narcisista

Qué son los Trastornos de la Personalidad

Los Trastornos de la Personalidad se han entendido tradicionalmente como perturbaciones en los patrones del pensamiento, las emociones y el funcionamiento interpersonal, que dan lugar a mecanismos de interacción social pobres y deteriorados. Estos patrones de personalidad, durante mucho tiempo fueron vistos como características inmutables.

Posteriormente se ha visto que estos tipos de patrones personalidad se establecen en épocas tempranas de la vida, como maneras de lidiar con la ausencia de apoyo o déficits relacionados con la falta de apego en la infancia en el desarrollo de la personalidad.

En el DSM V las clasificaciones enumeran hasta diez tipos de trastorno de la personalidad, dos de los cuales son “Trastorno Límite de la Personalidad” y “Trastorno de Personalidad Narcisista“. Las descripciones comunes, en un principio, parecen ser muy distintas:

Características del TLP y el trastorno Narcisista

Trastorno Límite de la Personalidad

Es una personalidad imprevisible, manipuladora, inestable. Teme el abandono y el aislamiento. Vive experiencias rápidas con grandes fluctuación de estados de ánimo. Cambia rápidamente entre amar y odiar. Se ve a sí mismo y a los demás, alternativamente, como todo bien y todo mal. Sus estados de ánimo son inestables y con frecuencia cambiantes. Las personas con Trastorno Límite de la Personalidad tienen un patrón recurrente de inestabilidad en las relaciones interpersonales.

Trastorno de Personalidad Narcisista

Es un tipo de personalidad egotista, arrogante, grandiosa, despreocupada. Fantasías de éxito, belleza, o el logro. Se ve a sí mismo como admirable y superior, y por lo tanto con derecho a un tratamiento especial. Es un trastorno mental en el que la gente tiene una idea exagerada de su propia importancia y una profunda necesidad de admiración. Las personas con trastorno de personalidad narcisista creen que son superiores a los demás y tienen poca consideración por los sentimientos de otras personas.

Similitudes entre el TLP y el trastorno Narcisista

Como similitudes entre ambos trastornos podemos ver los dos son el resultado de la creación de un autoconcepto equivocado. Esto da como resultado una mala o incompleta formación de la identidad y posterior independencia, en la que debería existir una separación saludable y segura de los padres o cuidadores, lo que significa llegar a verse a sí mismo como un ser independiente. Se cree que el momento crucial para esta fase del desarrollo en el ser humano se produce entre los 18 meses y 3 años de.

Ambos narcisistas y TLP crecen con la necesidad de definirse a sí mismos en términos de otras personas con el fin de sentirse valorados. El narcisista construye una fachada o falsa personalidad construida sobre el sentimiento o necesidad de ser vistos como mejores que los demás. El narcisista depende de los otros para afirmar su carácter especial y busca a personas y situaciones que apoyan esta ilusión. En cambio en el TLP se une a otra persona con el sentimiento de que pueda ser un potencial salvador. La persona con TLP busca el aprecio de los demás para sentirse a salvo del abandono y llenar así su vacío.

Ambos casos tienen dificultades para reflexionar sobre lo que sienten o necesitan o quieren y es probable que sean deshonestos, por evitación o manipulación, en lugar de claros y asertivos. Actúan con un sentido incompleto de su eficacia y pueden ser impulsivos e impredecibles.

Detrás de ambos trastornos de la personalidad existe una profunda fragilidad del Yo. En situaciones de estrés grave, ambos tipos se descompensan y pueden llegar a ser esencialmente no funcionales.

Con el narcisista esto puede conllevar una ira extrema, incluso la desesperación suicida o actuación sociópata o alguna combinación de estos. Este es el ejemplo del magnate caído en desgracia o el político con un fetiche secreto. Esta frontera gravemente descompensada es muy emocional y auto destructiva, hasta el punto de que él o ella pueden parecer psicóticos. Esta es la persona que se entera de que han dedicado su vida a una farsa o que su héroe tiene pies de barro. El débil sentido de sí mismo se ha desintegrado dejando una sensación de aniquilación y la incapacidad de hacer frente. En una forma más leve se dan respuestas de victimización.

Diferencias entre el TLP y el trastorno Narcisista

¿Qué diferencias se pueden observar entre ambos trastornos? En principio que los dos son propensos a tener serias dificultades a la hora de mantener relaciones saludables. En ambos existen mucha desorganización emocional sobretodo a la hora de relacionarse, aunque son muy rápidos para encontrar y aceptar ayuda.

Dado que los dos los trastornos son el resultado de problemas de falta de apego temprano, puede ser menos importante de precisar si la persona es un narcisista o un TLP y más importante conocer cuál es su tipo de forma relacional. ¿Está siempre vigilante y se enfurece con facilidad? ¿Es inseguro? ¿Se ve impulsado por un ego muy competitivo? Estas “habilidades de supervivencia” obsoletas se basan principalmente en la naturaleza particular del trauma temprano de la persona, combinada con la trayectoria de desarrollo que siguió.

En gran medida todos tenemos patrones de relación que se establecieron tempranamente, pero eso puede no afectarnos particularmente en la edad adulta. En parte, el hecho de tener una relación significativa en el presente  le ayudará a aprender y crecer para generar un autoconcepto más realista y  fuerte, ya sea a través de una relación sentimental de forma individual.

Si conoces a alguien que tenga algunos de estos síntomas, ahora puedes llegar a entender por qué salió mal una relación, por ejemplo. Si puedes saber su historia, con sus padres y amigos, puedes incluso tener una visión de cómo fueron de distorsionadas o problemáticas esas relaciones. Por suerte o por desgracia, a menudo somos más ciegos con la relación que hemos vivido en nuestra propia familia que en la de los demás.

Alguien que no esté abierto a la obtención de una mayor conciencia de sí mismo y la resolución de estas cuestiones no estará preparado para afrontar una relación seria, no importa lo que su diagnóstico sea realmente. Como punto de partida, la persona tiene que estar comprometida con el crecimiento y abierta al cambio real.

¿Personalidad Narcisista o TLP? Cómo afrontar una relación sentimental
5 (100%) 1 voto

  • Me gusto mucho acerca de la personalidad narcisista, creo que conocí a una persona así, me gustaría conocer mas les dejo mi correo. Gracias.

  • Soy narcicista y este articulo me ayudo a entender algunas cosas que he sabido, pero no las he asimilado, por miedo a la vulnavirilidad. Ahora entiendo que no se trata de lo que yo quiera ser. Es de lo que soy y experimento en este momento. Reflexion.