Paul Watzlawick

La creencia de que la propia visión de la realidad es la única realidad, es el más peligroso de todos los delirios. Paul Watzlawick

Paul Watzlawick fue un psicólogo y filósofo estadounidense de origen austríaco, nació en 1921 en Villach, Austria.

Trabajó en la Teoría de la comunicación humana y del Constructivismo radical, siendo gran defensor de ambos, e hizo una importante aportación en el campo de la Terapia familiar sistémica y, en general, de la Psicoterapia.

Biografía

Obtuvo un doctorado en filosofía en la Universidad de Venecia el año 1949. En 1954, estudió en la Universidad Carl Jung de Zurich y recibió un título en la psicoterapia analítica. Continuó su carrera la investigación en la Universidad de El Salvador en 1957. Paul fue una de las figuras más influyentes y reconocidas en el Mental Research Institute. En 1960, fue invitado por Don D. Jackson para hacer la investigación en el Instituto de Investigación Mental y en 1967, comenzó a enseñar psiquiatría de la Universidad de Stanford.

Aportaciones a la psicología

Introdujo la teoría conocida como el “doble vínculo” de la esquizofrenia, que describe que cuando una persona está atrapada bajo dos expectativas, ambas se excluyen mutuamente.

En 1967 empoezó a trabajar sobre la pragmática de la comunicación humana, basándose en la teoría de Bateson e hizo grandes aportaciones en la teoría de la comunicación. esta teoría tuvo un gran impacto en el trabajo de Friedemann Schulz von Thun y su teoría de los cuatro modelos secundarios. Por otra parte, Watzlawick realizó una amplia investigación sobre el efecto de la comunicación en las familias. Definió los famosos cinco axiomas en su teoría de la comunicación que se conoce como la Teoría Interaccional.

Paul Watzlawick escribió 18 libros que se publicaron en 85 ediciones y más de 150 artículos y capítulos de libros. Algunos de sus libros son “Pragmática de la comunicación humana” (1967), “El Cambio” (con John Weakland y Richard Fisch) (1974), “¿Es real la realidad?” (1976), “The Language of Change” (1977), “La situación es desesperada, pero no grave: En busca de la infelicidad” (1983), “La realidad inventada: ¿Cómo sabemos lo que creemos que sabemos? (Contribuciones al constructivismo)” (1984) y Ultra-Solutions, o, “¿Cómo a fallar con mayor éxito (1988)”.

Desde el año 1960, residió y trabajó toda su vida en la ciudad y en la Universidad californiana de Palo Alto, California, hasta su muerte a la edad de 85 años.

Los cinco axiomas de Watzlawick

Los axiomas de la comunicación humana de Watzlawick se incluyeron en el libro de 1967 “La pragmática de la comunicación humana: un estudio de patrones de interacción, patologías y paradojas.” Este es un trabajo fundamental en teoría de la comunicación y fue escrito con la colaboración de Janet Beavin-Bavelas y Don Jackson, dos de los colegas de Watzlawick en el Mental Research Institute de Palo Alto, California.

Axioma 1. Es imposible no comunicarse

El primero y más famoso axioma de la comunicación humana es “uno no se puede no comunicar”. Lo que esta doble negativa significa es que no tenemos ninguna opción de decidir si nos comunicamos o no. Todo lo que digamos o hagamos se transmite como algún tipo de mensaje. Incluso si no hacemos nada, eso ya es un mensaje.

Axioma 2. Contenido y relación

Toda comunicación tiene un nivel de contenido y un nivel de relación, el último clasifica al primero, por lo que se trata de una metacomunicación. Watzlawick dijo que las palabras utilizadas en la comunicación obtienen su significado por el contexto de la relación entre el hablante y el oyente. Si se llama a alguien “perdedor”, la palabra significa una cosa si la persona es un amigo cercano, pero puede significar una cosa totalmente diferente si se trata de una relación casual. Esto representa el segundo axioma: el contexto define el contenido.

Axioma 3.  La puntuación

Watzlawick también argumentó que la comunicación se define por la “puntuación” o eventos individuales asociados dentro del flujo de la comunicación. Imaginemos que estamos asando un bistec y un amigo nos interrumpe para sugerir que subamos la intensidad del fuego. Entonces nosotros respondemos con rabia por el comentario. En cada caso: nosotros, el amigo o un observador “puntuarán” esta interacción de una forma, puede ser vista como una interrupción o como la sugerencia de no sabemos lo que estamos haciendo, por ejemplo. En este tercer axioma de Watzlawick sostiene que la naturaleza de la relación de comunicación depende de cómo los participantes puntúan en ella. La naturaleza de una relación depende de la puntuación que realizamos sobre la comunicación de los participantes. En muchos casos, la comunicación implica un verdadero torbellino de mensajes volando en todas direcciones. Esto se aplica especialmente a los mensajes no verbales. La “puntuacion” a la que se refiere es el proceso de organización de grupos de mensajes en significados. Esto es análogo a la puntuación de lenguaje escrito. En cualquier caso, la puntuación veces puede alterar considerablemente el significado.

Axioma 4. Digital y analógico

La comunicación tiene dos partes, que Watzlawick refirió como “digital” y “analógica”. Los elementos digitales son elementos con significados universalmente entendidos, tales como palabras o gestos que tienen ciertas traducciones literales. Decirle a alguien, “siéntate en esa silla”, por ejemplo, sería un mensaje digital. Los elementos analógicos, sin embargo, son meramente representativos o referenciales, ya que a menudo son no verbales. Apuntar a una silla como una señal para alguien se siente, es un tipo de comunicación analógica. Según Watzlawick, todos los mensajes se construyen de ambos elementos: digitales y analógicos.

Axioma 4. Simétrico o complementario

El axioma final establece que cada transacción de comunicación puede ser “simétrica” o “complementaria”, según el balance de poder entre las partes. En una relación simétrica, las personas se tratan entre sí como iguales. En una relación de complementariedad, serán desiguales. En este caso podría ser una interacción entre padre e hijo, jefe y empleado, o simplemente una persona agresiva y una persona tímida. Estas relaciones determinan el curso de la comunicación.

Comunicación fracasada

Para Watzlawick es imposible que no exista comunicación entre dos individuos. Según su teoría, la “falta de comunicación” se debe a que las personas tienen diferentes puntos de vista mientras se habla, y si los axiomas son alterados, es probable que falle la comunicación.

Los fracasos en la comunicación entre individuos aparecen cuando:

  • Se comunican con un código distinto
  • El código en el que transmite el mensaje ha sido alterado dentro del canal.
  • Existe una falsa interpretación de la situación.
  • Se confunde el nivel de relación por el nivel de contenido.
  • Existe una mala puntuación en la secuencia de los hechos.
  • La comunicación digital no concuerda con la comunicación analógica.

Comunicación exitosa

La comunicación entre individuos es buena cuando:

  • El código del mensaje es correcto.
  • Se evitan alteraciones en el código dentro del canal.
  • Se tiene en cuenta la situación del receptor.
  • Se analiza el cuadro en el que se encuentra la comunicación.
  • La puntuación en la secuencia de los hechos está bien definida.
  • La comunicación digital concuerda con la comunicación analógica.
  • El comunicador tiene un buen receptor.
Paul Watzlawick y sus 5 axiomas de la comunicación
4.2 (84.8%) 25 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.