La catalepsia

Contenido

En qué consiste la catalepsia

La catalepsia es un trastorno nervioso que se caracteriza por la aparición repentina y momentánea de inmovilidad y rigidez muscular. Las personas con este trastorno también pueden volverse menos sensibles al tacto y al dolor durante estos ataques. La catalepsia provoca que la persona afectada no responda a la voz ni a ningún otro estímulo durante un espacio de tiempo determinado. Es similar a la catatonia, un síndrome neuropsiquiátrico que se da en ciertas formas de esquizofrenia y se caracteriza por anormalidades motoras, que se presentan en asociación con alteraciones en la conciencia, el afecto y el pensamiento.

La catalepsia es un trastorno muy poco habitual. Los ataques de catalepsia aparecen de manera repentina y pueden durar desde varios minutos a varios días, incluso semanas en casos extremos. A menudo están acompañados por una pérdida de sensibilidad, aunque no siempre. Un paciente cataléptico menudo no puede moverse ni hablar.

En su condición nerviosa, la catalepsia es un síntoma de una serie de trastornos, incluyendo la enfermedad de Parkinson, la epilepsia, la esquizofrenia, la abstinencia de cocaína, la apnea del sueño, la depresión y el estrés emocional. También puede ser un efecto secundario de los fármacos anti-psicóticos utilizados para tratar la esquizofrenia. La catalepsia es también un posible efecto secundario de septoplastia, una cirugía realizada para enderezar el tabique y el cartílago que separa las fosas nasales.

Además de los síntomas mencionados anteriormente, un paciente puede experimentar síntomas catalépticos por ansiedad extrema, presentando disminución del el dolor, fatiga, pérdida del control muscular y desaceleraión de las funciones corporales, como la respiración. Las extremidades pueden permanecer en cualquier posición en la que se hubieran colocado.

Síntomas de la catalepsia

Los síntomas principales de la catalepsia incluyen:

  • Postura corporal extremadamente rígida
  • Disminución de la sensibilidad al dolor
  • Las extremidades se quedan de la misma si alguien las mueve
  • Las funciones corporales se vuelven más lentas, particularmente la respiración
  • Control muscular muy reducido o pérdida completa del control

Causas de la catalepsia

La catalepsia es un síntoma de trastornos neurológicos como la enfermedad de Parkinson y epilepsia. La retirada de algunos medicamentos o drogas, en particular la cocaína, también puede causar catalepsia. Los medicamentos antipsicóticos también pueden causar la catalepsia, pues es uno de los muchos efectos secundarios que pueden afectar a las personas con esquizofrenia que dejan de tomar su medicación. En raras ocasiones, las emociones extremas pueden causar parálisis tipo catalepsia.

Tratamiento

El tratamiento generalmente se centra en mejorar causas neurológicas subyacentes de la enfermedad. Los relajantes musculares pueden ser efectivos para algunas personas con catalepsia. Cuando la catalepsia es causada por la abstinencia de drogas, las personas suelen volver a la normalidad después de varios días o semanas. Cuando la catalepsia es causada por una emoción extrema o trauma, por lo general desaparece por sí sola. Si persiste por un período prolongado de tiempo, algunos medicamentos antipsicóticos en combinación con psicoterapia puede ayudar a remediar la causa subyacente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here