Alta Inteligencia Emocional

¿En qué consiste la Inteligencia Emocional?

El concepto de Inteligencia Emocional ha existido desde 1990, cuando los psicólogos de Yale John D. Mayer y Peter Salovey presentaron el concepto al mundo académico. Pero fue Daniel Goleman quien pasó a estudiarlo más a fondo, y se encontró  una relación directa entre la IE del personal de una empresa y el éxito de la empresa:

  • Los empleados con un alto nivel de IE tienen mejor conciencia de sí mismos, lo que ayuda a comprender los compañeros de trabajo y cumplir con los plazos.
  • Cuando las personas tienen alta IE, no se molestan tanto por las críticas de los clientes y que siguen centrados en los resultados, en lugar de sentirse ofendidos.
  • Cuando dos candidatos tienen similares CI, el que tenga la IE más alta probablemente sea la mejor opción para la empresa.

¿Qué es exactamente es la Inteligencia Emocional (IE)?

  • La capacidad de identificar con precisión nuestras propias emociones, así como las de los demás
  • La capacidad de utilizar las emociones y aplicarlos a tareas, como el pensamiento y la resolución de problemas.
  • La capacidad de gestionar las emociones, incluyendo el control de nuestras propias emociones, así como la capacidad para animar o calmar a otra persona.

Como dijo Goleman, ninguna cantidad de inteligencia puede compensar la falta de las habilidades emocionales y sociales cada vez más importantes, especialmente dentro del mundo profesional.

Aquí te presentamos 10 cualidades que las personas con alta Inteligencia Emocional tienen:

No son perfeccionistas

La persona emocionalmente inteligente sabe que la perfección no existe. Rechaza la frustración y la sensación de fracaso que acompañan a esa constante búsqueda de la perfección. Es alguien consciente de que la búsqueda del perfeccionismo le dejará colgado en los defectos de los demás, así como los suyos propios, y que hay expectativas que no son emocionalmente maduras. Tratando de ser perfectos a todas horas, no seremos capaces de disfrutar nuestros logros.

Conocen sus fortalezas y debilidades

Sabe cómo valorar sus puntos fuertes y cómo utilizarlos de manera que puedan compensar sus debilidades. En el trabajo y en su vida social, elije deliberadamente situaciones que pongan de manifiesto sus puntos fuertes para que pueda tener éxito. Siempre que le es posible, también elije a los amigos y compañeros de trabajo que comparten sus puntos fuertes y pueden ayudarle con sus debilidades.

Con los años he aprendido que una persona segura no se concentra o se centra en sus debilidades“.  Joyce Meyer

Están auto-motivados

Su motivación le viene de dentro y no desde una fuente externa. No busca una recompensa para lograr sus objetivos, porque la motivación viene de él mismo. Tiene claros sus objetivos y que no necesitan recordatorios. Las personas emocionalmente inteligentes son capaces de establecer tareas por sí mismas y trabajar en ellas por su cuenta.

Tienen empatía por los demás

Las personas con alta inteligencia emocional tienen mucha empatía. Eso significa que se interesan de forma genuina por las otras personas, tienen la capacidad de sintonizar con el lenguaje corporal y expresiones faciales para entender las emociones de la gente, incluso sin palabras.

No se centran en los errores del pasado

Se dan cuenta de que no hay nada que ganar por aferrarse al pasado. Es alguien capaz de recordar sus errores lo suficientemente bien como para aprender de ellos, pero sabe mantenerlos a una distancia suficiente para evitar que las experiencias negativas invadan su presente. Es consciente de que su pesar se le impediría aceptar plenamente el presente.

No se distraen con facilidad

Es capaz de estar completamente presente en cualquier tarea que está haciendo. Se centra en completar una tarea cada vez y no permite que otras tareas o distracciones se interpongan en su camino. Reconocen la diferencia entre la multitarea y multi-enfoque. No va a cambiar sus metas hasta que éstas se lleven a cabo. No se desvían de sus objetivos por cosas como las redes sociales o algunos pensamientos negativos.

Saben equilibrar el trabajo con la vida social

No importa lo ocupado que esté con el trabajo o los estudios, sabe lo importante que es encontrar algo de tiempo para su vida social. Tiene un buen conocimiento de sus habilidades y de cuánto tiempo le llevará lograr las cosas. Entiende que debe trabajar duro para lograr el éxito, pero también sabe que a veces hay que ser capaz de desconectar por completo del trabajo para recargarse.

Saben cuándo decir NO

A veces decir “no” puede ser difícil, pero las personas emocionalmente inteligentes saben cuáles son sus límites y reconocen que no pueden hacerlo todo. No se comprometen a largo plazo sin realizar  primero un examen a fondo de lo que se les pide. Saben cómo dar una respuesta como “tal vez” o “voy a pensar en ello” en situaciones que posiblemente requieren su rechazo. Para ser emocionalmente inteligente uno debe decidir sobre las prioridades y tener en cuenta que al negarse a algunos compromisos,  tendrán la oportunidad de centrarse plenamente en las tareas que ya tienen entre manos.

No temen el cambio

Saben controlar sus miedos para que no les paralice en el camino hacia sus objetivos. El cambio es necesario para el crecimiento personal y profesional. Uno siempre debe estar preparado para cualquier cambio que se presente, y ser lo suficientemente flexible como para adaptarse cuando sea necesario. Tienen una actitud positiva hacia el cambio y reconocen que les estimula y les conduce a mejores cosas.

El progreso es imposible sin cambio, y los que no pueden cambiar de opinión no pueden cambiar nada.” George Bernard Shaw

Saben cómo manejar sus emociones

Las personas emocionalmente inteligentes son capaces de reconocer sus emociones y averiguar por qué algo les molesta, con el fin de llevar a cabo algunas acciones para mejorar la situación. Saben que la ira necesita ser canalizada y dirigida adecuadamente hacia situaciones y eventos en lugar de hacia personas. Son racionales y mantienen sus emociones bajo control. También son confiados y seguros de sí mismos, lo suficiente como para no ofenderse por cosas triviales.

Prueba a evaluar tu nivel de Inteligencia Emocional con este test

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here