ojo-cyborg

Neil Harbisson es el primer cyborg legalmente reconocido en el mundo, porque se dice que hay muchos en el “clóset” aún. Él tiene una antena implantada en su cráneo (eyeborg) que le da acceso a algo que nació sin él: la capacidad de percibir el color. (acromatopsia)

El aparato es una antena conectada a una computadora de c5 kg. y contiene un par de auriculares. La cámara al final de la antena traduce cada color en 360 ondas de sonido diferentes que Harbisson puede escuchar a través de auriculares.

La nueva condición de Harbisson es diferente y requiere un nombre completamente nuevo: sonocromatopsia, un sentido adicional que conecta colores con sonido. A diferencia de sinestesia, que puede variar enormemente de persona a persona, la ecocromatopsia hace que cada color se corresponda con un sonido específico.

“Escuchar a través de la conducción ósea es algo que hacen los delfines, una antena es algo que tienen muchos insectos, y saber dónde está el Norte es algo que los tiburones también pueden detectar. Estos sentidos son muy naturales, ya existen, pero ahora podemos aplicarlos a los humanos.” Moon Ribas, Fundador de Cyborg Foundation

Neil se considera así mismo como trans-especie, así define él la acromatopsia desde “su punto de vista”:

“Incapacidad total para ver los colores, nunca he visto los colores, y no sé cómo son, porque vengo de un mundo de escala en grises. Para mí el cielo siempre es gris, las flores son siempre grises, y el televisor sigue siendo en blanco y negro”.

En el 2003, a los 21 años de edad, comenzó un interesante proyecto con el e ingeniero informático Adam Montandon, así como con Peter Kase y Matías Lizana; ellos  le diseñaron un ojo electrónico, el cual detecta la frecuencia de color que se le presenta y la envía a un chip que instalaron en la parte posterior de su cabeza, así que ahora puede: ¡oír el color a través de la conducción ósea!

En un inicio tuvo que ir memorizando  las notas, los nombres de los colores y su correspondencia, después de asimilar esto, se convirtió en una percepción, y con ello pudo ser capaz de experimentar nuevas sensaciones que vienen con los colores, sin tener que pensar en las notas, gracias al software que ingeniosamente crearon.

Harbisson pudo comenzar a soñar en colores, y  ser capaz de identificar la diferencia, pues su cerebro comenzó a crear sonidos diferentes para  los distintos colores, no el dispositivo implantado en sí. Neil comenta que se siente como un cyborg, al ser una parte funcional de su cuerpo y al otorgarle este maravillosa capacidad de percepción del color a este nivel, como una bella extensión de sus sentidos.

Ahora puede llegar a percibir más de 360 colores, es capaz de discernir los grados y matices de un círculo cromático. Al seguir ampliando su percepción del color, se dio cuenta de que su nueva visión iba más allá de la visión humana normal, Harbisson afirma que existen muchos colores alrededor de los cuerpos que los demás no pueden percibir, como las escalas de los ultravioletas e infrarrojos, con lo que ahora puede oír colores que incluso el ojo humano no es capaz de percibir.

Muchas de las emociones y los sentidos se exaltan a través del color, Neil nos describe su experiencia de la siguiente manera:

“El cambio más grande es ir a una galería de arte para poder escuchar un Picasso. Es como ir a una sala de conciertos, porque puedo escuchar las pinturas. Para mí, los supermercados son impactantes, es muy fascinante recorrerlos. Es como ir a un club nocturno. Están llenos de melodías diferentes. Especialmente la sección de artículos de limpieza, es sencillamente fabuloso”.

Es ahí cuando lo cotidiano se vuelve mágico, para una persona que antes veía el mundo en blanco y negro con sus sombras y escalas de grises correspondientes, con toda la emoción y reacciones fisiológicas que esto implica, continúa describiendo así lo que le sucede:

“Mi forma de vestir ha cambiado, antes vestía para sentirme bien, ahora me visto para sonar bien… También ha cambiado la forma en que veo la comida, ahora puedo ver lo que tiene el plato, y puedo “comer mi canción favorita”… Un concierto para piano de Rachmaninov como plato principal, y algo de Bjork o Madonna como postre, sería un restaurante fantástico, donde se podrían comer canciones”.

Los rostros de las personas ahora tienen un sonido, gracias a su ojo electrónico (eyeborg), algunas que parecen ser hermosas pueden tener un sonido terrible y viceversa.

“Otra cosa que pasa es que comienzo a tener este efecto secundario de que los colores empiezan a convertirse en sonido… Escuchar a Mozart se convirtió en una experiencia amarilla, por ejemplo”.

