¿Cuántas personas tienen la dicha de vivir una relación: plena, estable, feliz, intensa, apasionada, socialmente aceptable, económicamente solvente, espiritualmente en paz, etc?. En fin, podríamos continuar la lista y parecería ser una relación más bien mítica e inalcanzable.

Sin embargo, los amores idílicos, son más comunes de lo que se creen, pero aunque satisfacen parte de las necesidades descritas anteriormente, en general los amantes se atreven a buscar por los rincones más recónditos e inaccesibles como nos daremos cuenta a continuación.

Tipos de amores “prohibidos”

Amor entre miembros de diferentes clases sociales

Aún en la actualidad es común encontrar amores en donde alguno de los dos tiene estabilidad económica, pero el otro no puede darle la vida de ciertos lujos a los cuales uno de ellos si está acostumbrado. Son amores de película en donde, el mito de amarse profundamente, subsana todos los problemas de la relación y la mantiene. El pronóstico es que cuando el dinero escasea el amor sale por la ventana.

Amor entre familiares de segunda línea

En muchas ocasiones la convivencia familiar va fomentando el valorar o reconocer las cualidades de un miembro de la familia y aunado a la proximidad (contacto íntimo social) hace que resulte para algunas personas, más fácil enamorarse de los tíos(as), los primos(as), los cuñados(as), etcétera. Por supuesto que este tipo de amores en general se viven a escondidas y en algunos casos suelen ser un secreto a voces. Los que se llegan a consumar, generan tienen problemas de rechazo social entre los propios miembros de la familia y pueden ser posteriormente marginados.

Amor entre hermanos

La película mexicana del “Castillo de la pureza”, revive este tipo de encuentro, pues la convivencia reducida entre hermanos y las experiencias de abuso o juegos sexuales, pueden hacer de este tipo de amores una variante de lo prohibido socialmente. Los hermanos que a pesar de tener una pareja siguen viéndose a escondidas, mantienen la fantasía que nadie más podría entender mejor a su propio hermano(a) que ellos/ellas mismos(as) y que algún día podrán ser inmensamente felices.

Amor entre personas de diferentes jerarquías y/o status

Las combinaciones son múltiples: maestro(o)-alumna(o), jefe(a)-subalterna(o), casado(a)-soltero(a), entrenador(ra)-alumno(a), etcétera. Mantener a una persona de forma idealizada es en mayor medida el soporte de esta relación. Muy pocas llegan a consumarse, haciendo posible lo imposible.

Amor entre personas con diferencia de edades

Baste recordar la canción del “Príncipe de la canción”, José José: 40 y 20. En la diferencia de edades, cada uno busca cubrir sus propias necesidades, unos sentirse más joven a pesar de la edad, otros parecer más maduro, otros buscan un padre o una madre perdida o ¿por qué no?, un hijo o una hija a quién educar también. Los psicoanalistas dirían, tienen conflictos no resueltos con las figuras paternas o maternas. Son los edipos o las electras, en busca de su media naranja o relación parental no resuelta.

Amores salvadores

Son aquellas parejas codependientes en donde inconscientemente, uno es el salvador y el otro el salvado. El abanico de posibilidades es también muy basto: El/la intelectual v.s. el/la ignorante, el/la solucionador de problemas v.s. el/la experto(a) en meterse en problemas, el/la adicto v.s. el/la buen(a) samaritano(a). Sentirse necesario para el otro y un miedo terrible a hacerse responsable de si mismo es el sustento de esta pareja. Curiosamente cada uno se cree responsable del otro, pero un miedo terrible a la soledad les hace permanecer juntos. En esta categoría entran también quienes tienen el complejo de Wendy o de Meter Pan, esto es, quienes tienen más que una esposa una madre y quienes tienen en vez de maridos un hijo a quien educar.

Amores entre la bella y la bestia

Con claras diferencias en cuanto a la belleza física abierta o escondida de alguno de los miembros, en general son criticados por quienes les rodean, pero de alguna manera las diferencias también atraen en la elección. Uno piensa inconscientemente que le está haciendo el favor al pobrecito del otro.

Amores a distancia

El amor de lejos no solo se idealiza, sino también se vive espiritualmente cercano. Los encontramos en las personas que viajan constantemente, en quienes trabajan o viven en otro país diferente al de la pareja oficial, con el uso de la tecnología actual, también se encuentran en Internet, son amores que conscientes de ello dicen: mi novio el que vive en … y aparte pueden tener otra pareja cada quien en su lugar de residencia. Amor de lejos es de … pensarse. Una factor importante a destacar es la falta de compromiso como constante y de forma presencial aunque parezca más importante el compromiso cuando la otra persona realmente esté ausente.

