agua-fuego

El trastorno pasivo agresivo de la personalidad, se caracteriza por una actitud particularmente pasiva en lo que se refiere en las obligaciones esenciales que cualquier persona tiene que asumir en la vida.

Deriva de la incapacidad de expresar la ira en una forma sana. Los sentimientos de la persona que lo padece, pueden reprimirse hasta el punto de que nadie a su alrededor se da cuenta que está enfadado o resentido.

En realidad este tipo de comportamiento pasivo-agresivo es una forma de convertir el abuso en algo sutil. Cuando alguien nos pega o nos grita, sabemos que es un abuso, lo identificamos enseguida. Convertir el abuso en algo tan velado o disfrazarlo con acciones que aparentan ser normales, como las demostraciones de afecto, es una estrategia que requiere gran elaboración, y para lo que estas personas parecen muy bien dotadas.

Los comportamientos comunes de la personalidad pasivo-agresiva

Ambigüedad

Estas personas rara vez se toman en serio lo que dicen ni dicen lo que realmente piensan. La mejor forma de saber cómo alguien se siente con respecto a un problema, es la forma en la que actúan frente a él, pero ellos normalmente no actúan de ninguna forma, lo cual causa mucho estrés a su alrededor debido a su comunicación ambigua.

Falta de memoria

Evitan responsabilidades “olvidándolas”. Por desgracia no es fácil enfadarse con alguien por olvidar un cumpleaños, una cita o un aniversario.

No sienten culpa

Nunca se harán responsables de sus acciones. Si no le pueden echar la culpa a alguien más, entonces buscarán alguna otra excusa como problemas en su trabajo, su educación, etc. Jamás tendrán la culpa; todas las circunstancias o personas a su alrededor la tendrán y deben de ser castigas por eso.

mujer-agua-hombre-fuego

No expresan su ira

Nunca expresan su ira. La persona que es pasivo-agresiva cree que la ira es inaceptable, por lo tanto, aunque vive llena de ira, se muestra complaciente y luego lo echa en cara de manera sutil.

Miedo a la dependencia

Según Scott Wetlzer, autor de “Viviendo con un hombre Pasivo-Agresivo” dice: “Inseguro de su autonomía y miedo a estar solo, pelea contra la necesidad de dependencia, usualmente tratando de controlarte. Él quiere que pienses que no depende de ti, pero se une a sí mismo más de lo que está dispuesto a admitir. Sus relaciones pueden convertirse en campos de batalla, donde solo él puede reclamar la victoria y niega la necesidad de tu apoyo.”

Miedo a la intimidad

A menudo no pueden confiar, debido a eso se protegen a sí mismos no uniéndose íntimamente a alguien. Practicarán sexo, pero rara vez hará el amor. Si se sienten unidos a alguien, pueden llegar castigar a su pareja sin sexo, algo que es una mera contradicción.

Obstruccionismo

Para la persona que padece este trastorno, es importante que los que le rodean no obtengan lo que quieren. Actuarán como si les estuvieran dando lo que quieren, pero rara vez seguirán adelante ni darán lo que les piden. Es muy confuso tener a alguien que aparenta querer dar y no lo hace en realidad. Si tiene pareja, ésta empezará a sentir que pide demasiado, lo cual es exactamente lo que él/ella quiere que sienta.

Victimización

Constantemente siente que es tratado injustamente. Por ejemplo, si su pareja se enfada porque él o ella constantemente llega tarde, se ofenderá porque en su cabeza, nunca tiene la culpa de su demora. Siempre será la víctima inocente de las expectativas poco razonables de las personas que lo rodean.

No se comprometen

Creen que las fechas límites son para todos menos para ellos. Harán las cosas a su tiempo y a su modo, y maldecirán a las personas que esperen algo diferente de ellos.

personalidad pasivo-agresiva

Formas de comunicación de la persona pasivo-agresiva

Así pues, estas personas muestran un comportamiento general de resistencia pasiva a las demandas razonables de rendimiento social y laboral. La comunicación se produce de forma más indirecta que directa, por lo que da lugar a una ineficacia laboral y social generalizada persistente.

