Características de un sociópata

El retrato de un Sociópata guarda muchas semejazas con las de un psicópata. En los medios de comunicación suele parecerse más una caricatura de un delincuente que a una persona real. Todos parecen disfrutar de violar la ley e ir matando gente por puro placer.

Pero en realidad un sociópata no es alguien que vaya cometiendo delitos allí donde va. Son personas como nosotros, que actúan como nosotros y caminan entre nosotros sin ser detectados. Puede ser tu compañero de trabajo, tu vecino o incluso tu tío…

Sociopatía: un trastorno de la personalidad

Hay una diferencia básica entre un sociópata y alguien que no lo es. Esa diferencia es la conciencia. El sociópata no tiene conciencia, no siente remordimiento ni culpa.

En el año 2005, la psicóloga Martha Stout escribió un libro innovador, “El sociópata de la puerta de al lado”, en el que se afirma que 1 de cada 25 estadounidenses comunes, en secreto, no tiene conciencia.

Sí, es un pensamiento aterrador, sobre todo porque la conciencia no es visible y puede ser falsificada. Para hacerlo aún más difícil, los sociópatas son excelentes actores. La investigación sugiere que los sociópatas no poseen las emociones básicas tales como el amor, la calidez, cercanía genuina o la responsabilidad.

Pero sí saben exactamente cómo interpretar la culpabilidad, el cuidado o el amor. Lo cierto es que incluso a los profesionales de la salud mental les puede resultar muy difícil identificar a un sociópata. A menudo se confunden con el Trastorno Narcisista, el Trastorno Límite de la Personalidad (TLP) o el Trastorno de la Personalidad Antisocial (TPA).

En general, existe un cierto solapamiento entre estos tres tipos de personalidad. Aunque en realidad todos ellos son bastante diferentes uno de otro. Sobre todo porque las personas con personalidades Narcisistas y TLP sí son capaces de sentirse culpables.

Entonces, ¿cómo se puede saber si estamos tratando con un sociópata? Afortunadamente, hay algunos marcadores importantes que podemos tener en cuenta.

Las 12 características de un Sociópata

Se comporta de formas dura y / o cruel…

y luego no muestra ninguna reacción, actúa como si nunca hubiera pasado. Un sociópata está dispuesto a herir a quien sea y en cualquier momento si con eso logran sus objetivos. Desgraciadamente, es por eso que muchos de ellos son personas con gran éxito, pues no sienten remordimientos tras “pisotear” los derechos de los demás.

Manipula a los demás…

ya sea directamente o indirectamente. Los sociópatas tienen una gran comprensión de la debilidad humana y disfrutan explotándola. Son capaces de manipular a otros para que hagan casi cualquier cosa. Se aprovechan de la gente débil y a menudo se alejan de las que son igual de fuertes que ellos. Van tras las personas inseguras o que buscan un sentido a sus vidas, porque saben que son blancos fáciles. Pueden llegar a dominar y controlar a una persona sin que ésta ni siquiera lo note. Les gusta tener el control de la situación y se incomodan cuando están cerca de gente con personalidad fuerte.

Miente constantemente…

ya sea sobre su pasado, lo que hace o deja de hacer, etc. se siente a gusto haciendo de su vida una mentira. De hecho, los verdaderos sociópatas se sienten incómodos cuando dicen la verdad.

Carece de remordimientos

Como ya hemos dicho, el sociópata nunca acepta la culpa de sus actos, errores o faltas. Su respuesta habitual es culpar a otro y ponerse en el papel de víctima. Si casualmente acepta la responsabilidad, lo hará por interés propio, de cara a la galería, pero no lo siente en realidad. Es tan manipulador que incluso su comportamiento puede indicar que realmente se siente culpable, y de esa manera engañar lo suficientemente bien a las otras persona como para restablecer la confianza perdida. Pero si prestamos la suficiente atención veremos que en realidad este comportamiento no es honesto y que además la idea de tomar las responsabilidades es algo inconcebible para él.

Muestra un encanto superficial

Los sociópatas son individuos que se muestran realmente encantadores, y es que saben cómo hacer que los demás se sientan especiales, cómo parecer divertidos, confiables e interesantes, para así lograr lo que desean. Poseen la capacidad de cautivar a casi todo el mundo, desde los más pequeños hasta los más mayores. Pero en secreto albergan fuertes inclinaciones antisociales, incluso pueden vivir aislados (sin sentirse deprimidos) durante días o semanas. Muchos de ellos son tan cautivadores que poseen un brillo personal e incluso con frecuencia irradian sexualidad. Así que si ves a una persona que es increíblemente encantadora a primera vista, pero su comportamiento en ocasiones te confunda o incluso atemorice, entonces es posible que estés frente a un sociópata.

