cerebros conectados carretera
Las Autorrevelaciones

En qué consisten las autorrevelaciones

Las autorrevelaciones son información personal que ofrecemos a una o más personas cuando queremos establecer un vínculo afectivo – emocional. En cierto modo significa expresar sentimientos, deseos, gustos, fantasías, metas a largo plazo, postergaciones, etc. De manera correcta y sin excesos.

A continuación te ofrecemos una serie de consejos para que potencies tus habilidades sociales y sepas ofrecer una imagen de ti honesta y sincera, sin que por ello incomodarte tu ni incomodar a los demás.

Para realizar auto-revelaciones  existen multitud de temas, como por ejemplo: familia, ciudad de origen, forma de vida y planes futuros, puntos de vista en relación al matrimonio e hijos, reacciones e incomodidades, temores personales, pensamientos sobre la vieja creencia en Dios, la vida o la muerte, drogas, triunfos y fracasos, antiguas relaciones amorosas, momentos de angustia, etc.

Si deseamos comunicarnos con alguien primero hemos de tener en cuenta no apresurarnos en lo relativo a las intimidades. Las personas pueden sentirse incómodas si se ven asediadas en un corto espacio de tiempo con preguntas o auto revelaciones  muy íntimas. Esperar el momento adecuado para ello.

Los 4 niveles de profundidad de la comunicación

  • Frases hechas: son rituales para iniciar la conversación en los que se reconoce la presencia del otro y las ganas de comunicarse.
  • Hechos: en las relaciones nuevas, generalmente se explican los hechos más importantes en la vida de cada uno; en las más afianzadas, los más recientes. Cada persona intenta descubrir si los intereses que se comparten son tantos como para que la relación valga la pena.
  • Opiniones: dan una visión más personal que los hechos o frases hechas. Para expresar opiniones es mejor ser directo y franco que  usar frases generales como “me han dicho que”,”hay quien  dice que…”, “no lo sé pero creo que..”.

Procure comenzar sus declaraciones con: “Yo opino que…”; “personalmente creo que…” “No sé lo que pensará usted pero  a mi me parece que…”.

  • Sentimientos: transmiten una reacción emocional a un suceso, describiendo mejor cómo es la persona.

Otras formas de tener temas para hablar son:

  • Tener temas preparados referente a algo que se haya leído, o películas, etc., relato de una experiencia graciosa ocurrida durante la semana o hace tiempo, etc.
  • Mezclar declaraciones de opinión e información. Hacer una pregunta al final es una buena estrategia para mantener en marcha una conversación, así como para hacerla comprensiva e interesante tanto para usted como para la otra persona.
  • Procurar no interrumpir mientras el otro le está hablando.
  • Aunque existen formas no verbales de comunicar algo sobre sí mismo, lo que ayuda a mantener una conversación es lo que se comunica sobre sí mismo verbalmente. La gente quiere saber dónde trabaja usted, dónde vive y a dónde se dirige.
  • En general, sale mucho más a cuenta comunicar honestamente quien es uno, que intentar dar una imagen demasiado favore­cida. El hecho de crearse una imagen pública falsa es algo que deberá ser corregido posteriormente, sobre todo si se prevén relaciones posteriores. Si no le gustan algunas cosas de sí mismo, es preferible cambiarlas que dar una imagen falsa. Es más fácil y se sentirá más cómodo si no tiene que ir dando otra apariencia que la que usted tiene en realidad.

¿Cuánto hay que revelar?

A medida que las relaciones se hacen más frecuentes y dura­deras, debe usted revelar un tipo de información diferente acerca de sí mismo a fin de mantener las convenciones de la amistad. Una cosa es revelar lo que usted piensa-intereses gustos y antipatías-, y otra cosa diferente es revelar lo que siente.

Cuando los hechos permiten el intercambio de sentimientos entre las personas, el afecto es siempre el mismo: reafirmar la amistad y aproximar más a las dos personas en cuestión.

La expresión de sentimientos tiene que ser siempre propor­cionada al grado de estima e intimidad que existe entre las dos personas. Cuanto más intercambio de sentimientos haya, más satisfactorias e íntimas son las relaciones prolongadas.

La persona que lo revela todo acerca de sí misma, de sus capacidades, debilidades, problemas, conflictos o sentimientos establece con los demás relaciones inviables y negativas tanto como la persona que revela demasiado poco sobre sí misma y que se esfuerza por dar una imagen falsa.

