Epilepsia

¿Qué es la epilepsia?

La epilepsia es un trastorno del sistema nervioso en el que aparece una actividad anormal en la corteza cerebral, que provoca convulsiones repentinas y pérdidas de consciencia.

Muchas personas que padecen epilepsia tienen más de un tipo de ataque y pueden padecer también otros síntomas neurológicos.

Tener epilepsia y sufrir convulsiones puede afectar gravemente la seguridad personal, así como las relaciones, la vida social, el trabajo, la conducción y mucho más.

Causas de la epilepsia

Las causas de la epilepsia pueden ser de diversa índole, pueden estar relacionadas con una lesión cerebral, pueden ser congénitas o hereditarias, pero a menudo la causa es completamente desconocida.

Causas hereditarias

  • Se heredan genéticamente.

Causas congénitas

  • Tumores cerebrales.
  • Lesiones de desarrollo intrauterino.
  • Malformaciones vasculares.
  • Síndromes neurocutáneos (neurofibromatosis, Sturge-Weber, esclerosis tuberosa).
  • Anomalías cromosómicas (Síndrome de Down, Síndrome de Angelman).
  • Trastornos congénitos del metabolismo (aminoacidurias, leucodistrofias).
  • Miopatías congénitas.
  • Epilepsias mioclónicas.

Causas adquiridas

Los síntomas de la epilepsia

El principal síntoma de la epilepsia son las convulsiones, también llamadas crisis epilépticas. Pero existen otros síntomas de la epilepsia menos conocidos que son: mareos, dificultad para hablar, sensación de desconexión con el entorno, rigidez muscular, etcétera.

Las convulsiones generalizadas, tónico-clónicas o gran mal

En este tipo de convulsiones participan todas las áreas de la corteza. También se conocen como convulsiones de gran mal.

  • La persona que experimenta un ataque de este tipo puede gritar o hacer algún tipo de sonido, tensarse durante varios segundos y luego presentar movimientos rítmicos de los brazos y las piernas.
  • Los ojos generalmente permanecen abiertos.
  • La persona puede parecer que no puede respirar y su piel se volverá azul. Esto puede ir seguido por un período de respiraciones ruidosas y profundas.
  • La conciencia vuelve de forma gradual y la persona puede sentirse confundida durante algún tiempo, que pueden ser minutos u horas.
  • La pérdida de orina es también habitual.

Las crisis parciales o focales

Aquí sólo una parte del cerebro está involucrada en la crisis, por lo que sólo una parte del cuerpo se ve afectado. Dependiendo de la parte del cerebro que presente una actividad eléctrica anormal, los síntomas podrán variar.

  • Si la parte del cerebro que controla el movimiento de una mano es la que está involucrada, entonces sólo la mano puede mostrar movimientos rítmicos o bruscos.
  • Si son otras áreas del cerebro las que están involucradas, los síntomas podrían incluir sensaciones extrañas como una sensación de saciedad en el estómago o pequeños movimientos repetitivos como tocarse la ropa o hacer ruido con los labios, por ejemplo.
  • A veces la persona con una convulsión parcial presenta un aspecto aturdido o confundido. Esto puede ser síntoma de una convulsión parcial compleja. El término complejo lo utilizan los médicos para describir a una persona que está entre el estado de alerta completa e inconsciente.

Las crisis de ausencia o petit mal

Este tipo de crisis afectando a cerca de dos de cada 1.000 personas, las crisis de ausencia (anteriormente llamadas convulsiones de ”petit mal”) son causadas por una actividad eléctrica anormal e intensa en el cerebro.

Normalmente las células nerviosas del cerebro o neuronas se comunican a través de señales eléctricas diminutas. Pero con una convulsión, estas señales se vuelven anormales. Las convulsiones pueden afectar a una parte aislada del cerebro o pueden implicar una actividad anormal en todo el cerebro (llamadas crisis generalizadas). Las crisis de ausencia son una forma de convulsión generalizada.

Habitualmente este tipo de convulsión dura entre 10 y 30 segundos. La persona, normalmente niños entre 5 a 15 años, detiene bruscamente lo que está haciendo (caminar, leer, etc.) y parece “mirar hacia el espacio”. Las crisis de ausencia rara vez causan una verdadera convulsión en la que la persona se cae o presenta movimientos bruscos. A pesar de perder la conciencia brevemente, la persona se recupera por completo, sin signos de confusión u otros efectos nocivos. Estas “ausencias” pueden ocurrir con poca frecuencia o varias veces en una hora. En los niños, las crisis de ausencia pueden interferir con el aprendizaje y son a menudo mal interpretadas como soñar despierto o falta de atención. Una cuarta parte de las personas que tienen ataques de ausencia con el tiempo desarrollan crisis generalizadas. La gran mayoría de los niños, sin embargo, superan las crisis con la edad.

Fases de las convulsiones en la epilepsia

Las convulsiones en una crisis convulsiva tienen un comienzo, una parte media y un final. No todas las partes de una convulsión pueden ser visibles o fáciles de separar una de otra. Tampoco todas las personas pasan por las fases de la misma forma. Pero los síntomas durante un ataque por lo general son estereotípicos (producirse de la misma manera o similar, cada vez), episódica (van y vienen) y puede ser impredecibles.