Carece de emocionalidad

Un sociópata puede estar frente a un acontecimiento altamente doloroso y no mostrar la más mínima emoción (desprecio silencioso). Parecen inmunes a la ansiedad y a las preocupaciones. A menudo reaccionan con miradas frías y vacías. Incluso en situaciones de peligro o miedo muestran un aplomo y confianza fuera de lo común. Los estudios indican que los sociópatas no demuestran ansiedad frente a imágenes perturbadoras o cuando se les da pequeñas descargas eléctricas, mientras que las personas normales registran ansiedad y miedo ante estas situaciones.

Es muy inteligente

La mayoría de sociópatas poseen una gran agilidad mental y pueden tener facilidad en el estudio casi sin abrir un libro. Si se empeñan lo suficiente, pueden obtener calificaciones muy altas. Sin embargo, esta gente utiliza su inteligencia para manipular y herir a las personas en lugar de ayudarlas. Su inteligencia extrema es, en parte, lo que los hace tan peligrosos, ya que a menudo van varios pasos por delante de los que tratan de descubrirlos y de este modo son capaces de cubrir sus huellas. Por desgracia, muchos de los más horribles asesinos en serie tenían cocientes intelectuales muy altos; motivo por el cual pudieron evadir a la policía durante tanto tiempo.

Posee un gran Ego

Por lo general los sociópatas son tremendamente narcisistas y creen que son las personas más extraordinarias del mundo. No les afectan las críticas y presentan delirios de grandeza. Están convencidos de que merecen que les sucedan cosas extraordinarias, además sin tener que esforzarse por ello. Podrían tener un punto de vista sobreinflado de sus propias capacidades, por ejemplo, pueden pensar que son cantantes de gran talento, cuando en realidad carecen de habilidades reales. En resumen, están seguros que son mejores que los demás.

Mira fijamente a los ojos

Los sociópatas suelen mantener durante mucho rato el contacto visual con su interlocutor, pues se sienten a gusto mirando fijamente a las personas para hacerlas sentir incómodas y lograr manipularlos. En sus memorias, “Confessions of a Sociopath” (Confesiones de una sociópata), M. E. Thomas habla de su táctica habitual de mirar durante mucho tiempo y de forma ininterrumpida a la gente para conseguir lo que quiere.

Tiene pocos amigos de verdad

Los sociópatas prácticamente no tienen amigos verdaderos. Pueden tener lacayos o personas que se encuentran a su alrededor para tratar de vivir a su costa, no posee conexiones significativas con las personas. Esto también ocurre con sus familiares. Suelen negar el contacto con los miembros de su familia. Esto puede ser debido a diversas causas, muchos han tenido una infancia difícil. En general hay una falta de conexión con el pasado.

No aprende de las experiencias

A pesar de lo inteligentes que son, es habitual que un sociópata no sepa encauzar su vida debidamente. A pesar de los castigos por sus malas acciones, el sociópata con frecuencia seguirá con el mismo comportamiento, sabiendo que si son cogidos se les castigará de nuevo. El ejemplo clásico es el violador que sale de la cárcel y viola de nuevo. Probablemente ningún castigo logre cambiar las costumbres de un sociópata.

Le gusta controlar

Los sociópatas cuando conocen a alguien suelen actuar con rapidez para estrechar lazos. Esto lo hacen para no dar la oportunidad a la otra persona de dar marcha atrás o de cambiar de opinión. Cuando tienen una relación romántica, el sociópata actúa con mucha intensidad, haciendo sentir al otro que verdaderamente es su alma gemela. Esto lo logra gracias a sus grandes dotes para “leer “a las personas y manipularlas, pudiendo decir exactamente lo que quieren oír. Querrá tener al otro para él solo/a en lugar de “compartirlo” con el mundo. Es una persona que tratará rápidamente de impedir que su pareja vea a sus amigos, ya que se sentirá amenazado por ellos. Inventará excusas y puede decir cosas como: “En realidad ellos no te comprenden como yo” o “No me dieron una oportunidad”, tratando de hacer pensar a la pareja que los demás no la aprecian lo suficiente y que por eso debería pasar más tiempo con él o ella.

Te puede interesar: Diferencias entre un psicópata y un sociópata

Pasos para protegerte de un sociópata

Estar en guardia

Ahora ya sabes lo que se puede y no se puede esperar del sociópata, si ves signos preocupantes en alguien que conoces, no seas su amigo.

Aléjate

Lo mejor es evitar a estas personas lo más que puedas. Si trabaja contigo o está dentro de tu círculo de amigos, es posible que no puedas evitarla completamente, pero trata de mantener tanta distancia como sea posible. Recuerda que un sociópata puede ser capaz de detectar tu distanciamiento y, como resultado, podría querer atraer aún más tu atención, de modo que mantente firme y decidido a pasar el menor tiempo posible con esa persona.

No le expliques nada de ti

Cuando trates con un sociópata, sé tan aburrido como sea posible, no les alegres el día. Los sociópatas se aburren con facilidad. Esto incluye no darles entretenimiento emocional. Mantén la calma cuando hables con uno de ellos y no te emociones o discutas. Si es necesario, simula que no tienes nada que el sociópata pueda querer: dinero, posesiones, etc. no le proporciones motivos para desear manipularte.

