Causas ansiedad

Los trastornos de ansiedad suelen verse como algo negativo, como una enfermedad mental, pero a diferencia de otras psicopatologías, podemos considerarlo como una sintomatología que indica un desorden en la vida o dicho de otra manera, si una persona tiene ansiedad es porque algo en su vida no va bien.

Causas de la ansiedad

Las causas de la ansiedad pueden ser múltiples y incluso una combinación de ellas.

He conocido gente con crisis de ansiedad por motivos varios, algunos por traumas no elaborados, otros por causas variadas, como una mujer por trabajar demasiado ya que había conseguido dos contratos de los que se sentía muy orgullosa pero a la vez tenía la sensación de abandonar a su familia (la causa en este caso estaría muy simplificada pero este aspecto sería el núcleo de ella).

Frecuentemente el que padece las crisis puede pensar que en su vida todo va bien, que no hay ningún factor que le cree un desmesurado estrés. Así pues nos hallamos delante una causa inconsciente, difícil de identificar y por consiguiente, difícil de abordar. (A veces, en estos casos, se plantea la hipótesis de que la causa sea un desorden químico por si mismo, pero en mi opinión, si “nuestra química interior” no va bien, es por lo que nos pasa en nuestra vida cotidiana).

Síntomas de la ansiedad

La ansiedad y el miedo se pueden manifestar de muchos modos. Los síntomas más comunes son:

  • Tensión muscular o irritabilidad
  • Palpitaciones o el corazón acelerado
  • Náuseas, mareos o vértigos
  • Necesidad de evitar algunos sitios o personas
  • Manos o pies fríos o pegajosos
  • Oleadas de calor, escalofríos o temblores
  • Vergüenza excesiva
  • Dudas o preocupaciones continuas
  • Miedo a estar teniendo un infarto o algo grave

Algunas personas que padecen problemas de ansiedad pueden sentir crisis de angustia (o ansiedad repentina y muy elevada) cuando se encuentran con determinadas personas o animales. También es posible sufrir crisis de ansiedad en situaciones como volar en avión, subir a un piso elevado o entrar en un espacio muy reducido. Otras personas tienen estas crisis de forma inesperada y sin nada que las provoque, aparentemente.

Tratamiento de la ansiedad

El tratamiento de la ansiedad se puede hacer a dos niveles:

Afrontamiento de la ansiedad estado.

Identificación, descripción y manejo de la causa.

En el primer bloque entrarían todas aquellas estrategias que pueden ayudar al paciente a aliviar y hacer que la angustia no vaya a más en el momento de crisis. La angustia es cuestión de nivel, a veces uno sentirá una leve ansiedad y puede ir aumentándole hasta llegar a una crisis donde el sujeto puede llegar a temblar, tener taquicardias, sentirse paralizado, y en definitiva a pasar un terrorífico mal rato.

Existen, pues, estrategias de relajación, de eliminación del estrés producido por el entorno a corto plazo, y en definitiva, maneras de afrontar la crisis (ante todo uno debe saber que no le pasará nada).

Es importante intentar usar la razón en las primeras fases de la angustia como lo es también no estar cansado y haber dormido bien.

Destaco también, que hay que afrontar. Uno no se puede quedar en casa. Muy probablemente, el que ha sufrido un ataque de pánico, tenga luego miedo a estar en el sitio donde le sucedió o en una situación similar, pero para no empeorar con fobias y depresiones (aunque en algún momento será difícil no estar deprimido) hay que superar el miedo y afrontarlo.

Un tratamiento farmacológico por si solo puede hacer desaparecer el síntoma, pero no la causa, entonces al abandonar la medicación la recaída es probable a no ser que el factor causante se haya eliminado por si solo mientras se tomaba la medicación.

Entonces vemos que suele ser necesaria la identificación de la causa, tarea que puede requerir meses, para luego poderla abordar.

Hay que ponerse en tratamiento en manos de expertos. Tratamientos los hay varios y eficaces, a unas personas les funcionará mejor uno y a otras otro.

Se propone en otros artículos un tratamiento cognitivo-conductual con una posible ayuda farmacológica. Yo abro la puerta a un tratamiento psicoanalítico (integrando si se cree conveniente el uso de ansiolíticos o el fármaco que el médico crea apropiado para mejorar la calidad de vida del paciente).

Es entre otras cosas, una técnica psicoterapéutica para ayudar a los individuos a mejorar su salud mental, disminuyendo sus sufrimientos y aumentando su capacidad para disfrutar, fomentando el diálogo teniendo en cuenta no solo la ansiedad y sus motivo, sino también ayudando al paciente a que se entienda y desenvolupe como decía Freud sus capacidades para amar y trabajar creativamente.

Vídeo introductorio sobre qué es la ansiedad:

Suscríbete a nuestro canal YouTube

2 Comentarios

  1. Ante todo recomiendo evitar habituarse a convivir con la ansiedad, es frecuente encontrar personas que diariamente asumen por ejemplo no utilizar el metro, no estar solos en casa, tienen que tener siempre una ventana abierta,o todo cerrado, evitan conducir, coger ascensores, ir a reuniones con más de 10 personas y una infinita cantidad más de situaciones a las que se renuncia a causa de la ansiedad que les producen. Entrar en esta dinámica de evitación o de estrategias para procurar estar tranquilos, no hace más que agravar la ansiedad y limitar nuestra vida.

  2. quiero felicitarlo por su pagina, aprecio este espacio también para decirle que desde muy niño me encerraba mucho, encontré en el deporte la forma de conseguir reconocimiento, algo que me llevo a sentir un vació muy fuerte, y decidí buscar la ayuda de un psicólogo, luego hice muchos cursos, de respiración conectada, practique muchas técnicas de meditación y de programas, y un día me dedique tanto a hacerme cargo de mi mente, que ahora me doy cuenta que para los casos de la depresión como luego descubrí que fue mi caso, lo importante es que puedas tener una técnica que te haga auto suficiente, y estés conectado todo el tiempo estés haciendo lo que estés haciendo, no nos enseñaron que quedarnos pensando empeliculando nos olvidamos de nosotros mismos, esto que le estoy contando, se volvió mi vida, y aunque estudie psicología, mi mayor deseo es que mucha gente en el mundo se de cuenta que el único que se puede hacer cargo de su mente es uno mismo, sencillamente es volver la atención a su cuerpo o al aire que respira, a sentir su ropa, etc etc todo el tiempo todos los días, hoy día hago parte de un centro para todo suramerica y estados unidos que se llama Universidad de Consciencia en Cali, Colombia, que queremos que las personas descubran que la solución esta en ellos, solo es cambiar la atención, así aprenderá a darle valor lo que realmente tiene valor. Gracias. Jaime Hoyos Llano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here