Algunas personas son conscientes del comienzo de un ataque, pero otras pueden no ser conscientes del principio y por lo tanto tienen ninguna advertencia.

Pródromo

Algunas personas pueden experimentar sentimientos, sensaciones o cambios de comportamiento unas horas o incluso unos días antes de un ataque. Estas sensaciones generalmente no son parte de la convulsión, pero pueden advertir a la persona que un ataque puede aparecer. No todo el mundo tiene estos síntomas, pero si lo hacen, los signos pueden ayudar a la persona a hacer ciertos cambios en su actividad, asegúrese de tomar su medicación, utilizar un tratamiento de rescate etc.

Aura

Un aura o aviso es el primer síntoma de un ataque y se considera parte de la convulsión. A menudo, el aura es una sensación indescriptible. Otras veces es fácil de reconocer y puede ser un cambio en el sentimiento, la sensación, el pensamiento o el comportamiento, y es similar cada vez que se produce una convulsión. Los signos del aura incluyen:

Muchas personas no tienen esta fase de aura o advertencia y la convulsión comienza directamente con la pérdida del conocimiento.

Los síntomas comunes del aura

  • Sensaciones súbitas e inexplicables de miedo, ira, tristeza o felicidad
  • Sensación de movimiento o caída
  • Experiencia de sensaciones o sentimientos inusuales
  • Alteración de los sentidos del oído, olfato, gusto, visión o tacto (alucinaciones sensoriales)
  • Sensación de que el ambiente no es real (desrealización) o de desprendimiento del ambiente (despersonalización)
  • Sensación de distorsión espacial (objetos cercanos se perciben como lejanos, micropsia o macropsia)
  • Déjà vu (falsa sensación de familiaridad) o jamais vu (falsa sensación de infamiliaridad)
  • Dificultad o inhabilidad para el lenguaje hablado

Los cambios físicos

  • Mareo o aturdimiento
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas u otros sentimientos de estómago (sensación que sube desde el estómago a la garganta)
  • El entumecimiento u hormigueo en ciertaspartes del cuerpo

Fase Ictal

El medio de un ataque se llama la fase ictal. Es el período de tiempo que va desde los primeros síntomas (incluyendo un aura) al final de la actividad convulsiva. Esto se correlaciona con la actividad convulsiva eléctrica en el cerebro. A veces los síntomas visibles duran más que la actividad convulsiva en un EEG.

Los síntomas comunes durante una convulsión

  • Pérdida de conciencia y desmayo
  • Confusión
  • Los períodos de olvido o lapsos de memoria
  • Sensación de soñar despierto
  • Incapacidad de oír
  • Los sonidos pueden parecer extraños o diferentes
  • Olores inusuales (a menudo malos olores como goma quemada)
  • Gustos inusuales
  • Pérdida de visión, visión borrosa, sensación de ver luces parpadeantes, alucinaciones (ver objetos o cosas que no existen)
  • Entumecimiento, hormigueo o sensación de descarga eléctrica en el cuerpo, brazos o piernas
  • Sensación de indiferencia
  • Déjà vu (falsa sensación de familiaridad) o jamais vu (falsa sensación de infamiliaridad)
  • Partes del cuerpo que se sienten o se ven diferentes
  • Sensación de pánico, miedo, temor a una muerte inminente (intensa sensación de que algo malo va a suceder)
  • Sensaciones agradables en general

Los cambios físicos

  • Dificultad para hablar (puede dejar de hablar, emitir sonidos sin sentido o deformados, seguir hablando con un habla sin sentido)
  • No poder tragar, babeo
  • Parpadeo repetitivo, los ojos pueden moverse a un lado o mirar hacia arriba
  • Falta de movimiento o pérdida del tono muscular (incapacidad de moverse, pérdida de fuerza en el cuello, por lo que la cabeza puede caer hacia adelante, pérdida de tono muscular en el cuerpo y la persona puede desplomarse o caer hacia adelante)
  • Temblores, sacudidas o movimientos bruscos (puede ocurrir en uno o ambos lados de la cara, los brazos, las piernas o el cuerpo entero; pueden comenzar en un área y luego extenderse a otras áreas o permanecer en un solo lugar)
  • Músculos tensos o rígidos (parte del cuerpo o todo el cuerpo pueden tensarse fuertemente y si la persona está de pie, puede caer “como un tronco de árbol”)
  • Movimientos repetidos no intencionados, llamados automatismos, implican la cara, brazos o las piernas, tales como
    • movimientos de masticación
    • movimientos repetitivos de las manos, como torsión, jugar con los botones u objetos en las manos
    • vestirse o desvestirse
    • caminar o correr
  • Movimientos voluntarios (persona puede continuar la actividad que estaba realizando antes de la crisis)
  • Convulsión (persona pierde la conciencia, el cuerpo se vuelve rígido o tenso, se producen movimientos espasmódicos y luego rápidos)
  • Perder el control de la orina o las heces inesperadamente
  • Transpiración
  • Cambio en el color de la piel (pálida, azulada o enrojecida)
  • El morder la lengua (por apretar los dientes cuando los músculos se tensan)
  • Respiración dificultosa
  • Taquicardia

Fase Post-ictal

Como termina la convulsión, se produce la fase post-ictal, es el período de recuperación después de la crisis convulsiva. Algunas personas se recuperan de inmediato, mientras que otros pueden tardar minutos o incluso horas para sentirse en su estado habitual. El tipo de ataque, así como qué parte del cerebro se ve afectada en la convulsión, afectará el periodo de recuperación.

