Sin duda vivimos en unos tiempos marcados por un fenómeno que no pasa inadvertido, especialmente en las ciudades, hablamos del estrés.

Aunque mucho se habla de él pocas veces ponemos en práctica algunos métodos que nos pueden ayudar a llevar mejor este estado tan angustioso que hace que nuestra vida no sea todo lo relajada que podría ser. Las preocupaciones del mañana, el ritmo de vida o una mala dieta, influyen directa o indirectamente en nuestro bienestar mermando con ello nuestra calidad de vida. Es cierto que cada vez estamos más informados así como concienciados de su existencia, no obstante si hay algo que debemos saber es que podemos combatirlo muchas veces con unos hábitos que si bien pueden parecer rutinarios nos aportarán beneficios.

Ya sabemos que nuestra calidad de vida depende pues de muchos factores, pero sobretodo depende de nuestra actitud frente a las circunstancias que la vida nos va presentando.

Muchas situaciones nos provocan estrés, algunas hasta manifestándose de forma física y acusada. No olvidemos que somos humanos, tenemos una mente y un cuerpo que cuidar. A continuación me gustaría regalarte algunos pequeños y modestos consejos para combatir un poco contra ese gran enemigo que se instala en nuestros días. Verás que son consejos varios y que la mayoría los tienes muy dentro de ti. Tu actitud es la clave:

  • Hay que vivir el presente: No puedes cambiar el pasado ni adivinar el futuro. No te empeñes ni canses tu mente en pensar en ello. Disfruta del presente porque es lo que vives, el aquí y el ahora.
  • Concentración: Enfoca tu mente en tus asuntos, no en los asuntos de los demás, perdemos a veces demasiado tiempo pensando en los demás, especialmente en lo que piensan o pensaran de si digo o hago algo.
  • Técnicas de relajación: No hace falta decir que las técnicas de relajación te pueden ayudar.  Existen muchas, te recomiendo por ejemplo ejercicios de respiración así como el famoso yoga, que tantos beneficios nos aporta.
  • Seguridad: Piensa que si te sientes seguro de ti mismo en tus proyectos el estrés no será tanto. No hay nada mejor que sentirse seguro de uno mismo ante cualquier evento que se pueda presentar.
  • No critiques: Sí, como lo lees, criticar a los demás podría aumentar tu estrés, así que haz tu vida y por tu camino.
  • Fuera rencores: Intenta hacer desaparecer viejos rencores, estos al igual que las críticas atraerán negatividad y ya sabemos que eso no es bueno.
  • Sé agradecido: No seas avaricioso, tienes lo que tienes y por eso agradece a la vida lo que tienes.
  • Siente el amor: Demuestra el amor a los tuyos, ellos esperan amor de ti como tu esperas también recibirlo.
  • Un masaje: Sin duda un masaje es una buena herramienta para combatir el estrés, fuera contracturas y a relajarse.
  • Se tú mismo: No intentes aparentar ni te canses fingiendo algo que no eres.
  • Escucha cd s de relajación.

POST DAVID ALVAREZ. TERAPEUTA

1 Comentario

  1. Cuando estamos a punto de iniciar un nuevo año es un buen momento para reflexionar sobre el valor de incorporar nuevos hábitos positivos para reducir el estrés cotidiano e incrementar el bienestar. Tu artículo ofrece ideas interesantes para lograrlo. ¡Gracias por la información y feliz fin de semana!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here