mujer-desesperada-estres

Hoy en día se evidencia que las personas no cuentan con tiempo suficiente para realizar sus actividades, esto en ocasiones produce una reacción de estrés. El estrés es un fenómeno que afecta la salud mental y cada día aumenta más. Por esta razón en esta ocasión tocaremos el tema del Estrés, Eustrés y Distrés, para educarnos en sus manifestaciones y saber cuándo hay que solicitar ayuda.

¿Qué es el Estrés?

El estrés es un constructo psicológico que significa cansancio físico y mental de una persona, el cual produce una reacción en el organismo (es decir, funciona como un mecanismo de defensa y de respuesta ante la situación “amenazante”). En general pueden existir diferentes estresores o causas que lo produzcan, algunas de ellas pueden ser individuales (ej: rasgos de personalidad), otras van ligadas a factores psicosociales (ej: comportamiento social) o pueden tener origen bioecológico, es decir, la respuesta de estrés varía de acuerdo al funcionamiento del organismo (es decir las reacciones del cuerpo) y a factores del medio ambiente.

En el Estrés se presenta algo conocido como “Síndrome General de Adaptación”, el cual hace referencia al conjunto de mecanismos biológicos y fisiológicos que permiten la preparación del individuo para la adaptación, la defensa o el ataque que promueve la supervivencia en un medio ambiente de características hostiles o amenazantes, lo cual va a determinar qué tipo de estrés se va a producir. Se clasifica en 3 etapas: reacción de alarma que funciona como medida preventiva ante la exposición a estresores novedosos, después se produce resistencia (generando un estrés negativo) o adaptación (generando un estrés positivo); finalmente cuando se genera una reacción de resistencia produce agotamiento o desequilibrio en la persona.

Veamos a continuación un poco más sobre las características de cada tipo de estrés.

Tipos de Estrés

El Eustrés

El Eustrés también conocido como estrés positivo se relaciona directamente con la hormona de la felicidad (denominada dopamina), partiendo de la interacción entre el estresor y la experiencia corporal máxima. Hace alusión principalmente a la capacidad de afrontamiento de un individuo, es decir, todo el conjunto de acciones que permiten una mejora en el rendimiento para realizar determinada tarea. Permite que salgamos que nuestra zona de confort tomando ciertos riesgos que no son de naturaleza peligrosa para poder llegar a la autorrealización personal.

El Distrés

Por otro lado el Distrés también conocido como estrés negativo, el cual a nivel fisiológico se asocia con la producción de cortisol (hormona encargada de liberarse ante la presencia de estrés), en este tipo de estrés se produce un desequilibrio fisiológico y psicológico y es el que conocemos comúnmente como “estrés” (mientras que el estrés positivo no es muy distinguido por las personas). A nivel general se activa por una amenaza ya sea interna o externa que implica un esfuerzo excesivo. Ante ciertos casos extremos puede desencadenar sintomatología de un trastorno de ansiedad y/o depresión. Recordemos este tipo de estrés es perjudicial para la salud y por esta razón veamos a continuación los síntomas básicos del estrés negativo.

Síntomas del estrés negativo o Distrés.

A nivel general se subdividen en 4 categorías:

  • Síntomas Cognitivos: pérdida de memoria, problemas de concentración, juicio pobre (es decir, la capacidad de entender las cosas está deteriorada), pensamientos que producen preocupación constante y percibe solo lo negativo.
  • Síntomas Emocionales: cambios de humor (irritabilidad, síntomas asociados a depresión -aislamiento, percepción de soledad-) y agitación.
  • Síntomas Conductuales: cambios en hábitos (de alimentación, de sueño), conductas irresponsables (ej: consumo de alcohol, cigarrillo, drogas).
  • Síntomas Físicos: dolores de cabeza, mareos, estreñimiento, náuseas, dolor de pecho, aumento de tasa cardíaca y frecuencia respiratoria (ej: hiperventilar, es decir respirar de forma agitada lo cual puede producir que el oxígeno entre por la boca pero no alcance a llegar al cerebro, produciendo desmayos en ocasiones); además de esto a veces produce consecuencias a nivel sexual (disminución / pérdida de deseo).

Conclusiones

En conclusión recordemos que si existe una situación inesperada que no sabemos cómo manejar es preferible alejarnos y solicitar apoyo de familiares, amistades, incluso de un psicólogo para poder contar con las estrategias positivas para resolverlo; en lugar de tener una reacción inadecuada nociva para nuestra salud, que pueda llegar a desencadenar en consecuencias negativas para los que nos rodean y nuestro entorno. Recordemos que ¡la idea es prevenir y no tener que lamentar!

Diferencia entre estrés, eustrés y distrés
4.7 (94.29%) 7 votos.

2 Comentarios

  1. Coincido en parte con lo expresado en el artículo. Aunque para hacerlo más comprensible, mejor sería precisar que el Estrés es energía pura, energía que sin ella no podríamos movernos, pensar, actuar y hacer todo lo que el día a día requiere. Distrés es el Estrés Negativo, el gasto de energía en exceso, lo dañino, lo perjudicial y lo que atenta contra nuestro cuerpo y mente. Mientras que lo opuesto es el Euroestrés (no sé si también lo denominan Eustrés), que sería la energía positiva que introyectamos a nuestro unidad mente-cuerpo. Saludos a la autora, Gina Corredor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.