Los síntomas más comunes después de una convulsión

  • Lentitud en responder
  • Confusión
  • Somnolencia
  • Pérdida de memoria
  • Dificultad para hablar o escribir
  • Mareo, sensación de turbiedad
  • Sentirse deprimido, triste, molesto
  • Sentirse asustado y ansioso
  • Frustración, vergüenza

Los cambios físicos

  • Pueden presentar lesiones, tales como hematomas, cortes, fracturas o lesiones en la cabeza, si se cayó durante la convulsión
  • Pueden sentirse cansados, agotados o dormir durante minutos u horas
  • Dolor de cabeza u otros dolores
  • Náuseas y malestar estomacal
  • Sed
  • Debilidad general o debilidad en una parte o lado del cuerpo
  • Urgencia de ir al baño o perder el control del intestino o la vejiga

Cómo actuar durante un ataque de epilepsia

En caso de presenciar un ataque epiléptico, es importante tener en cuenta lo siguiente para poder ayudar:

  • No mover a la persona del sitio.
  • No introducir nada en la boca.
  • Evitar si es posible que se golpee la cabeza.
  • Solo en casos puntuales es necesario ir a urgencias:
    • si es una mujer embarazada;
    • si existe un traumatismo importante;
    • si tiene varias crisis y entre una y otra no recupera la conciencia o si una crisis dura más de 5 minutos, ambos casos serían un estatus epiléptico (una crisis convulsiva que dura más de 30 minutos o más de dos crisis convulsivas sin recobrar la conciencia), lo cual es muy peligroso.

En la fase tónica de una crisis no se respira debido a una contracción de todos los músculos del cuerpo. El oxígeno que hay en el cuerpo va a los órganos vitales; por ese motivo los labios y orejas pueden presentar cianosis. Esto no es peligroso, siempre que no se trate de un estatus epiléptico.

La Epilepsia, signos y síntomas
4.5 (90%) 4 votos.

3 Comentarios

  1. Coordiales saludos Lic. Sergio.
    Resido en la CDMX, he tenido problemas de salud, no comunes para un diagnóstico “fácil”. Fui al IMSS, con mi médico familiar y me mando a Psicología, la psicóloga me mando con el neurólogo, y el neurólogo me mando a hacer estudios: Electroencefalograma, tomografía, estudio de sangre para descartar una posible epilepsia o algún daño orgánico.
    Los síntomas que tengo son:
    -Perdida de la audición.(Reciente de un año)
    – Mareos en los transportes (Toda mi vida y se a intensificado más)
    -Ansiedad
    -Depresión
    -Miedos a los pasillos cuando voy caminando
    -Deja Vu (soy escéptica)
    -Algunas veces siento que estoy en un lugar pero a la vez no me siento totalmente en mi cuerpo, siento que floto.
    -A los 11 años empecé con migrañas intensas, el doctor dijo que era migraña crónica. Cuando me daba, veía muchos puntos de colores, incluso hubieron 2 veces que perdí la visión del ojo derecho por 2 horas.
    -Hay veces que me estoy quedando dormida pero a la vez siento que estoy en otro lugar, alucinando, con los ojos cerrados y los abro continuamente y me doy cuenta que no es real, y me muevo demasiado.
    -Suelo oler cosas que nadie más huele, olores nauseabundos que los detecto antes o más fuertes, incluso al tocar aveces cosas las huelo.
    -Las personas que me han visto dormir dicen que brinco continuamente.
    -Suelo ser intolerante con las personas, se me hacen tontas, me artan y evito estar en contacto con ellas, me cuesta trabajo relacionarme con las personas, aunque suelo ser afectiva con las más cercanas.
    -Tuve una alucinación en la casa de mi amiga estando despierta, en la sala con las luces apagadas, en el sillón había una almohada, yo estaba parada y la almohada se transformo en un rostro “diabólico”, tuve crisis de llanto, prendió las luces, me fui a mi casa y dure un rato con miedo. Fue la única vez que me pasó algo así, no estaba bajo efectos de ningún narcótico, alcohol,etc.

    Tengo miedo de la ausencia de control de estas situaciones, me gustaría escuchar un sobrediagnostico, exponiendo estos síntomas,

  2. Hola.
    Soy Alberto Raúl.
    Tengo diagnosticado y padezco de síndrome vertiginoso lateral izquierdo y como tal los mareos perduraran de por vida, pienso por las referencias del especialista neurológico que me diagnóstico.
    ¿Tiene relación este diagnóstico con la Epilepsia? Y
    Gracias anticipadas.
    Deseo recibir más información.
    Cordialmente.
    Alberto Raúl

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.