La ansiedad, causas, síntomas y tratamiento

Verificado Redactado por Marta Guerri. Este artículo ha sido revisado, actualizado y verificado por nuestro equipo de psicólogos por última vez el 30 abril 2021.

La ansiedad es la respuesta natural de nuestro cuerpo al estrés. Es un sentimiento de miedo o aprensión sobre lo que está por venir. Ir a una entrevista de trabajo, dar una charla frente a un público numeroso, acudir al primer día de clases o de trabajo, por ejemplo, puede hacer que nos sintamos temerosos y nerviosos.

Pero cuando nuestros sentimientos de ansiedad son extremos, incluso debilitantes, duran más de seis meses e interfieren con nuestra vida habitual, entonces es probable que padezcamos un trastorno de ansiedad.

Este tipo de ansiedad exacerbada y paralizante puede hacer que dejemos de hacer cosas que nos gustan así como tareas cotidianas del día a día. En casos extremos, puede impedirnos entrar en un ascensor, cruzar la calle o incluso salir de casa. Además, si no se trata, la ansiedad suele seguir empeorando.

Los trastornos de ansiedad son la forma más común de trastorno emocional y pueden afectar a cualquier persona a cualquier edad. Según la Asociación Americana de Psiquiatría (APA), las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de ser diagnosticadas con un trastorno de ansiedad.

Características del trastorno de ansiedad

El trastorno de ansiedad se caracteriza por intensos síntomas emocionales, físicos y de comportamiento que crean una sensación desagradable que generalmente se describe como inquietud, miedo o preocupación.

Estos síntomas pueden ser lo suficientemente graves como para constituir un ataque de ansiedad (también conocido como ataque de pánico). Los ataques de ansiedad pueden ocurrir inesperadamente y crear un gran temor de que vuelvan a ocurrir. Por lo tanto, las personas que sufren trastornos de ansiedad a menudo se retiran y buscan evitar a las personas o ciertos lugares.

Causas de la ansiedad

Los trastornos de ansiedad suelen verse como algo negativo, como una enfermedad mental, pero a diferencia de otras psicopatologías, podemos considerarlo como una sintomatología que indica un desorden en la vida o dicho de otra manera, si una persona tiene ansiedad es porque algo en su vida no va bien.

Las causas de la ansiedad pueden ser múltiples y incluso una combinación de ellas.

He conocido gente con crisis de ansiedad por motivos varios, algunos por traumas no elaborados, otros por causas variadas, como una mujer por trabajar demasiado ya que había conseguido dos contratos de los que se sentía muy orgullosa pero a la vez tenía la sensación de abandonar a su familia (la causa en este caso estaría muy simplificada pero este aspecto sería el núcleo de ella).

Frecuentemente el que padece las crisis puede pensar que en su vida todo va bien, que no hay ningún factor que le cree un desmesurado estrés. Así pues nos hallamos delante una causa inconsciente, difícil de identificar y por consiguiente, difícil de abordar. (A veces, en estos casos, se plantea la hipótesis de que la causa sea un desorden químico por si mismo, pero en mi opinión, si “nuestra química interior” no va bien, es por lo que nos pasa en nuestra vida cotidiana).

Síntomas de la ansiedad

La ansiedad y el miedo se pueden manifestar de muchos modos. Los síntomas más comunes son:

  • Tensión muscular o irritabilidad
  • Náuseas, mareos o vértigos
  • Necesidad de evitar algunos sitios o personas
  • Manos o pies fríos o pegajosos
  • Oleadas de calor, escalofríos o temblores
  • Vergüenza excesiva
  • Dudas o preocupaciones continuas
  • Miedo a estar teniendo un infarto o algo grave
  • Dolores de cabeza
  • Dolor muscular y tensión
  • Trastornos del sueño
  • Opresión en todo el cuerpo, especialmente en la cabeza, el cuello, la mandíbula y la cara.
  • Dolor de pecho
  • Zumbidos o pulsaciones en los oídos.
  • Sudoración excesiva
  • Temblor y temblor
  • Escalofríos o sofocos
  • Frecuencia cardíaca acelerada
  • Entumecimiento u hormigueo
  • Despersonalización y desrealización
  • Malestar estomacal o náuseas
  • Falta de aliento

Algunas personas que padecen problemas de ansiedad pueden sentir crisis de angustia (o ansiedad repentina y muy elevada) cuando se encuentran con determinadas personas o animales. También es posible sufrir crisis de ansiedad en situaciones como volar en avión, subir a un piso elevado o entrar en un espacio muy reducido. Otras personas tienen estas crisis de forma inesperada y sin nada que las provoque, aparentemente.

Causas ansiedad

Tratamiento de la ansiedad

El tratamiento de la ansiedad se puede hacer a dos niveles:

Afrontamiento de la ansiedad estado. Identificación, descripción y manejo de la causa.