Imagina un límite entre ti mismo y el sociópata

Forma una imagen de esto en tu mente. Construye un muro que puedas ver en tu imaginación y que te protege. Todo lo que el sociópata diga o haga de forma hiriente, haz que rebote fuera de esta pared imaginaria.

No le excuses

No hay excusa para su comportamiento, así que no lo defiendas, en su lugar, hazlo responsable por sus acciones. Recuerda que es muy inteligente y que en cualquier momento tratará de aprovecharse de ti.

Test de Robert Hare de Psicopatía

Referencias

Hare, RD (1993). Sin conciencia: el inquietante mundo de los psicópatas. Nueva York: libros de bolsillo.

Stout, M. (2005). El sociópata de al lado: el despiadado contra el resto de nosotros. Nueva York: libros de Broadway.

Walsh, A., y Wu, HH (2008). Diferenciar el trastorno antisocial de la personalidad, la psicopatía y la sociopatía: consideraciones evolutivas, genéticas, neurológicas y sociológicas. Criminal Justice Studies, 2, 135-152.

http://masterforense.com/pdf/2014/2014art7.pdf
https://www.psychologytoday.com/files/attachments/112693/psychopathy-versus-sociopathy.pdf
http://dehesa.unex.es/bitstream/handle/10662/5820/0100-8692_67_2_105.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Características de un Sociópata
4.8 (95.06%) 85 votos.

81 Comentarios

  1. Tengo 21 años y creo que lo soy al menos por todo lo que lei. Yo no lo sabia pero ahora me doy cuenta que toda mi vida fui asi. Yo no quise tenerlo y ahora que lose no quiero ningun daño sentimental a ninguna persona porque se que lo hice. Quiza no sea la unica persona que es asi pero no desea tenerlo

  2. Iván, no eres una persona exitosa, eres un desgraciado y una desgracia, haces bien de no tener hijos aunque si algún día ves que los necesitas para parecer que eres lo que se espera, los tendràs, yo los he tenido, estaban en mi plan, somos monstruos.

  3. Soy sociopata, lo he descubierto casualmente cuando leí en un informe médico, que entre otras cosas, uno de los diagnósticos decía PSICOSIS AFECTIVA, empecé a buscar su significado y de ahí a seguir leyendo sobre comportamiento y personalidad de un sociopata y verme reflejada en todo, fríos, manipuladores, mentirosos, calculadores, mi vida ha sido una desgracia para mí y para quién se ha cruzado en mi camino, desde que soy consciente, me observo y trato de controlarme, si hubiese tratamiento, me sometería, pero parece ser que no lo hay

  4. Descubrí que soy sociopata, a raíz de la carrera que estudio. No siento remordimiento por desahcerme de personas que me estorban, solo hago todo lo posible para que se alejen de mis planes. A la persona que amo le hago el mayor daño posible, la torturo mentalmente, le muestro imágenes de sus familiares muertos, una y otra vez le recuerdo que ellos ya no existen, porque sé que le lástima, y eso me hace sentir bien. Soy feliz con su dolor, incluso he planeado hacerle más daño, aún así ella me perdona todo, sigue estando conmigo, y yo la trato como un títere, soy muy inteligente, así que mis ataques son muy estructurados.
    Lo detecté y si me preocupa, sólo pienso en mí, pero también quiero una estabilidad emocional, porque tú misma dependencia te lo pide. Yo también uso siempre la frase “YO NUNCA ME EQUIVOCO”, pero en esta ocasión si acepto que tengo un problema.

  5. Vaya esto es bastante interesante pues según lo que me ha explicado mi psiquiatra es que un sociopata tiene traumas, es mucho mas agresivo e impulsivo que un psicópata pero aquí lo muestran como si fueran lo mismo, aunque claro no todos los especialistas tienen la misma opinión.
    a mi me diagnosticaron Trastorno de la Personalidad Antisocial, mi vida ha estado plagada de engaños para ascender en la corporación en la que trabajo, yo jamas hubiera ido al psiquiatra de no ser porque un día alguien me dijo:Maldito Psicópata , arruinaste mi vida.
    en fin ahora mismo llevo una vida muy exitosa, no tengo hijos porque ellos estorbarían, mi familia y mi novia son los mejores títeres que uno podría pedir, mientras tanto sigo ascendiendo y quitando de en medio a mis colegas de trabajo para poder escalar en la corporación.
    solo 3 personas me han reconocido como lo que en verdad soy, siento que tengo soy Narcisista pero eso no me importa mucho , he tenido crueldad desde pequeño y no tengo planeado cambiar, tuve una infancia muy feliz con unos padres muy compasivos hasta el punto de ser unos idiotas que tienen corazón en el pecho y en la cabeza también, no todos los psicópatas son iguales pero aun así la mayoría no cambia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.