Además, expresan pasivamente una agresión encubierta. Hay persistencia y bloqueo expresado indirectamente a través de maniobras como evitaciones, pérdidas de tiempo e ineficacia intencional.

Estas personas se vuelven malhumoradas, irritables o discutidoras cuando se les pide que hagan algo (se manejan bajo la irresponsabilidad) que no quieren hacer.

A menudo protestan sobre lo poco razonables que son las demandas que se les hacen y rechazan sugerencias útiles respecto a cómo ser más productivos. Como resultado de su resistencia a sus demandas, critican o se burlan irrazonablemente de le gente que tiene autoridad o que, por otra parte, son los que plantean dichas demandas.

Hablamos de personas que son exigentes y dependientes, que carecen de confianza en sí mismas, que son pesimistas sobre el futuro y sobre todo, que no tienen conciencia de que su conducta proyectiva sea la causa de sus dificultades.

De modo que ya sabes, si conoces a alguien que reúna todas o la mayoría de estas características, es que probablemente te halles frente a una persona con un trastorno pasivo-agresivo de la personalidad.

La personalidad pasivo-agresiva, cómo detectarla
4 (80%) 9 votos.

35 Comentarios

  1. Hola a todos. He leído con detenimiento sus historias y quisiera compartirles un poco de mi historia, que es similar a la suya. Creo que estuve durante más de un año con alguien pasivo agresivo con rasgos narcisistas.
    Y me he instruido en eso. Te marca la devaluación a la que te someten, yo no me daba cuenta de la violencia porque a menudo el usaba el sarcasmo para molestar sobre aspectos físicos de mi cuerpo. Son personas que buscan tus inseguridades para lastimarte con ellas. Aprendí una regla de oro.. EL CONTACTO CERO que proclama el Dr Iñaki. Me ha servido entender que uno no es el culpable de esa forma horrible de ser de ellos. No se curan así que no vale la pena flagelarse y tratar de entender que hicimos mal porque no hicimos nada malo… un abrazo a todos.

  2. Hola a todos! yo no sé si ese pedazo insignificante de nada era una pasivo agresivo, pero con este blog me parece que si, yo soy alguien MUY expresiva y gran admidora del conocimiento y eso “tenía” él. en realidad no hubo mucho contacto, pero si muchas palabras, largas conversaciones, muchos ” planes” que jamás se llevaron a cabo.

    en principio, cuando el estaba muy bien y tenía todas las formas para estar conmigo… Nunca lo hizo, luego enfermó gravemente, por tanto mi instinto de compasión, me hacía seguir en su contacto, y no dejaba de hablar de lo bien que se sentía conmigo, pero nunca hizo nada, eso me tenía loca, porque no puedo entender eso ( si quieres a alguien te mueres por demostrarle tal sentimiento)

    Siempre le reclamé, pero… Para pelear se necesitan dos y como el no peleaba entonces fácil me calmaba (más bien sentimiento de culpa) yo pensaba que conocía alguien sin igual, abierto, calmado, inteligente, capaz, abrumadoramente interesante, aunque… No era mi estilo de hacer las cosas, internamente pensaba que era alguien que solo vivía en su mundo y nadie más cabía, entonces yo le dedicaba mucho tiempo a ver si despertaba, por fortuna nunca paré mi vida, pero a lo largo de los años él estaba presente, (y esperaba que fuera el hombre de mi vida) con su elocuencia y su prosa llena de conocimientos.

    Cómo mujer tengo mis propias reglas las principales 1. ” Nunca destruida” y 2. ” El que sigue”… Espero de las personas un tiempo razonable, si no dan lo esperado, sigo mi camino, el mundo está poblado.

    A decir verdad siempre sospeché que no iba a ser muy feliz, pues… Me atraía su calculadora y controlada personalidad, pero muy pasiva y aburrida y esos dos últimos puntos me hacen salir corriendo, yo le discutía, le reclamaba que el amor no puede ser así, que aunque el mundo racionalmente es una mierda, uno puede hacer lo que quiera para divertirse… Su respuesta era, silenciosa, él solo decía “entiendo” y se alejaba para que me calmara.

