Efecto Stroop: objetivo e implicaciones neuropsicológicas

efecto-stroop


El Efecto Stroop es una prueba que puede parecer nueva y desconocida. Sin embargo, la gran mayoría de nosotros sabemos cuál es y, además, se remonta al año 1935. Imaginaos delante de una pantalla en la que aparece el nombre de un color, por ejemplo, el azul, pero está escrito en rojo. ¿Cuál es el objetivo? Decir el nombre del color de la palabra. Esto ya nos va sonando más, ¿verdad?

La mejor forma de plasmar esta prueba es a través de un ejemplo, así que el artículo comenzará con un ejemplo del mismo. Posteriormente se profundizará en su objetivo, importancia y su utilidad. Se explicarán qué procesos están relacionados a nivel neurológico y qué procesos se pueden evaluar con esta famosa prueba.



Prueba del Efecto Stroop

 ¡Comencemos!

Fase 1: Color y la palabra coinciden.

Como podemos leer en las instrucciones de la fase 1, el color y la palabra coinciden.

Ante nosotros aparece la palabra “rojo” en color rojo, así pues, en esta primera fase la respuesta correcta sería “rojo”. Los resultados en esta primera fase suelen ser correctos y la velocidad de respuesta alta.

Fase 2: Color sin interferencia semántica

En la fase dos, se expone el color sin interferencia.

¿Qué quiere decir “sin interferencia? Esto significa que no existe ningún elemento que interfiera a la hora de elegir la opción correcta. Nos ofrecen un estímulo neutro compuesto de varias “X” y se debe señala el color de las “X”. En este caso la respuesta sería “rojo”. Los resultados en esta prueba suelen ser correctos y la velocidad respuesta alta, aunque más baja que la de la fase uno.

Fase 3: Color con interferencia semántica

En la fase tres ya se complica la tarea. Aquí podemos ver que nos ofrecerán el nombre de un color escrito en otro color, esto es, con interferencia semántica.

En este ejemplo leemos la palabra “rojo”, pero debemos señalar el color de la palabra, que en este caso sería “azul”. Por lo que la respuesta correcta sería “azul”. En esta prueba, al existir la interferencia semántica, se producen más errores y el tiempo de respuesta aumenta considerablemente.

El Efecto Stroop, ¿cuál es su objetivo?

Como definen Ramírez-Benitez y Díaz (2011), el efecto Stroop “es uno de los paradigmas más utilizados para el estudio de los procesos atencionales, ejecutivos y para comprender los procesos cognitivos que suceden en paralelo en el cerebro humano. Como también afirman García y Muñoz (2000), evalúa la capacidad de cambio de una estrategia inhibiendo la respuesta habitual y ofreciendo una respuesta ante nuevas exigencias estimulares”.

En estas dos definiciones encontramos dos aspectos importantes:

  1. Procesos cognitivos que suceden en paralelo. Ramírez-Benítez y Díaz, hacen referencia a dos procesos que ocurren al mismo tiempo: leer la palabra y decir el color. Más abajo se profundiza en este punto. Sin embargo, cabe decir que se trata de un punto a destacar porque pone la atención en dos procesos que ocurren al mismo tiempo pero uno predomina sobre el otro. La cuestión es: si ocurren en el mismo momento, ¿por qué uno es más se impone al otro?
  2. Evaluación de la capacidad de cambio de estrategia inhibiendo la respuesta habitual. En este punto, y adelantándonos a los resultados, la respuesta habitual que sucede de forma automática, es la tendencia a decir el color de la palabra en lugar de leer el nombre. Por lo tanto, a través de esta prueba, se analiza la capacidad de cambio de respuesta.

La tercera prueba: implicaciones neuropsicológicas

Como describen Ramírez-Benitez y Díaz (2011), la tercera prueba “es una de las más clásicas que se utilizan para evaluar las alteraciones del lóbulo frontal en niños y adultos. […] Mide atención sostenida y selectiva, capacidad de inhibición y capacidad para clasificar y reaccionar selectivamente ante dicha información.

Diferentes estudios que se han realizado a través de neuroimagen funcional, han mostrado que las zonas de mayor activación en las pruebas de interferencia son las regiones cerebrales frontales y posteriores sensoriales. Estos hallazgos, muestran que es necesaria la comunicación entre estas estructuras para responder y modular de forma exitosa en las tareas de interferencia.

El punto fuerte del efecto Stroop es que se observa que la palabra coloreada provoca una respuesta verbal automática, es decir, se dice antes el color que el nombre de la palabra. Esta respuesta requiere muchas de las mismas funciones a nivel neuropsicológico que son necesarias para nombrar los colores. Por otro lado, la velocidad tanto al leer las palabras como el nombrar los colores es tal que la respuesta de leer la palabra ocupa los canales neuropsicológicos que, al mismo tiempo, la respuesta de nombrar colores necesita para poder ser procesada.

De esta forma, y como se mencionaba unos párrafos más arriba, a través de esta prueba se muestra que identificamos antes los colores que las palabras. A pesar de que el objetivo sea leer la palabra, la mayoría de las respuestas suele el color de la palabra.

Efecto de interferencia Stroop emocional

En 1996, Williams, Mathews y McLeod, llevaron a cabo un experimento en el que utilizaron el efecto Stroop para un experimento a nivel emocional. En este experimento se presentaron una variedad diferente de palabras y/o fotografías emocionales y no emocionales escrita en tintas de diferentes colores. La tarea es sencilla, solo debe nombrarse el color de la tinta en la que aparece la palabra o la fotografía. ¿Qué ocurrió?

Se encontró que las personas con ansiedad tardan más tiempo en nombrar el color de una palabra cuando ésta es amenazante o relevante para sus preocupaciones que cuando es neutral. Por otro lado, este efecto no se observó en personas con bajos niveles de ansiedad. La ralentización que se observó se denominó “efecto de interferencia stroop emocional“.

Como explica Alberto Acosta, profesor de Psicología de la Universidad de Granada, “esta interferencia que se desencadena posiblemente de forma automática, no consciente, captura recursos de procesamiento consciente del individuo, enlentenciendo el procesameinto del color de la palabra y la emisión de la respuesta“.

Anexo

Si os apetece participar en la prueba solo tenéis que pinchar en el siguiente enlace:

Bibliografía

  • Acosta, A. (2007). Psicología de la emoción. Universidad de Granada: Sider. S.C.
  • García, D. y Muñoz, P. (2000). Funciones ejecutivas y rendimiento escolar en educación primaria. Un estudio exploratorio. Revista Complutense de Educación,11 (1), 39  56.
  • Ramírez-Benítez, Y. y Díaz, M. (2011). Efecto Stroop y sus limitaciones ejecutivas en la práctica neuropsicológica infantil. Cuadernos de Neuropsicología, 5 (2), 163-172.
Efecto Stroop: objetivo e implicaciones neuropsicológicas
5 (100%) 3 voto[s].





Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here