Todos tenemos conflictos sin lugar a dudas y nos quejamos constantemente por ello (claro que a nadie les gusta tenerlos) pero muy poco nos detenemos a pensar a cómo resolverlos o hacerles frente. O no nos damos cuenta o nos interesa muy poco en tomarlos en cuenta. Necesitamos tener las habilidades sociales necesarias para encararlos, manejarlos y por supuesto, relacionarnos adecuadamente. A continuación veremos cómo podemos encarar los conflictos  (si no queremos que los conflictos nos encaren a nosotros) a través de dichas habilidades:

Contenido

¿Qué son las Habilidades Sociales?

Son habilidades que nos ayudan a interactuar con otros de manera socialmente aceptado y valorado por los demás en que hay un beneficio para ambas partes. Todos los tenemos de alguna manera, claro que algunos lo utilizan mejor que otros y otros ni siquiera saben que lo tienen (y que pueden desarrollarlas).

¿Cuál es la importancia de las habilidades sociales? Es importante en todo lo que hacemos, en cualquier lugar y contexto, y con cualquier persona. Nos ayuda a tener lo siguiente:

  • En el hogar: Mejores relaciones afectuosas, mayor confianza, buena autoestima, mayor  unión familiar y, mayor adaptabilidad y afrontamiento.
  • En el aula: Mayor aprendizaje significativo e integración social, alumnos activos y confiados (no agresivos ni temerosos), mayor comunicación entre alumno y profesor.
  • En el trabajo: Comportamientos laborales, afectivos y eficaces, capacidad de trabajar en equipo y de negociar, resolver conflictos y adversidades.
  • Y para todo momento: Buenos saludos, respeto mutuo, correcto modo de comportarse según la ocasión que lo amerite, manejo de la comunicación verbal y no verbal, lenguaje claro y cordial, actitudes seguras y confiables, etc.

¿Cuáles son las habilidades sociales?

Hay muchas pero entre las más importantes tenemos:

  • Escuchar atentamente, hacer un elogio, pedir con cortesía, saber preguntar y responder, no reaccionar airadamente, tener control de los impulsos, no manipular ni ser manipulado, pedir permiso, compartir cosas, ayudar a los demás, negociar, defender y respetar los derechos, saber resolver conflictos, saber ganar sin exagerar y saber perder, no humillar, conocer y expresar los sentimientos adecuadamente, aceptar criticas y criticar sin ofender, participar espontáneamente, no hablar por lo bajo (o a terceras personas) o con rodeos, saber dar las gracias, saludar con respeto, disculparse inmediatamente en el momento adecuado, dar el pésame, competir lealmente, felicitar a alguien que lo merece, devolver cosas ajenas (sin esperar a que nos lo pidan), demostrar actitudes positivas, etc.

¿Cómo podemos manejar y resolver conflictos con las habilidades sociales?

Debemos tener y desarrollar lo siguiente constantemente en nosotros mismos y en los demás (y sobre todo estar sinceramente dispuestos a aprenderlos):

  • Siendo asertivos (saber relacionarse y expresar lo que sentimos, deseamos y queremos con firmeza y seguridad).
  • Siendo proactivos  (tener iniciativa, motivación y fomentar las buenas relaciones en diversos ámbitos y niveles).
  • Tener autoconocimiento (Estar conscientes de nuestra forma de actuar y pensar en cada uno de nosotros).
  • Tener empatía (saber llegar a los demás con real convencimiento, comunicación y participación).
  • Siendo líderes (saber guiar, manejar, incentivar y manejar al grupo o grupos con buenos ideales).
  • Siendo conciliadores (saber buscar soluciones para ambas partes y no para uno mismo sin conveniencia alguna).

Víctor Nakama Hokamura
Psicólogo Clínico – Laboral. Universidad Ricardo Palma, Lima – Perú.

Manejando conflictos a través de las habilidades sociales
Vota este artículo!