    Pero… Un día llegó a mi vida un hombre que en menos de dos meses motivado por la atracción que yo le producía, hizo por mí las cosas de mis sueños, ¡no lo podía creer! Un hombre desbordado en atenciones por alguien a quien a penas conoce y da sin medida, sin control y me garantiza Protección.

    El pasivo-agresivo me seguía hablando, y yo con gusto le conté de mi nuevo proyecto de amor, aunque corto, le dije que esa persona valía todos los miedos y todos los riesgos… Nunca me esperé que dijera que estaba celoso por primera vez y que se sentía amenazado.

    Le dije: “es el amor que siempre esperé, es el caballero de mis cuentos, aunque no es perfecto, es maravilloso” eso le dolía y me dijo que entendía que era ira, luego volvió a hablarme y yo insistía en dejarle claro, que la persona actual ( con la misma calma de él y tranquilidad) era mucho más que él, era tangible, era real, era alguien con quien inventaba el mundo y no me pedía nada, antes… Me sentía afanada por darle un poco, pero nunca es más de lo que él me da. Ahora bien, muchos dirán que fui algo fria, porque estaba enfermo, su enfermedad era irreversible, pero ya cansada de su estática y su confort, pensé, si debes aprender a vivir con algo, tienes que dedicarte a vivir, no a joder a los demás o consumir su aliento…

    Finalmente, cómo se caracterizan por ser pasivos, solo me expreso que no podía seguir así, con esa forma tan helada de hablarle y dejó de escribir, le dije que no le guardo rencor (y es obvio NUNCA me hizo nada, ¿porque habría de ponerlo en lista negra?) pero aprendí a entender que en la vida debe haber un justo medio y un aspecto tolerable, por tanto concluí con todas mis “ex-experiencias”

    1. No tolero de ninguna forma el maltrato sicológico
    2. No tolero el machismo
    3. No tolero la nada (pasivo-agresivo)
    4. Ser muy consiente de mis gustos y mis convicciones y exigirlas, quien no me las de… Me voy, no me sirve, porque fui criada en una familia de valores y buenas costumbres, dónde es una regla atender, ayudar, soportar, solucionar, comunicar, etc…

    Qué los excesos tanto pasivos o agresivos, siempre serán un desequilibrio para mí y cualquiera de los dos, no merecen ni una gota de mi tiempo o desgaste. Así me implique quedarme sola, así me implique ser una viajera de personas, es decir estar con alguien hasta que se vuelva excesivo. En esta vida vinimos a ser responsables de una sola persona y esa persona somos nosotros mismos, si es díficil con los hijos, ahora que será con un adulto jugando a ser Dios! Agotador!, Inaceptable! Qué se lo aguante su mamá…

    No sé desesperen! No se sientan culpables, no sufran, ni insistan por lo que no pasará ¡JAMÁS! como dice Facundo Cabral ” no estás deprimido, estás distraído, del mundo que te rodea, de las maravilla que existen, una caricia es más fuerte que una bomba, pero no se siente porque la bomba hace más ruido”… Hay que salir a divertirse, hay que trazar metas personales y no interpersonales, cuando alguien es una meta se sufre y el resultado no es el esperado y menos con personas trastornadas, pero cuando las metas son personales ese sufrimiento solo te trae recompensas y grandezas, siempre habrá gente más interesante y cosas increíbles por hacer.

    Un abrazo.

  3. Yo lo padezco y he llegado a ser bastante cruel a veces. No puedo cambiar lo que hice pero busque ayuda y trabajo en ello. Si conocen a alguien asi muchas veces entiendan que la persona no es consciente, orientenla por ayuda y no se rebajen a jugar el mismo juego. Solamente sean mejores y sean comprensivos. Hasta el momento yo me siento un mostruo de persona por ser como soy.

    • Hola, me ha llamado mucho la atención tu comentario, bueno primero de todo te doy la enhorabuena por querer solucionarlo! Es un paso enorme, y como te distes cuenta que eras pasivo agresivo? En mi caso es mi expareja, y me está costando una barbaridad entender sus acciones…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.