¿Qué es la Psicología Positiva?

La Psicología Positiva es un movimiento que se ha hecho muy popular en los últimos años y que comenzó en la década de 1990. Es la rama de la psicología que tiene como principal foco el estudio y trabajo de las fortalezas, virtudes y talentos de las personas, que contribuyen al buen funcionamiento y permiten tanto a los individuos como a las comunidades para florecer.

Los temas principales que incluyen son la felicidad, la resistencia, el bienestar, el estado de flujo y el compromiso. Fue encabezado por un ex presidente de la American Psychological Association, Martin Seligman.

¿Qué trata la Psicología Positiva?

A lo largo de la mayor parte de su historia, la psicología tradicional se ha ocupado de identificar y remediar los males o dolencias humanas. Se ha centrado en gran medida en el sufrimiento emocional y los comportamientos de mala adaptación, y en general, haciendo caso omiso de funcionamiento positivo y óptimo. Por el contrario, el objetivo de la psicología positiva es identificar y potenciar las fortalezas y virtudes humanas que hacen que la vida valga la pena vivirla con moción y entusiasmo. A diferencia de otros nuevos movimientos de pensamiento positivo que se asocia a personas como Norman Vincent Peale o Rhonda Byrne (“El Secreto”), la Psicología Positiva persigue encontrar una información científicamente probada sobre los motivos que hacen que la vida nos resulte más gratificante vivirla. Se centra en la medición de los aspectos de la condición humana que conducen a la felicidad y la plenitud emocional.

Dejando de lado un enfoque centrado principalmente en la angustia, la tristeza, el desorden y la disfunción, la psicología positiva desplaza su visión científica hacia el bienestar, la salud y el funcionamiento óptimo. La psicología positiva proporciona un punto de vista diferente a través de comprender la experiencia humana.

Observa los acontecimientos recientes, y sugiere que los problemas en el funcionamiento psicológico puede ser más rentable tratarlos como la ausencia de los mismos, en lugar de realizar un diagnóstico de enfermedad mental. La demanda principal de la psicología positiva es que el estudio de la salud y el bienestar, que en el fondo es tan merecedor de estudio como una enfermedad, una disfunción o la angustia.

Los puntos fuertes de la Psicología Positiva

Tras años de estudio, se han descritos distintos puntos fuertes asociados con la satisfacción de una vida positiva: la resiliencia (la capacidad de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas), el sentido del humor, la creatividad, la generosidad, el optimismo, la gratitud, la esperanza, el fluir (Mihaly Csikszentmihalyi), el amor y el perdón, entre otros. Los investigadores les llamaron “puntos fuertes del corazón”. Por otra parte, los puntos fuertes asociados con el conocimiento, tales como amor por el aprendizaje y la curiosidad, se correlacionan con algo menos de satisfacción con la vida (Park, Peterson y Seligman, 2005).

pareja-rie-feliz

Cómo lograr ser más felices y dejar de lado los pensamientos pesimistas

Por este motivo, Martin Seligman, nos explica el modelo “PERMA”, que son los cinco pilares para lograr la satisfacción y felicidad personal:

P (Positive Emotions – Emociones Positivas)

Está relacionado con la cantidad de emociones positivas que se experimentan a lo largo del día, aquellas sensaciones, por pequeñas que sean, que nos hacen sentir bien. Las personas que piensan en positivo, además de disfrutar más de la vida y sentirse mucho mejor consigo mismas y con los demás, logran un desempeño superior en la vida. Es importante aprender a generar positivas y cultivar emociones como la alegría, el interés, el orgullo, la recreación, la serenidad, la esperanza, la gratitud, el asombro, la inspiración y el amor, pues nos ayudará a lidiar con nuestras emociones negativas y los suceso difíciles que afrontemos en el día a día.

E (Engagement – Compromiso)

Hace referencia al nivel de implicación de una tarea, actividad o situación desde una actitud positiva. Para ello es importante que, aunque la tarea no sea de entrada de nuestro gusto, debemos tratar de buscar la manera de convertirla en algo positivo, situación que se puede transformar con el uso de nuestras fortalezas. Cuando esto ocurre, el individuo experimenta el famoso estado de “flujo”.

