En el presente artículo pretende plantear algunas diferencias entre la inteligencia artificial y la inteligencia humana; comenzando por un breve recorrido por cada una de ellas desde su historia hasta la actualidad y concluyendo así que aunque el hombre se esfuerce por conseguir una maquina perfecta no podrá remplazar a la mente humana, ya que no tiene la capacidad de interpretar los indicadores biológicos como emociones, estados de ánimo y muy seguramente adaptarse a sus necesidades.

La Inteligencia Artificial

Conocidad también como IA, es parte de la informática, se ocupa del diseño y creación de maquinas capaces de tener comportamientos inteligentes, hasta llegar a limitar el funcionamiento de la mente humana. Se la puede definir como una ciencia de lo artificial y como un conjunto de tecnologías computacionales que se interesan en cómo se manifiesta la adaptación al ambiente, la representación y el razonamiento, en diversas especies vivientes (el humano, los invertebrados, etc.) y lo aplican o lo imitan (hacen una mímica) de su adaptación, su representación y su razonamiento en máquinas artificiales.

La IA fue introducida a la comunidad científica a mediados de los cincuenta por el inglés Alan Turing, fue continuada por John Von Neumann; su idea central era que los computadores deberían diseñarse tomando como modelo el cerebro humano. Jhon Von Neumann fue el primero en “antropomorfizar” el lenguaje y la concepción de la computación al hablar de la “memoria”, los “sensores”, etc., de las computadoras. Construyó una serie de máquinas utilizando lo que a principios de los cincuentas se conocía sobre el cerebro humano, y diseñó los primeros programas almacenados en la memoria de una computadora.

En la época del renacimiento aparecieron los primeros autómatas, con la única función de entretener a la nobleza. Así Jacques vaucanso construyo su famoso “pato mecánico”, este imitaba conductas de comer y defecar. Pero también surgieron los primeros fraudes como la máquina que jugaba ajedrez y que, en realidad, estaba manipulada por una persona oculta en su interior.

En la actualidad existen sistemas expertos para resolver problemas de todo tipo con aplicaciones en los bancos, las bolsas de valores, las compañías de seguros, en la medicina, en la ingeniería, en los ejércitos y en las propias gestiones informáticas etc. Es tanto el interés en esta disciplina que ya están trabajando en un proyecto liderado por la Ecole Polytechnique federál de Lausa (suiza), y la firma IBM, utilizando una máquina llamada Blue Brain, dotada de 8.000 procesadores que trabajan en paralelo para simular las formas en que las neuronas intercambian información en tiempo real.

Pero nos preguntamos que tan benéfico son esto adelantos, con que objetivos quieren llegar a que una máquina sea tan similar al funcionamiento de la mente humana, donde quedaría la integridad del hombre, lo moral, los valores etc.,

La Inteligencia Humana

Podemos decir entonces que la inteligencia es la aptitud para tratar con símbolos y relaciones abstractas, para aprender y para enfrentarse con requerimientos nuevos, haciendo uso adecuado del pensamiento como medio o bien para la adaptación de situaciones nuevas.

Pero surgen preguntas acerca de que si la inteligencia es hereditaria, adquirida, influida por el medio ambiente o una combinación de dichos factores. Autores tan fundamentales como Luria o Piaget, interpretan la inteligencia como una variable cuantitativa que puede medirse con un número (se es más o menos inteligente como se es más o menos alto). Para estos autores la inteligencia resulta del desarrollo progresivo de una serie de estructuras a través de fases diferentes.

Para otros autores la inteligencia aumenta a partir del nacimiento a través de las experiencias, alcanzando su máximo desarrollo en la adolescencia, posterior mente, en la madurez, se observa un declinar bastante lento y regular aunque no todas las aptitudes intelectuales sufren el mismo deterioro.

Hay otros autores que dan gran importancia a la herencia como Eysenck, este es un gran defensor de la teoría de que la inteligencia es una cualidad hereditaria, fundamentalmente inmodificable por la educación o el ambiente, esto se mostró insuficiente para el estudio de los fenómenos psíquicos, por cual surgió gran polémica entre los genetistas.