Amores con diferente ideología

Pueden ser formas de pensamiento opuestas y generalmente se les hace “normal vivir en conflicto” debido a que militan en partidos políticos diferentes, o con religiones diferentes o simplemente porque al estilo de William Shakespeare con su obra Romeo y Julieta, sus familias de origen tienen conflictos (los Montesco v.s. los Capuleto) y eso es lo que paradójicamente los une. Luchar contra corriente es su estilo de vida y ello por supuesto incluyéndose a si mismos.

Amores en conflicto

Generalmente provenientes de familias de origen disfuncionales y en conflicto constante como estilo de vida, buscan para vivir, lo más parecido a los modelos de familia que ya conocen. Los conflictos se arreglan discutiendo, alzando la voz, ofendiendo y si de plano el otro no cede, no hay más remedio que recurrir a los golpes. Metidos en una dinámica muy poco diferente a la vivida en la infancia, se la pasan en ofender o ser ofendidos, en donde la opinión que cuenta es la del miembro que mantiene el poder. En contraparte, hay quienes deciden callar para no generar más conflicto, pero aún así se produce justamente por quedarse callados.

Amores conscientes inconscientes

Son dentro de la gama impresionante e inagotable de combinaciones posibles, quienes pueden estar aparentemente conscientes de estar viviendo alguna de estas situaciones, NO cambian, aunque saben que lo necesitan. El refrán “más vale malo por conocido que bueno por conocer”, es el sustento de ellos. La comodidad disfuncional o lo predecible aunque también disfuncional son el soporte de este tipo de parejas. Curiosamente, cuando terminan una relación, tienen una probabilidad muy alta de volver a repetir los mismos esquemas de conflicto con la nueva pareja.

Amores con complejo de Pinocho

Prácticamente desde el comienzo de la relación, existe un patrón de mentiras que va conformando su vida. La mentira, puede estar presente en uno o ambos miembros y a pesar de darse cuenta de ello, prefieren mantener la relación, pues existe el pensamiento mágico de que un día el otro va a cambiar o que de plano se harán realidad los sueños o las mentiras prometidas de parte de uno o de ambos, al igual que el hada del cuento, convierte de carne y hueso al títere de madera. Y todas las mentiras se convierten en una fantástica y maravillosa realidad.

En fin, el abanico de posibilidades de establecer algún tipo de amor sería imposible de enumerar y estos son sólo un ejemplo de ellos. ¿Qué tan costosa quieres que sea tu relación emocional?. Esto es responsabilidad propia.

Sugerencias para el cambio

  • El más importante: No se puede cambiar aquello que no se ha hecho consciente.
  • Tomar en cuenta que: para que el mundo cambie a mi alrededor, necesito cambiar primero yo.
  • Acudir a una ayuda profesional.

Para saber más

Barnchete del Castillo María Esther (et all) (1999). Quiero ser libre. (De la codependencia a la participación positiva). Promesa. México.
Barrera Juan Antonio (2005). Las Relaciones de Pareja (Encuentros y desencuentros), Parejas disfuncionales, Tomo 2, Atención y Tratamiento Psicológico, México, (Libro electrónico).
Beattie Melody (1996). Ya no seas codependiente. Como dejar de controlar la vida de los demás y empezar a ocuparse de uno mismo. Promesa, México.
Sangrador José Luis (1982). Interacción humana y conducta social. (Aula abierta), La atracción y el amor, Salvat Editores, Barcelona.
Willi Jürg (2004). Psicología del amor, Herder Editorial, Barcelona.

 

Compartir
Juan Antonio Barrera Méndez

Psicólogo egresado por la Universidad Autónoma Metropolitana con una trayectoria de 20 años en terapia e investigación. Especialista certificado en terapias de aplicación de Campo Electromagnético que favorecen el equilibrio entre el cuerpo y la mente. Director y Fundador de Atención y Tratamiento Psicológico

2 Comentarios

  1. Y los amores tipo amor-odio en principio en que categoria entran? Esos en los que se tiene una fuerte necesidad de cavar hondo en la mente del otro, descubrir tus propias debilidades, tus propios ideales y algo de tus virtudes, amar a la persona y al mismo tiempo odiarla por eso. Sentir que no puedes vivir ni sin ella ni con ella, verte reflejado en todo lo que hace y lo que dice y hasta en lo que calla. Este tipo de amor muere por agotamiento, o no muere, simplemente te das cuenta de que es necesaria alguna diferencia de sentir y pensar, porque es una montaña rusa de emociones y pronto se convierte en un juego de voluntades, de acertijos e infiernos, de poner al otro a prueba y al mismo tiempo probarte tu. Este tipo de amores dejan una huella profunda, te das cuenta de que es la etapa de tu vida cuando más feliz has sido y más desgraciado al mismo tiempo. Y luego nada tiene el mismo color, o si encuentras color en alguna otra cosa te asusta. Te has librado del pasado sólo por decir: las cosas claras, blanco o negro. Las profundidades pueden hacer mucho daño. A este tipo de amores donde se les encuadra? En la categoría: RAROS?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here