Gustav Theodor Fechner (1801 – 1887) fue un físico y filósofo nacido en Gross Särchen (Sajonia, Alemania) que elaboró, en 1860, la ecuación que pretende cuantificar de manera precisa la relación entre el estímulo físico y la sensación. Es considerado el fundador de la psicofísica y, por lo tanto, de la psicología experimental en su conjunto.

Biografía

Gustav Theodor Fechner nació el 19 de abril de 1801. Fue el segundo de cinco hijos de Samuel Traugott Fechner, un predicador luterano rural e innovador, y Johanna Dorothea Fischer Fechner. El niño precoz había aprendido latín cuando sólo tenía cinco años. También sus dos abuelos fueron clérigos.

Fechner estudió medicina primero en la Universidad de Dresde y luego en la Universidad de Leipzig, obteniendo su título en 1822. Sin embargo, sus intereses se inclinaron cada vez más hacia la física, y fue nombrado instructor de filosofía natural en Leipzig al año siguiente.

Después de su nombramiento en la facultad, Fechner comenzó a realizar estudios experimentales de problemas físicos y químicos, revisando y publicando obras de referencia y libros de texto sobre física y química. El gran volumen del trabajo que hizo durante estos años es extraordinario. Además de 28 investigaciones propias, publicadas entre 1827 y 1840, publicaba anualmente entre 1.500 y 2.000 páginas impresas de libros de texto y obras de referencia entre 1822 y 1838. Incluso encontró tiempo para escribir varias piezas literarias, que publicó bajo el seudónimo de “Dr. Mises”.

Después de repetidos ataques de agotamiento severo, estuvo durante tres años completamente incapacitado por una misteriosa enfermedad. Los síntomas principales fueron alteraciones de la visión, con hipersensibilidad a la luz brillante, falla total de la digestión esporádica, obsesiones y, finalmente, alucinaciones cada vez más terroríficas. Se recuperó de forma repentina. Se cree que la enfermedad que padecía era una forma atípica de esquizofrenia.

La Psicofísicade Fechner

La importancia de Fechner en la historia de la psicología descansa primordialmente en que fue el padre de la Psicofísica, enfoque de la Psicología Experimental que ofrece a tos estudiosos de la sensación y la percepción un medio para vincular estos sucesos con determinadas magnitudes de estímulos físicos.

El interés de Fechner por la psicofísica derivaba de su esperanza de resolver con ella el clásico problema de la mente y el cuerpo. Fechner creía que había resuelto dicho problema, demostrando gracias a la psicofisica que mente y cuerpo son sólo dos aspectos distintos de una misma realidad subyacente.

Fechner siguió los estudios empezados por Ernest Weber, que tras múltiples estudios concluyó que existen 3 tipos de umbrales en la percepción de las sensaciones: un umbral máximo: que es la magnitud a partir de la cual no notamos o captamos, percibimos ningún cambio en la sensación, por lo tanto notamos lo mismo sin variación. Por ejemplo el umbral máx. de vibración es 20000 vibraciones por segundo, o sea a 21000 vibraciones no notamos el cambio.

Un umbral mínimo: que es la mínima magnitud o cantidad de estímulo que necesitamos para captar una sensación. En el caso anterior, el umbral mínimo es de 16 vib/seg., por debajo ningún ser humano oye nada. Así el intervalo es de 16 a 20000 vib/seg.

Y finalmente el umbral diferencial: que es la cantidad que hay que añadir para que captemos un cambio en una sensación. Por ejemplo para la sensación de peso, de cada 100 grs necesito 3 para notar un cambio, o sea el 3%. También dedujo que si dividimos el incremento necesario para captar una magnitud por esa misma magnitud, nos sale una cantidad constante = k de Weber

Fechner dijo entonces que para calcular el incremento de una sensación, se debía multiplicar la k de proporcionalidad de Weber por el incremento de la magnitud y se divide por esa misma magnitud.

Fechner y la estética

Después de su trabajo en psicofísica, Fechner se aventuró también a transformar el campo de la estética pasando de la especulación a la investigación objetiva exacta. Resumió los resultados de sus esfuerzos en su Vorschule der Aesthetik (1876). Intentó derivar las condiciones que determinan lo que es agradable y lo que es desagradable, no desde un ideal superior de belleza sino desde abajo, mediante una comparación empírica sistemática de lo bello con lo menos bello. Este esfuerzo no fue tan exitoso como su trabajo en psicofísica. Fechner fue víctima de una confusión entonces prevaleciente: para él, como para sus contemporáneos, “desde abajo” significaba no solo “de la percepción al concepto”, sino también “de lo simple a lo más complejo” y las propiedades del complejo, entonces se creía que son los componentes simples. El estudio de Christian von Ehrenfels fue el que demostró que este postulado es falso, y no solo abrió una nueva era en psicología, sino que también hizo posible una teoría más relevante de la belleza, no apareció hasta tres años después de la muerte de Fechner.

Fechner realizó un estudio con la intención de establecer una ciencia experimental de la estética, que lo convierte en uno de los primeros precursores de la investigación de opinión moderna. Se exhibieron en Dresde dos versiones casi idénticas de una Madonna famosa por haber sido pintada por Hans Holbeinestaban, y Fechner les pidió a los visitantes de la exposición que anotaran en una hoja de papel cuál de las dos creían que era más hermosa. En ese momento, el público desafortunadamente no estaba acostumbrado a tales cuestionarios, y solo 116 de los 11,000 visitantes se tomaron la molestia de escribir sus comentarios. De estos 116, algunos eran críticos de arte que previamente habían formado juicios, mientras que otros no siguieron las instrucciones, por lo que los resultados fueron inútiles. No obstante, el experimento hizo una contribución a la metodología que podría haber tenido tanta influencia como la psicofísica, si se hubiera entendido su importancia.

Análisis de sistemas

Alrededor de 1850, Fechner abordó otro problema fundamental, el de la aparente finalidad de procesos particulares de naturaleza animada e inanimada. A diferencia de los neovitalistas, insistió en que esta finalidad se explicara en el marco del principio de causalidad. Estableció el axioma de que cada sistema en la naturaleza que está delimitado con respecto a su entorno y, por lo tanto, está más o menos cerrado, así como cada parte relativamente autónoma de dicho sistema, tiende, después de un período de dislocación más largo o más corto, a vuelve a su estado anterior, y él habla específicamente de una “tendencia hacia la estabilidad”. A partir de esto hay un camino directo, a través de la observación de que los estados estables de las estructuras relativamente cerradas son formalmente distintos a los conceptos de equilibrio de Wolfgang Köhler y Ludwig von Bertalanffy.

Como Fechner utilizó el concepto de “estabilidad”, que en esos momentos era más amplio de lo que es hoy; se incluía no solo lo que él llamó “estabilidad simple” sino también “estabilidad compleja”, ejemplos de los cuales encontró principalmente en organismos. Estos ejemplos son idénticos a los “estados estacionarios” de Köhler y los “estados estables” de Berta-Lanffy. Por lo tanto, las obras de Fechner contienen un sorprendente número de ideas estimulantes que aún son influyentes, aunque a veces pueden aparecer bajo diferentes nombres.

Los éxitos obtenidos por Fechner en su labor experimental vinculada con la psicofísica inspiraron a Wilheim Wundt. Así pues, Fechner fue un destacado precursor de la Psicología Experimental contemporánea. La psicofísica continúa siendo hoy una útil herramienta científica.

Fechner murió el 18 de noviembre de 1887.