Después de valorar el carácter de una relación debe usted decidir hasta qué punto puede usted revelar sus secretos y sentimientos. El hecho también de mostrarse demasiado concre­to, detallista y preciso en la expresión de los sentimientos, no sólo es especialmente inadecuado en una amistad informal, sino que provoca cierto malestar y confusión en el que escucha, si no revela habitualmente sentimientos, esto impide que la relación se desarrolle y pueda convertirse en amistad. También, al no expresar sentimientos, se producen situaciones equívocas, que pueden ser la causa de irritabilidad, frustración y conflictos que de ello se derivan. Uno se crea también una imagen de que las cosas no le afectan, y después tiene que hacer un enorme esfuerzo para seguir estando a la altura de la imagen que ha ofrecido.

La reserva total no es saludable y la franqueza excesiva es inadecuada.

Si la gente se aparta de usted, es seguramente por que no permite que le conozcan, o porque les expone con demasiada inten­sidad sus emociones y les agobia pidiéndoles apoyo, simpatía, comprensión total.

Las buenas conversaciones se desarrollan con auto revelaciones  de cada una de las partes. Se gana en camaradería y acercamiento al expresar sentimientos, gustos, fantasías, deseos, metas a largo plazo.

Descubrirse ante la otra persona promueve en ella la sensación de que se comparten sentimientos e intimidad propios.

Una posible lista de temas podría incluir los siguientes: padres, hermanos y hermanas; ciudad de origen y crecimiento; su forma de vida y planes futuros; sus puntos de vista con relación al matrimonio y a la tenencia de los hijos; sus reacciones e incomodidades ; sus temores personales; sus pensamientos acerca de la vejez; sus creencias en Dios, la vida y la muerte; su manejo con las drogas; sus triunfos; sus antiguas relaciones amorosas; sus momentos de angustia.

Problemas comunes en la autorrevelación

Proyectar una falsa imagen

  • Puede verse rechazado porque a la otra persona no le guste este “ser perfecto” que uno presenta.
  • Puede sentirse atraído por la imagen positiva pero uno mismo sabe que éste no es él.
  • Tarde o temprano se puede descubrir la mentira.

Que no nos crean

Para aumentar las probabilidades de que nos crean debemos:

  • Ser específico describiendo las sensaciones.
  • Revelar algún aspecto negativo de uno mismo.
  • Dejarse convencer: en lugar de enunciar inmediatamente una opinión, discutir con el interlocutor los pros y los contras del problema, para finalmente sacar una conclusión.
  • Que no haya ambigüedad al expresar la opinión propia: No hacerlo en tercera persona y con preguntas, sino en primera persona y con frases afirmativas.
  • No hablar poco por miedo a aburrir a la otra persona.

Revelar información privada acerca de nosotros mismos a otra persona es una técnica asertiva muy eficaz, no sólo en plan de conversación social sino también cuando surge un conflicto entre nosotros y otra persona.

No debe confundirse la auto-revelación volun­taria con el acto de vomitar confesiones autodespreciativas de tipo involuntario, automático y casi condicionado.

Nuestra revelación voluntaria de factores negativos acerca de nosotros mismos y nuestra propia aceptación de los mismos es probablemente la técnica asertiva más potente y eficaz para evitar la manipula­ción y alcanzar la paz de nuestro espíritu. Si los demás reaccio­nan ante nuestra revelación asertiva de nuestro Yo interior y de nuestras preocupaciones tratando de convencernos de que no “debe­mos” o no “tenemos derecho a pensar o sentir así”, nuestra respues­ta será simple y directa: “Es posible, pero esto es lo que sien­to”. Frente a una respuesta sincera y honrada como ésta es impo­sible emplear la manipulación. Cuando formulamos una auto revela­cion de esta clase, la persona con la que estamos interactuando debe respondernos en el mismo plano de deseos personales honrados o no tratar en absoluto con nosotros. Como veremos en muchos de los diálogos, el uso adecuado de la auto revelacion voluntaria es eficaz en el trato con personas de carácter manipulativo, sean vendedores de coches usados, dependientes, corredores a domicilio, hombres de negocios, mecánicos, compañeros de traba­jo, jefes, amigos, vecinos, parientes, padres o hijos nuestros, lo mismo que como medio para mejorar nuestras técnicas de conver­sación y de comunicación social.

Las autorrevelaciones ¿qué son y para qué nos sirven?
5 (100%) 2 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.