Biografia Anna Freud

Anna Freud, hija de Sigmund Freud, fue una mujer pionera en el campo del psicoanálisis a principios del S.XX profundizando en la función del Yo dentro de la psicología.

Primeros años de Anna Freud

Anna Freud nació en Viena el 3 de diciembre de 1895, fue la más joven de seis hijos de Sigmund Freud y su esposa, Martha. A lo largo de su infancia, Anna Freud mantuvo una relación bastante distante de sus cinco hermanos y especialmente de su hermana Sophie, con quien se dice que rivalizaba por la atención de su padre. Muchos veranos, los padres de Anna la enviaron a campos de la salud para ayudarla a superar sus problemas, que al parecer podrían haber incluido depresión y trastornos alimenticios. Anna Freud tenía una relación mucho más cercana con su famoso padre que con su madre, que era bastante distante debido a que esta presentaba agotamiento mental y físico y por ello confió sus cuidados a una institutriz. Con el tiempo Anna desarrolló un sincero vínculo con su cuidadora, cosa que la inspiró a describir el concepto de “madre psicológica”.

Quienes la conocieron de cerca comentaban que tenía un carácter inconformista y aventurero aunque en público se mostraba reservada y tímida. Uno de sus pasatiempos preferidos era tejer, y según algunos de sus pacientes es algo que a menudo practicaba mientras les atendía.

Vida profesional de Anna Freud y el psicoanálisis

Después de terminar sus estudios secundarios en 1912 en el Liceo Cottage en Viena, completó su formación como profesora y trabajó como maestra con niños durante cinco años. De sus años como docente declaró que había aprendido mucho más que en casa de su padre con sus invitados. De hecho, ella adquirió un conocimiento del psicoanálisis al lado de este selecto grupo, al que sólo algunos grandes médicos y pensadores de la época tenían acceso.

En 1922 ingresó en Sociedad Psicoanalítica de Viena como psicoanalista de niños. En 1923, comenzó su propia práctica psicoanalítica con niños y empezó a trabajar en serio en este campo. Paralelamente, durante el mismo año, a su padre le operan por primera vez de su terrible enfermedad, un cáncer de paladar, por lo que decide instalarse en Berlín y quedarse a cuidarlo.  En 1925, ella se estableció como instructora en el Instituto de Formación Psicoanalítica de Viena.

En 1927, Anna Freud aceptó trabajar con la Asociación Psicoanalítica Internacional como Secretaria, y en 1935 se hizo cargo de la dirección del Instituto de Formación Psicoanalítica de Viena. Al año siguiente, publicó “El yo y los mecanismos de defensa”, un libro que sentó las bases para el campo del ego en psicología y definió a Anna Freud como una pensadora innovadora.

En el año 1938 Anna Freud y su familia huyeron de Austria y emigró a Inglaterra debido a la invasión nazi. Fundó La Guerra Hampstead Nursery, una institución que proporcionaba cuidados de crianza y unión a las víctimas más jóvenes de la guerra. Publicó sus observaciones sobre cómo el estrés afectaba a los niños y de la importancia de la creación de casas de acogida para los niños cuyos padres habían perdido, así como la relación de su falta con patologías infantiles. El instituto comenzó a ofrecer cursos sobre los problemas en la infancia a partir 1947, y se construyó una clínica para ofrecer servicios a niños con necesidades psicológicas.

Anna Freud pasó la última parte de su vida dando conferencias en los Estados Unidos. Visitó la Facultad de Derecho de Yale y realizó cursos sobre la delincuencia y sus efectos en las relaciones familiares. Esta área de interés le proporcionó la oportunidad de trabajar con Albert Solnit y Joseph Goldstein, y los tres se publicaron sus colaboraciones en “Más allá del interés superior del Niño” en 1973. Anna Freud murió en el año 1982.

anna-sigmund-freud

La contribución a la Psicología de Anna Freud

La principal contribución de Anna Freud fue descubrir que los niños a menudo requieren diferentes tratamientos psicológicos que los adultos, y destacó el papel que los primeros trastornos en el apego entre padres e hijos podrían desempeñar en el desarrollo posterior y sus problemas psicológicos. Su trabajo estudiando a niños que habían sufrido abandono o negligencia extrema, sentó las bases para la investigación posterior.

A través de su trabajo con los niños, Anna Freud se profundizó en las teorías de su padre, haciendo hincapié en que los niños se desarrollan a través de las fases de desarrollo distintas. También describió y amplió la teoría de su padre sobre los mecanismos de defensa psicológicos. Anna Freud describió muchos mecanismos de defensa, algunos de los cuales son:

  • La represión: la supresión de pensamientos que provocan ansiedad.
  • Proyección: ver los propios rasgos negativos en otra persona.
  • Desplazamiento: la transferencia de sentimientos negativos en una persona diferente. Por ejemplo, una mujer puede desplazar a su rabia hacia su madre o sobre su terapeuta.
  • Regresión: volver a una edad más joven psicológicamente. Los niños pequeños traumatizados, por ejemplo, pueden “olvidar” etapas de conocimiento ya superadas.

Descubre aquí las mejores frases de Anna Freud.

Libros escritos por Sigmund Freud que puedes leer gratis on-line en nuestra web:

Biografía de Anna Freud y su contribución a la Psicología
5 (100%) 1 voto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.