En el primer bloque entrarían todas aquellas estrategias que pueden ayudar al paciente a aliviar y hacer que la angustia no vaya a más en el momento de crisis. La angustia es cuestión de nivel, a veces uno sentirá una leve ansiedad y puede ir aumentándole hasta llegar a una crisis donde el sujeto puede llegar a temblar, tener taquicardias, sentirse paralizado, y en definitiva a pasar un terrorífico mal rato.

Existen, pues, estrategias de relajación, de eliminación del estrés producido por el entorno a corto plazo, y en definitiva, maneras de afrontar la crisis (ante todo uno debe saber que no le pasará nada).

Es importante intentar usar la razón en las primeras fases de la angustia como lo es también no estar cansado y haber dormido bien.

Destaco también, que hay que afrontar. Uno no se puede quedar en casa. Muy probablemente, el que ha sufrido un ataque de pánico, tenga luego miedo a estar en el sitio donde le sucedió o en una situación similar, pero para no empeorar con fobias y depresiones (aunque en algún momento será difícil no estar deprimido) hay que superar el miedo y afrontarlo.

Un tratamiento farmacológico por si solo puede hacer desaparecer el síntoma, pero no la causa, entonces al abandonar la medicación la recaída es probable a no ser que el factor causante se haya eliminado por si solo mientras se tomaba la medicación.

Entonces vemos que suele ser necesaria la identificación de la causa, tarea que puede requerir meses, para luego poderla abordar.

Hay que ponerse en tratamiento en manos de expertos. Tratamientos los hay varios y eficaces, a unas personas les funcionará mejor uno y a otras otro.

El tratamiento cognitivo-conductual con una posible ayuda farmacológica es el tratamiento más habitual hoy en día. Yo abro la puerta a un tratamiento psicoanalítico (integrando si se cree conveniente el uso de ansiolíticos o el fármaco que el médico crea apropiado para mejorar la calidad de vida del paciente).

Es entre otras cosas, una técnica psicoterapéutica para ayudar a los individuos a mejorar su salud mental, disminuyendo sus sufrimientos y aumentando su capacidad para disfrutar, fomentando el diálogo teniendo en cuenta no solo la ansiedad y sus motivo, sino también ayudando al paciente a que se entienda y desarrolle, como decía Freud, sus capacidades para amar y trabajar creativamente.

Vídeo introductorio sobre qué es la ansiedad:

https://youtu.be/vt-jd6q9LH8

Referencias

  • American Psychiatric Association. (2000). Diagnostic criteria from DSM-IV-TR. Washington, D.C.: American Psychiatric Association.
  • Amorim, C. (1997). Adaptación del Inventario de Situaciones y Respuestas de Ansiedad (ISRA) a la población Brasileña. Madrid: Universidad Complutense de Madrid (tesis doctoral)
  • Barlow, D. H. (2002). Anxiety and its disorders: the nature and treatment of anxiety and panic (2nd ed.). New York: Guilford Press
  • Cano-Vindel, A. (1989). Cognición, emoción y personalidad: un estudio centrado en la ansiedad. / Cognition, emotion and personality: a study focused in anxiety. Madrid: Universidad Complutense
  • Cano-Vindel, A., & Miguel-Tobal, J. J. (1994). Psicología, Medicina y Salud. (Monografía de ‘Ansiedad y Estrés’). Murcia: Compobell
  • Echeburúa, E. (2002). Avances en el tratamiento psicológico de los trastornos de ansiedad. Madrid: Pirámide
  • Miguel-Tobal, J. J., & Cano-Vindel, A. (2002). Inventario de situaciones y respuestas de ansiedad (ISRA): Manual. / Inventory of Situations and Responses of Anxiety (ISRA). Manual (5. rev. ed.). Madrid: TEA
  • Peurifoy, R. Z. (2000). Cómo vencer la ansiedad : un programa revolucionario para eliminarla definitivamente (2a. ed.). Bilbao: Desclée de Brouwer
  • Spielberger, C. D. (1972). Anxiety: Currents trends in theory and research. New York: Academic Press
  • https://www.nhs.uk/conditions/generalised-anxiety-disorder/
  • https://adaa.org/understanding-anxiety

Psicóloga con Máster en Terapia de la Conducta y la Salud. Máster en RRHH. Diplomada en Enfermería con postgrado en Salud Mental. Psicóloga especializada en terapia con familias con vulnerabilidad social en el Servicio de Orientación y Acompañamiento a Familias (SOAF).

