Todos sabemos detectar con relativa facilidad una personalidad narcisista. Los sentimientos de grandiosidad y prepotencia no son fáciles de confundir. Pero lo que quizás no sabes es que también existen personalidades narcisistas encubiertas, que no son tan fáciles de detectar. En el fondo son igual de prepotentes y destructivas en sus relaciones.

El Trastorno de Personalidad Narcisista se crea de dos maneras en la infancia. O bien el niño ha recibido demasiada atención o no la suficiente. Esto deja un gran vacío en el individuo a medida que entra en la edad adulta. Su postura no satisfecha como “tomador” se convierte en el imán perfecto para una personalidad de “dador”. Los narcisistas intentarán encontrar a alguien que les preste toda la atención que tenían o no tenían cuando eran niños, dejando a otros con un déficit emocional.

Los Narcisistas Encubiertos exhibirán estas cinco señales

1. Una humildad falsa

En realidad esto es una forma de orgullo, pero mostrada de forma encubierta. Los narcisistas juegan a ser la víctima para que les presten la máxima atención posible. Ellos dicen que están haciendo las cosas porque quieren, pero en realidad buscan la aprobación de los otros. Se preocupan por sí mismos y su supuesta humildad no es sincera.

Su objetivo es lograr que los demás sepan que son importantes y buscan en secreto su admiración. Sin embargo, la disfrazan de humildad, pero el suyo no es un verdadero carácter humilde que antepone a los demás antes que a sí mismo. Su interés real es asegurarse de que son admirados por sus esfuerzos.

2. Falta de empatía

Los narcisistas ignoran las preocupaciones ajenas. Prefieren seguir con su agenda personal, independientemente de las circunstancias que les rodeen, y es que, como ya sabemos, son egoístas. La compasión no va con ellos. Pero si son ellos los que no se siente bien, desearán ser atendidos como si no hubiera nadie más. No hay término medio; quieren ser servidos, pero no servir.

3. Respuestas inmaduras

Los narcisistas son muy sensibles y se ofenden ante la más mínima crítica. Magnifican una ofensa real o percibida más de lo que merece. No son capaces de dialogar, por eso desvían la culpa a otros por sus reacciones.

Los narcisistas encubiertos intentan disimular su ira haciendo ver que las cosas no les molestan, sin embargo, su lenguaje corporal no verbal muestra esta ira a pesar de que no la admitan. Pueden llegar a ser pasivo-agresivo en sus respuestas pero no en las acciones.

4. Simplificación de las necesidades de los demás

Los narcisistas minimizarán las necesidades de las personas que los rodean. No investigarán los detalles de una situación particular, ya que no lo consideran digno de su tiempo. Ellos etiquetan a las personas y desvían la culpa hacia ellas en lugar de asumir la responsabilidad de sus propias acciones. También reducen los problemas ajenos a algo simple, con el fin de dejarlos de lado o etiquetarlos de estúpidos e inútiles. No quieren ser molestados con los hechos de los demás, sólo sus problemas son importantes y no invierten su tiempo y energía en algo que no sea su agenda personal.

5. Incapacidad de escuchar

Los narcisistas tienden a hablar rápido, dominando la conversación, y no suelen hacer preguntas durante las mismas, por lo que se convierte fácilmente en un diálogo cerrado o monólogo. Ellos no gastan demasiada energía en cultivar las relaciones. No se preocupan por lo que tiene que decir el otro, porque sólo quieren lo que es mejor para ellos, independientemente de lo que está compartiendo. No encuentran al interlocutor lo suficientemente importante como para escucharlo con atención.

Obviamente, no todas las personas tranquilas o tímidas son narcisistas encubiertas. Pero hay que tener en cuenta estas señales. Los narcisistas encubiertos no son tan benignos como parecen y pueden causar mucha angustia.

Cristina Martínez

5 signos de la personalidad Narcisista Encubierta
5 (100%) 1 voto

  • Esto es bueno, pero te faltan características intrincadas de un narcisista encubierto. (el narcisista más peligroso)
    Este es el tipo de narcisista es muy difícil de identificar. Debido a que parecen normales en el trabajo o en la iglesia, etc., toma mucho tiempo y una relación cercana con el perpetrador para exponer quiénes son en realidad.
    1. Parecen ser equilibrados, amables y divertidos. Su primera impresión es muy buena y parecen ser personas que querrías que tuviera tu amigo. Los niños también suelen amarlos. Al principio es muy difícil, así que ve cualquier problema. Siempre están dispuestos a ayudar a alguien y se encuentran incluso muy generosos. . Esta táctica se usa para recibir de manera positiva y ganar atención. Además, para ganar apoyo, un seguidor y atrapa a alguien. Pero su verdadera naturaleza es egoísta y siempre tienen un motivo detrás de ayudar a alguien o a una causa. Por ejemplo, escalar la escalera en el trabajo, la iglesia o manipular una relación para luego satisfacer sus necesidades egoístas. Una vez más, todo está hecho no desde el corazón sino por algún otro motivo.
    2. Como se mencionó, ellos no tienen empatía. Son un gran actor y parecerá que les importa, pero en realidad no lo hacen. Pero si lo necesitan, exigirán toda la atención centrada en ellos. En las relaciones románticas, una vez que sienten que no están recibiendo una validación constante, hay alguna expectativa que es imposible que su pareja pueda cumplir y que buscarán fuera de la relación. Esto se llama “Supply”, generalmente estos son
    infidelidad emocional o infidelidad pura. Encuentran la atención del sexo opuesto.
    3. Nunca se hacen responsables y siempre culpan a otra persona. Ellos son siempre la pobre víctima abusada. Muchas mujeres que son narcisistas encubiertas siempre le dicen a sus seguidores cómo su novio o esposo es violento o abusó físicamente de ellos. Esto se hace para ganar simpatía, para protegerse de ser expuestos por lo que realmente son y para manchar a su víctima. Es muy importante tener en cuenta que cuando comienzan a devaluar a una persona, también comienzan a difamar oa iniciar una campaña de desprestigio para destruir la imagen, la carrera y la imagen de sus víctimas. Siempre obtendrán un gran número de seguidores con el término “Flying Monkeys”. Esta pandilla de tontos fáciles de lavar el cerebro ayuda a que el narcisista parezca ser la víctima y al mismo tiempo destruya a las víctimas.
    4. Durante una relación, no tienen sentido de comunicación y son extraordinariamente pasivos y agresivos. Durante un desacuerdo típico, se mantendrán en silencio (Silent Treatment) o desaparecerán por días o semanas (Absent Silent Treatment). Si deciden descartarte por completo. Pero cuando te dan fantasmas ya tienen un nuevo hombre o mujeres en la fila.
    5. Son cobardes, personas extremadamente inseguras e infelices. En el trabajo, o en público, crean una falsa fachada feliz de ellos mismos. Lo que es más importante, no pueden manejar ningún tipo de crítica y son extremadamente hipersensibles. Llorarán por alguna ofensa imaginada.
    6. Son extremadamente competitivos y odian cuando otras personas están por delante de ellos. Odian ver a otras personas siendo felices y quieren que fracases.