pareja durmiendo
Parálisis del sueño

Seguramente hayas oído hablar alguna vez de la parálisis del sueño. Sin embargo, ¿qué es exactamente? ¿Por qué se produce? ¿Qué síntomas tiene y qué lo causa? Si quieres resolver estas dudas, estás en el lugar adecuado.

¿Qué es la parálisis del sueño?

La parálisis del sueño es un hecho que se da o bien cuando la persona está a punto de dormirse, o bien cuando acaba de despertarse, y consiste en la imposibilidad de moverse o reaccionar estando consciente.

Es decir, durante la parálisis del sueño, la persona no está dormida, está despierta y plenamente consciente, pero su cuerpo está paralizado, como lo está durante el sueño. Así, la persona procesa lo que sucede a su alrededor, pero es incapaz de hacer movimientos voluntarios.

Esto implica que tampoco puede hablar, lo que hace que no pueda comunicar la situación en la que está. Es por ello que, pese a que no entraña grandes riesgos, lo cierto es que puede ser muy angustiante.

Además, también se tiene la sensación de que no se puede respirar cómodamente, en una situación cercana a la asfixia. Esto, como puedes suponer, hace que la ansiedad de quien está padeciendo este problema, crezca.

Sin embargo, no hay riesgo de asfixia. Simplemente, el organismo está funcionando como cuando está dormido (y, cuando estamos dormidos, respiramos a un menor ritmo que cuando estamos despiertos).

Por último, hay que señalar que a la parálisis del sueño se le suelen sumar algunos síntomas subjetivos producidos por la misma situación. Por ejemplo, es normal que haya alucinaciones o paranoia, imaginando que hay alguien cerca (generalmente amenazante).

Te puede interesar: Apnea del sueño y tratamientos naturales

¿Por qué sucede?

No existe una explicación que aclare definitivamente por qué sucede la parálisis del sueño, puesto que es algo que se da en el cerebro, y, como bien sabes, el cerebro es una de las partes del cuerpo menos investigadas y conocidas.

Sin embargo, actualmente se mantiene la tesis de que se trata de una falta de coordinación entre algunas áreas del cerebro y la parte del sistema nervioso que se encarga de mandar órdenes a los músculos.

Es decir, cuando estamos dormidos, el cerebro desconecta de esa parte del sistema nervioso que manda órdenes a los músculos (de tal forma que las señales que manda se quedan en el cerebro, lo que hace que podamos movernos por el sueño sin caernos de la cama).

mujer durmiendo

Sin embargo, lo normal es que, cuando te despiertas, esa desconexión desaparezca automáticamente. Y aquí es donde aparece la parálisis del sueño. Las personas que la padecen, no tienen esa reconexión tan rápida (o, al contrario, se desconecta más rápido de la cuenta, en el caso de que se produzca antes de dormirte y no al despertar).

Por suerte, esta situación se supera con el paso de unos segundos, de tal forma que, si estás en una situación de parálisis del sueño, lo mejor que puedes hacer es relajarte y esperar a que esa conexión entre el cerebro y el sistema nervioso se produzca de nuevo.

Te puede interesar: Los ritmos biológicos y el ciclo de sueño-vigilia

¿Quién puede sufrir la parálisis del sueño?

Se han hecho varios estudios para analizar la parálisis del sueño y la primera conclusión que se ha alcanzado es que, pese a existir, es un hecho muy aislado. Sin embargo, esto no significa que estés a salvo.

Es decir, es un hecho muy aislado en el sentido de que, a lo largo de nuestra vida, dormimos más de 25.000 veces (¡sin contar siestas!) y la parálisis del sueño puede sucedernos de forma muy ocasional.

Sin embargo, junto a este dato, también está el de que un 60% de la población llegará a sufrir parálisis del sueño en algún momento de su vida. Por lo tanto, es posible que a ti te suceda.

No obstante, tenemos que insistir en el hecho de que la parálisis del sueño no entraña ningún riesgo, y que todo el problema que se genera deriva de los sentimientos y sensaciones subjetivos de quien está padeciéndolo.

Por último, señalar una obviedad: Si la parálisis del sueño te sucede sin conocerla, es normal tener una ansiedad espectacular. Pero si ya conoces lo que es, como tú ahora, la situación puede ser mucho más llevaderas (¡e incluso disfrutarse por lo curiosa que es!).

Así pues, si tienes la mala suerte de ser una persona que está dentro de ese 60% de personas que sufrirán parálisis del sueño en alguna ocasión a lo largo de su vida, nuestra recomendación es que te relajes y esperes unos segundos a que se resuelva.           

Como puedes ver, la parálisis del sueño, pese a ser algo poco frecuente, tiene la suficiente importancia como para que le dediquemos unas palabras. Y, por qué no decirlo, es un tema lo suficientemente curioso como para interesarse por él. Y recuerda: Si te sucede, sobre todo, mantén la calma.

1 Comentario

  1. Hace muchos años que tengo o sufro parálisis del sueño incluso recuerdo la primera vez que la experimente era muy chico , y hoy con 58 años suele venir más seguido , para mi es una situación traumática y estoy escribiendo porque acabo de tener una ya no se que hacer , esa sensación de que alguien está muy cerca mío es fea , me gustaría saber si de alguna manera esto se puede aliviar gracias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here