Neil Harbisson ayudó a crear la Fundación Cyborg, la que trata de apoyar a la gente para convertirse en un cyborg y la alienta a ampliar sus sentidos, usando la tecnología y sus beneficios como parte funcional del cuerpo.

Gran parte del conocimiento viene a través de los sentidos, entonces si los ampliamos, por consiguiente, se ampliará nuestro conocimiento. El dice que un cambio radical en este siglo será la creación de apps para hacer nuestro cuerpo más funcional, así como ahora las aplicaciones en los dispositivos móviles nos han facilitado la vida, representando una gran oportunidad para personas que tenemos alguna limitación física, sobretodo para aquellos que puede llegar a ser incapacitante en muchos aspectos.

En la fundación, tienen la creencia de que todos deberían percibir el mundo como lo desean. Cuentan con plataformas para brindar las herramientas adecuadas para convertir a la persona en lo requiere, por medio de la expansión de sus sentidos y/o habilidades a placer.

¿Llegó el momento de las trans-especies para “salir del armario”?

La mayoría de nosotros, tenemos una relación con la tecnología. En la Fundación Cyborg ayudan a las personas  en su proceso de comprensión con el tipo de ventaja que desean tener. Hay muchas personas que están en el “cyborg-clóset”. Se sienten como tecnología, pero su cuerpo aún no lo es. Algunas personas tienen una relación psicológica y no sienten la necesidad de realizar una transformación adicional.

¿Desearías desarrollar algún tipo de habilidad o mejorarla? ¿Hay algún sentido que desearías desarrollar más? Para hacerlo hay algunos conceptos y aspectos que debes conocer y tomar en cuenta antes de embarcarte en tu cyborg  transformación, por ejemplo, la diferencia entre los sentidos y las habilidades.

Otro concepto importante es la diferencia entre la Inteligencia Artificial (AI) y el Sentido Artificial (AS). En AI, la inteligencia es creada por la máquina misma, mientras que en AS el estímulo es recogido por la tecnología, pero la inteligencia es creada por el humano. Saber si quieres tener AI ó AS te ayudará a encontrar la tecnología más adecuada para cumplir tu objetivo, y al hacerlo te convertirás también en una trans-especie de tecnología humanizada.

¿Cómo podemos  pensar en una nueva sensación que no podemos sentir aún? En la base de datos de la fundación puedes encontrar varios ejemplos de sentidos y habilidades animales que los humanos no tienen, y ese puede ser un buen punto de referencia desde donde comenzar a investigar más.

También se puede pensar en las cosas y personas en el mundo con las que nos gustaría tener una relación más cercana, por ejemplo, el viento o las mareas o un ser amado que se encuentra cruzando los vastos mares y a la cual físicamente no conocemos, sólo de manera virtual, relaciones que se están desarrollando cada día más, gracias a la tecnología.

En el aspecto neurológico, al potencializar o extender los sentidos y las habilidades se activan otras redes neuronales, cuando la mente acepta una nueva entrada como parte de su percepción natural o habitual. También ocurre una relación biológica con la tecnología cuando se está fusionado de ésta manera, pues al implantar la tecnología en un organismo su cuerpo biológico se modifica al utilizar la tecnología como una extensión de su cuerpo o de su mente. Cuando una persona, como Neil, llega a entender la tecnología implantada como parte de sí mismos, significa que tienen también una relación psicológica con la misma.

Se pueden potencializar habilidades,  extendiendo las capacidades de tu cuerpo para expresar e interactuar con el medio ambiente. Por ejemplo: un exoesqueleto y un brazo o pierna biónicos. Cognitivamente, se amplía la forma en que absorbes y procesas la información que te rodea, como los sentidos, que pueden propagar la forma en que percibes tu entorno y el comportamiento de tu cerebro. Por ejemplo, para poder ver de noche, sentir el polo magnético de la tierra y mejorar tu sentido de orientación, buena opción para los que no tienen la inteligencia espacial tan desarrollada y que les puede representar un problema.

Recomiendan contar con la opinión de un equipo multidisciplinar  para que los ayuden y los asesoren durante su transición. Parte de éste equipo incluyen médicos y psicólogos enfocados en las neurociencias y sus avances.

Para saber más

https://www.ted.com/talks/neil_harbisson_i_listen_to_color
http://www.cyborgfoundation.com/

Una nueva trans-especie: Los Cyborgs, ¿son reales?
5 (100%) 4 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.