Psicología individual de Alfred Adler: 7 principios

Verificado Redactado por Isbelia Farias. Este artículo ha sido revisado, actualizado y verificado por nuestro equipo de psicólogos por última vez el 10 agosto 2021.

La psicología individual de Alfred Adler es una teoría psicológica que parte de supuestos psicoanalíticos, pero que más tarde se centra en el individuo y las capacidades que este posee para progresar.

Cuando se estudia la psicología individual de Alfred Adler, usualmente, se recuerdan las nociones sobre el “complejo de inferioridad” y el “afán de poder”, ya que estos postulados fueron hechos por Adler.

Sin embargo, la psicología individual de Alfred Adler surgió tras su separación del movimiento psicoanalítico y luego de que su pensamiento madurara y se centrara en sus propias ideas, llegando más tarde a conformar su propia escuela.

Pues, si bien Alfred Adler comenzó estudiando las teorías de Sigmund Freud, luego se aparta de ellas y comienza a trabajar en algo muy diferente.

Breve historia de Alfred Adler

Cuando se menciona la psicología individual de Alfred Adler es necesario destacar que este partió de las ideas de Freud y que asistió a varias de sus reuniones. Pero, luego se distanció hasta salirse completamente del grupo.

Alfred Adler fue hijo de un comerciante judío, y nació en Viena en el año 1870. Su carrera fue la de medicina, llegando a especializarse en oftalmología y después en neurología.

En un principio, sobre todo a inicios del s XX, muchas de las ideas marxistas influyeron en él, ya que era un joven médico apasionado creyente del socialismo.

La Psicología Individual De Alfred Adler
Alfred Adler

Se conoce que publicó un breve libro al respecto, pero este desapareció, así como también se suele mencionar que, en dicha obra, Adler hizo críticas a las condiciones infrahumanas de los trabajadores de sastrerías y telares, por lo que el médico propuso algunas medidas higiénicas y sociales que les permitieran mejorar.

Sin embargo, no fueron estas las ideas predominantes en toda su producción, o al menos no entre las que se estudian hoy día con más regularidad.

Estuvo casado con una joven rusa simpatizante del movimiento feminista y comunista, llamada Raissa Timofeievna, quien también era amiga de León Trotski y su esposa Natalia.

Fue en medio de todo este escenario cuando Alfred Adler comenzó a tener contacto con las ideas de Freud. En 1902, aproximadamente, Adler tuvo una participación bastante activa en dicho movimiento, llegando incluso en 1910 a ser presidente de la Asociación Psicoanalítica Internacional.

No obstante, la rivalidad en cuanto a ideas se hizo honda en cierto momento, entre ambos médicos, por lo que Adler se distanció por completo, pese a que en sus primeros escritos todavía se puede percibir la influencia psicoanalítica de Freud.

Alfred Adler y la psicología individual

Conforme pasan los años, Alfred Adler va madurando en sus planteamientos, los cuales comienzan a percibirse de una forma diferente.

De acuerdo con Manés Sperber, un autor franco-galiciano, amigo y discípulo de Adler –y más tarde, su biógrafo-, las diferencias entre Freud y Adler cada vez fueron más notorias, por lo que, en un punto, se veía que no habría reconciliación de dichas ideas.

Así, en 1911, Alfred Adler publicó un artículo en el que abiertamente criticó la teoría sexual propuesta por Sigmund Freud.

Adler nunca hizo referencia a las “instancias psíquicas”, ni al “Complejo de Edipo”, como lo hacía Freud, sino que propuso otros términos, como el de “minusvalía de órganos”, o defecto orgánico, que el sujeto podría compensar de forma psicológica, y en el que una compensación incompleta conduciría hasta una neurosis.

Pero, vale aclarar que el mismo Adler luego abandonaría esta idea como origen de la neurosis y le restaría importancia. Fue entonces cuando se comenzó a hacer referencia a la psicología individual de Alfred Adler, para diferenciar sus ideas de las de Freud, especialmente aquellas que referían a las “instancias psíquicas”.

Pues, cuando se menciona la noción de “instancias psíquicas”, pareciese que el individuo pudiese ser dividido en partes, mientras que, para Adler, el sujeto es una unidad indivisible, es decir, imposible de dividir.

Hoy día, hay quienes consideran que la psicología de Adler tampoco es individual, sino que se acerca más a la Psicología Social, debido a que concedió gran relevancia a la relación entre los individuos, tal como indican algunos estudios, así que muchos simplemente designan sus ideas como “Psicología Adleriana”.

Postulados de la psicología Individual de Alfred Adler

Cuando Adler abandonó la Sociedad Psicoanalítica fundó su propio círculo con médicos que mostraban interés en sus ideas. Este círculo se llegó a llamar Sociedad para Estudios Psicoanalíticos Libres.

Posteriormente, el círculo cambió de nombre y se le denominó al movimiento simplemente “Psicología Individual”.

De modo que, para el grupo que estudia la Psicología Individual, la neurosis se desencadenaba era a raíz del sentimiento de inferioridad de un sujeto, quien buscaba el afán de notoriedad y este resultaba sobrecompensado.

Pese a que se llama Psicología Individual, en realidad, en esta teoría el individuo no puede ser comprendido desde su soledad, sino desde las relaciones que entabla con los demás.

El análisis de estas relaciones, permitiría corroborar en qué posición se encuentra un individuo respecto a los otros, es decir, “entre ellos”, “por encima” o “por debajo”.

Para Adler, desde que el ser humano nace, hay una lucha en su vida y cada quien se impulsa por medio de metas, pero hay muchas metas comunes así que todos se encuentran en esa especie de batalla.

Hay 7 principios que son fundamentales en su obra, estos son:

  1. Inferioridad: el hombre se siente incompleto y esto le impulsa a analizarse.
  2. Superioridad: el sujeto es más que un animal agresivo, por ello busca poder para sobrevivir.
  3. Estilo de vida: el hombre trata de dirigir su conducta por sí mismo.
  4. Yo creador: el hombre es capaz de crear una estructura propia.
  5. Yo consciente: vinculada al Yo soy.
  6. Metas fantasiosas: metas imaginadas que impulsan al ser humano.
  7. Interés social: el hombre considera que la sociedad le hará más completo, o superior.

Estos principios son los que explican la conducta de un sujeto, según la psicología individual de Alfred Adler. Vale destacar que, todavía, sus ideas siguen en continuo debate.

Bibliografía

  • Carlson, J. D., & Englar-Carlson, M. (2012). Adlerian therapy. In Contemporary Psychotherapies for a Diverse World: First Revised Edition.
  • Hoffmann, S. O. (2004). Alfred Adler (1870-1937). Der Nervenarzt.
  • Lowe, W. L. (1957). The Individual Psychology of Alfred Adler. American Journal of Psychotherapy.
  • Oberst, Ú., Ibarz, V., & León, R. (2013). La psicología individual de Alfred Adler y la psicosíntesis de Oliver Brachfeld. Revista de Neuro-Psiquiatria.
  • Orgler, H. (1976). Alfred adler. International Journal of Social Psychiatry.

Licenciada y Máster en filosofía (Universidad del Zulia), maestrante en Orientación en Sexología (CIPPSV) su área está enfocada hacia el bienestar y la sexualidad en la pareja. Posee certificación en coaching (Universidad Autónoma de Barcelona), Fundamentos de la escritura (Tecnológico de Monterrey), Sexualidad, mucho más que sexo (Universidad de los Andes), Psicología Positiva (Universidad Metropolitana de Caracas), diplomada en Logoterapia y Análisis Existencial, Orientación de la Conducta y Psicología Forense.

Deja un comentario