5 comentarios en «La ansiedad, causas, síntomas y tratamiento»

  1. Hace muchos años atrás, sufrí de episodios de angustia, era un miedo irracional a conectar o desconectar el tv al dvd, vcr, decodificador, audio, etc, etc. Soy técnico electrónico y mi vida es trabajar con equipamiento audiocisual y médico, es parte primordial de mi trabajo y me cohartaba mucho en el desempeño laboral. Estuve viendo una médico y ella me derivó a un especialista, fuí a las sesiones y controles posteriores y luego de unos meses empecé a dejar de tomar el medicamento. Hoy espero hora médica con sicólogo nuevamente derivado por médico internista, por episodios similares. Yo sé que no hay nada que temer al meter mi cabeza tras el tv para conectar el cable hdmi (por ejemplo), pero es mas fuerte esa sensación de que podría ocurrirme algo trágico o fatal. Inicialmente el internista me dejó una receta por 3 meses para Sertralina, carvedilol y clonazepán (si es que no soportaba la crisis). Ya pasó el tiempo, se me acabaron los medicamento y cuando estaba citado con el especialista, ésta se enfermó y salió con licencia médica. Cuando voy conduciendo y llego a un semáforo al mover mi pié izquierdo me doy cuenta que lo llevo pisando con fuerza en el lugar de apoyo al lado izq. Del piso del auto, o que voy con los dientes apretados; a veces me pongo tenso al punto de paralizarme de miedo pero solo con algunas personas, principalmente mujeres. Llegué a este blog porque viendo tv me dí cuenta que hace hace tiempo que llevo sacándome las cejas, pelo por pelo y llevándomelos a los labios, no me los como, solo me los paso por ellos para sentir ese cosquilleo. Me vivo lavando las manos a cada rato, no me puedo sentar al rincón de la mesa ni acostarme al rincón de la cama. Creo que necesito ayuda urgente antes que se agraven mis síntomas.

    Responder
  2. Totalmente de acuerdo. Es el tratamiento cognitivo-conductual el que actualmente esta más recomendado para el tratamiento de este tipo de trastornos. En el caso de que la gravedad del paciente así lo requiera se podrían utilizar ayudas farmacológicas pero siempre en complementación de la terapia.
    Muchas gracias por tu aportación y enhorabuena por el artículo.

    Responder
  3. Soy paciente de ansiedad, cuando me dan ataques, tengo por lo regular 7 de los síntomas arriba mencionados al mismo tiempo; Es horroroso.
    Comparto, que para evitar estos episodios un consejo es alejarte al maximo de la cafeina, (cafe,refrescos, bebidas energizantes) sobre todo tambien de azucares artificiales (aspartame y suclarosa).
    ami me funciona bien introducir en momentos trágicos como helado, leche o avena (tiene a bajar mi ritmo de ansiedad) aunque los primeros dos no sean algo muy recomendado por las cantidades de azúcar que contienen)
    agradezco la informacion arriba publicada

    Responder
  4. quiero felicitarlo por su pagina, aprecio este espacio también para decirle que desde muy niño me encerraba mucho, encontré en el deporte la forma de conseguir reconocimiento, algo que me llevo a sentir un vació muy fuerte, y decidí buscar la ayuda de un psicólogo, luego hice muchos cursos, de respiración conectada, practique muchas técnicas de meditación y de programas, y un día me dedique tanto a hacerme cargo de mi mente, que ahora me doy cuenta que para los casos de la depresión como luego descubrí que fue mi caso, lo importante es que puedas tener una técnica que te haga auto suficiente, y estés conectado todo el tiempo estés haciendo lo que estés haciendo, no nos enseñaron que quedarnos pensando empeliculando nos olvidamos de nosotros mismos, esto que le estoy contando, se volvió mi vida, y aunque estudie psicología, mi mayor deseo es que mucha gente en el mundo se de cuenta que el único que se puede hacer cargo de su mente es uno mismo, sencillamente es volver la atención a su cuerpo o al aire que respira, a sentir su ropa, etc etc todo el tiempo todos los días, hoy día hago parte de un centro para todo suramerica y estados unidos que se llama Universidad de Consciencia en Cali, Colombia, que queremos que las personas descubran que la solución esta en ellos, solo es cambiar la atención, así aprenderá a darle valor lo que realmente tiene valor. Gracias. Jaime Hoyos Llano.

    Responder
  5. Ante todo recomiendo evitar habituarse a convivir con la ansiedad, es frecuente encontrar personas que diariamente asumen por ejemplo no utilizar el metro, no estar solos en casa, tienen que tener siempre una ventana abierta,o todo cerrado, evitan conducir, coger ascensores, ir a reuniones con más de 10 personas y una infinita cantidad más de situaciones a las que se renuncia a causa de la ansiedad que les producen. Entrar en esta dinámica de evitación o de estrategias para procurar estar tranquilos, no hace más que agravar la ansiedad y limitar nuestra vida.

    Responder
Deja un comentario