R (Relationships – Relaciones)

Las personas somos animales sociales y necesitamos tener buenas relaciones para mantener nuestro óptimo nivel de bienestar. Ya sean relaciones de pareja, amigos, familiares… la cuestión es nutrir y cuidar las relaciones con aquellas personas que nos aportan sensaciones y momentos positivos.

M (Meaning – Significado)

Nos habla del sentimiento o creencia de pertenecer y servir a algo superior, de encontrar el propósito para la vida, de ir más allá de uno mismo. Creer que el sentido de nuestra existencia es de utilidad para algo más grande que nosotros mismos, nos ayuda a sentir que trascendemos en cada una las acciones de nuestra vida diaria. Ya sea a nivel político, religioso, familiar profesional o para salvar el planeta, el definir un significado y darle un propósito a nuestros proyectos y ocupaciones, nos ofrece la oportunidad de  actuar con coherencia  y establecer las prioridades y los valores en base a los cuales deseamos vivir.

A (Accomplishment – Logro)

Finalmente esta característica nos habla de saber reconocer nuestros propios éxitos, aunque parezcan insignificantes, para hacer conscientes los momentos y sentimientos positivos relacionados con ellos. Los seres humanos tenemos la necesidad de sentirnos competentes y actuar con autonomía. Establecernos metas, el desarrollar nuestro auto-control y perseguir logros en nuestras vidas, del tipo que sean, nos ayuda a mantenernos en crecimiento continuo además de desarrollar nuestro potencial.

Los tres niveles de la psicología positiva

La ciencia de la psicología positiva opera en tres niveles diferentes:

1. Nivel subjetivo

El nivel subjetivo incluye el estudio de las experiencias positivas como la alegría, el bienestar, la satisfacción, la alegría, la felicidad, el optimismo y el estado de flujo. Este nivel trata de sentirse bien, en lugar de hacer el bien o ser una buena persona.

2. Nivel individual

En el siguiente nivel, el nivel individual, el objetivo es identificar los componentes de la “buena vida” y las cualidades personales que son necesarias para ser una “buena persona”, mediante el estudio de las fortalezas y virtudes humanas, la capacidad para el amor, el coraje, perseverancia, el perdón, la originalidad, la sabiduría, habilidades interpersonales y superdotación.

3. Nivel de grupo o cumunidad

Por último, a nivel de grupo o comunidad, hace hincapié en las virtudes cívicas, las responsabilidades sociales, el cuidado, el altruismo, la cortesía, la tolerancia, la ética de trabajo, instituciones positivas y otros factores que contribuyen al desarrollo de la ciudadanía y las comunidades.

Resultados de la Investigación en Psicología Positiva

Algunas de las principales conclusiones de la psicología positiva incluyen:

  • La gente es generalmente feliz. El dinero no significa necesariamente comprar el bienestar; pero gastar dinero en otras personas puede hacer que las personas se sientan más felices.
  • Algunas de las mejores maneras de combatir las decepciones y los reveses incluyen fuertes relaciones sociales y las fortalezas de carácter.
  • El trabajo puede ser importante para el bienestar, especialmente cuando las personas son capaces de participar en un trabajo que es útil y significativo.
  • Mientras que la felicidad está influenciada por la genética, las personas pueden aprender a ser más felices mediante el desarrollo de optimismo, la gratitud y el altruismo.

Aplicaciones de la Psicología Positiva

La psicología positiva puede tener bastantes aplicaciones del mundo real en áreas como la educación, la terapia, la autoayuda, la gestión del estrés y cuestiones laborales. El uso de estrategias de la psicología positiva en profesores, entrenadores, terapeutas y los directivos, pueden motivar a los demás y ayudar a las personas a entender y desarrollar sus fortalezas personales.

Aun así, debemos tener presente que la psicología positiva no implica ignorar los problemas reales que enfrentan las personas y que otras áreas de la psicología se esfuerzan por tratar. “El valor de la psicología positiva es complementar y ampliar la psicología enfocada en el problema que ha sido dominante durante muchas décadas”.

6 VIRTUDES Y 24 FORTALEZAS de Martin Seligman

La Psicología Positiva: cómo sacar el máximo partido de nuestras vidas
4.8 (95%) 4 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.