la dieta u otras condiciones médicas, como enfermedades crónicas o intervenciones quirúrgicas, que alteran la absorción de la vitamina B-1, también llamada tiamina.

El alcoholismo crónico puede dañar el hígado, elevando el nivel de enzimas hepáticas.

Los investigadores han averiguado que existen algunas variaciones genéticas que pueden aumentar la susceptibilidad al síndrome de Korsakoff. La mala nutrición también puede incrementar el riesgo.

El síndrome de Korsakoff también puede ser causado por la anorexia, una dieta excesivamente restrictiva, el ayuno, la cirugía para bajar de peso, el vómito incontrolado, el SIDA, la diálisis de riñón, las infecciones crónicas o un cáncer que se ha extendido por todo el cuerpo.

Los síntomas del síndrome de Wernicke

Los síntomas principales de la encefaopatía de Wernicke son:

  • Alteraciones de la visión: visión doble (diploplia), movimiento involuntario e incontrolado de los ojos (nistagmo), estrabismo y parálisis de uno o más músculos oculares (oftalmoplejia)
  • Pérdida de la coordinación muscular o ataxia, puede darse tanto en los movimientos oculares como en otras partes del cuerpo como los dedos, las manos, los brazos, las piernas y el tronco.
  • Alteraciones mentales como un estado de confusión mental, somnolencia, apatía, lenguaje lento y no espontáneo.
  • Trastornos cardíacos y circulatorios: alteraciones del ritmo cardíaco (taquicardia), disnea de esfuerzo, alteraciones electrocardiográficas, alteraciones de la tensión arterial y cardiomegalia.

El diagnóstico del síndrome de Wernicke-Korsakoff

El diagnóstico síndrome de Wernicke-Korsakoff no siempre es fácil.

Un individuo con SWK se confunde a menudo mentalmente. Esto puede hacer que la comunicación con el médico resulte difícil.

El médico puede comprobar primero si hay signos de alcoholismo midiendo los niveles de alcohol en la sangre. También podrá realizar una prueba de función hepática para detectar posibles daños en el hígado. El daño hepático es un signo común de alcoholismo.

Otras pruebas que se pueden solicitar son las nutricionales, para asegurarse de que no existe desnutrición. Las pruebas nutricionales pueden incluir lo siguiente:

  • Una prueba de la albúmina, que mide los niveles de esta proteína en la sangre. Los bajos niveles de albúmina pueden señalar las deficiencias nutricionales, así como problemas renales o hepáticos.
  • Un análisis de sangre para comprobar los niveles de la vitamina B-1. Una baja actividad de la enzima en las células rojas de la sangre indica una deficiencia de vitamina B-1.

También se suelen realizar pruebas de imagen como:

  • Un electrocardiograma (ECG) antes y después de la administración de vitamina B-1, ya que puede ayudar al médico a determinar anomalías.
  • Una tomografía computarizada (TAC) para comprobar si hay lesiones cerebrales relacionadas con la encefalopatía de Wernicke.
  • Una resonancia magnética para observar los cambios cerebrales relacionados con dicha enfermedad.

Finalmente, también se realizan pruebas neuropsicológicas para determinar la gravedad de las deficiencias mentales.

Tratamiento del síndrome de Wernicke-Korsakoff

En esta patología el tratamiento debe comenzar inmediatamente para tratar de retrasar o detener la progresión de la enfermedad. Los tratamientos también son capaces de revertir las anormalidades cerebrales no permanentes.

El tratamiento puede implicar en primer lugar la hospitalización. En el hospital se le vigilará para asegurarse de que su sistema digestivo esté absorbiendo los alimentos adecuadamente.

El tratamiento para el síndrome de Wernicke-Korsakoff puede incluir:

  • Administración de vitamina B-1 por vía intravenosa.
  • Administración de vitamina B-1 por vía oral
  • Una dieta equilibrada para mantener los niveles adecuados de vitamina B-1.
  • Tratamiento del alcoholismo

En un pequeño número de casos, el tratamiento de la deficiencia de vitamina B-1 produce una reacción negativa. Esto es más común en los alcohólicos.

Las reacciones negativas a la recepción de la vitamina B-1 pueden variar. Las reacciones pueden incluir síntomas de abstinencia de alcohol como insomnio, sudoración, o cambios del estado de ánimo. También puede experimentar alucinaciones, confusión o agitación.

Las tasas de mortalidad son altas si se deja sin tratar el síndrome de Wernicke-Korsakoff. La mayoría de las muertes son el resultado de una infección pulmonar, infección de la sangre (septicemia) o daño cerebral irreversible.

Los que reciben un tratamiento rápido se puede observar un gran progreso en:

  • Los problemas oculares
  • La coordinación muscular
  • La confusión

Se debe suprimir el consumo de alcohol para continuar la recuperación de la memoria y la función mental.

También es necesario realizar una dieta equilibrada para prevenir futuras deficiencias de vitamina B-1. Los alimentos ricos en vitamina B-1 son, entre otros:

  • Carne magra de cerdo
  • Arroz
  • Pan integral
  • Espinacas
  • Naranjas
  • Leche
¿Qué es el síndrome de Wernicke-Korsakoff?
4.7 (93.33%) 3 votos