Podemos decir que si creemos en la preponderancia de la herencia, poco podemos hacer. Si se nace listo, este hecho es tan inmodificable como es el color del pelo o el grupo sanguíneo. Es el ambiente el que modula, el que da forma a la capacidad intelectual. Hay que afirmar rotundamente que la herencia es necesaria, pero no suficiente para “fabricar” un hombre. La mentalidad del individuo depende de estructuras, funciones, normas, valores y modelos sociales. El hombre es, en suma, producto de dos tipos de herencia: biológica y cultural.

Por lo tanto la inteligencia humana no tiene límites es casi infinito nuestro potencial, diferentes textos y expositores plantean el poder que tiene la visión, los sueños, las ganas de hacer las cosas, la actitud mental positiva.

Podríamos decir que el ser humano esta dotado de habilidades para expresar ideas con claridad, perspectivas, pensamientos, expresar sentimientos, para formar modelos mentales y podemos maniobrar, teniendo una gran capacidad de razonamiento abstracto y matemático, habilidad con el cuerpo, entender, motivar y ayudar a los otros, capacidad de darse cuenta y poder diferenciar entre los individuos sus estados de ánimo, intensiones, motivaciones, temperamento, emociones, experiencias, poder formar una visión verídica de uno mismo y ser capaz de utilizarla para enfrentar la vida; estos y muchos mas son características del ser humano; aspectos claramente identificados de la diferencia del cerebro biológico y la inteligencia artificial.

Aunque el hombre a hecho todo lo posible por crear un ordenador o robot capaz de realizar tareas similares a las del ser humano, este no ha llegado a tal punto de que haya un aprendizaje, un razonamiento, una percepción, un lenguaje, que exprese emociones (reír, llorar, enojarse etc.), las cuales se consideran esenciales para la inteligencia.

Hasta ahora se ha logrado construir maquinas especializadas en tareas especificas, las cuales en algunas oportunidades las realizan mejor que el hombre, entre ellas esta el sistema de Mycin aplicado al campo de la medicina, que ha obtenido un porcentaje de aciertos en el diagnostico de enfermedades infecciosas superior al de un medico; los programas de ajedrez que han vencido a campeones como Gary Kasparov; el ordenador que simula la personalidad de una persona paranoide; los ordenadores músicos que crean composiciones musicales; e incluso un pianista que ha tocado en las mejores orquestas en Japón. Esto nos demuestra que hay una gran similitud entre los ordenadores y la mente humana, pero la diferencia es clara la mente del ser humano va mas allá, los ordenadores como su palabra lo indica reciben ordenes o bien realizan esas tareas por que están programados.

Otra diferencia de los operadores y la inteligencia humana son las redes neuronales que interconectan la información almacenada, los mecanismos de asociación que dispara la activación de circuitos neuronales con funciones específicas ante estímulos externos e internos.

Se puede decir que a medida que pasa el tiempo la inteligencia humana desarrolla mejoras en las máquinas, tratando de construir una inteligencia artificial parecida a la humana, sin reflexionar con mas profundidad acerca de los distintos aspectos de su existencia individual y colectiva, ni concediéndole mas importancia al entendimiento entre el hombre y hombre que al que se produce hombre y maquina.

El deseo humano es trascender las limitaciones estar profundamente entrelazado con la fascinación de lo tecnológico, lo cual puede ser tan inspirador como aterrador. La forma como se está utilizando podría cambiar profundamente el carácter de nuestra sociedad, e irrevocablemente alterar concepciones de nosotros mismo, reconociendo fundamentalmente que tan importante como crear es no destruir hay que avanzar con inteligencia teniendo claro que se construye para mejorar, convirtiendo los sistemas expertos en una herramienta eficaz utilizándola al servicio del hombre, pero en un campo de posibilidades que sobrepasen lo convencional.

Samanda Erica Rengifo Salamanca
samandarengifo@hotmail,com
Facultad de Psicología
Universidad Antonio Nariño

1 Comentario

  1. Muy buen blog. Me pareció que esta muy completo, creo que si es importante reconocer que la inteligencia humana nunca sera igual a la inteligencia artificial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here