atractivo
Como ser más atractivo

¿Quién no quiere ser más atractivo? Pese a que existan corrientes que aboguen por el “sé tú mismo”, lo cierto es que somos animales, y tenemos la necesidad de atraer a otras personas. Así que, hoy, te mostramos algunas maneras de ser más atractivo.

¿Ser más guapo o ser más atractivo?

La primera pregunta que hay que plantearse es si lo que hay que intentar es ser más guapo o más atractivo. Y la pregunta puede parecer trampa, pero, en realidad, no lo es. Ser atractivo es mucho más que ser guapo, aunque, a veces, se usen como sinónimos.

Ser guapo solo es tener unas características físicas (generalmente en la cabeza, especialmente en el rostro) que sean validadas por la sociedad. Sin embargo, ser atractivo va más allá, y hace referencia a la capacidad de atraer a las personas que nos gustan a nosotros.

Así, puede haber una persona que sea guapa pero que sea poco atractiva, y una persona que no sea guapa pero sí sea atractiva.

¿Y por qué se produce esto?

Por la sencilla razón de que el ser humano no se siente atraído únicamente por la belleza, sino que hay otros aspectos clave que hacen que una persona nos llame la atención y nos sintamos atraídos por ella.

Ahora, como estamos hablando de “cómo ser más atractivo”, vamos a suponer que tu objetivo es atraer a mujeres (somos conscientes que es mucho suponer, pero es lo más habitual).

Te puede interesar: Personalidad atractiva y carismática

¿Cómo ser atractivo para las mujeres?

A continuación, vamos a mencionar algunos aspectos clave que suelen atraer a las mujeres. Por supuesto, esto no es una fórmula matemática. Siempre habrá mujeres que no se sientan atraídas por lo que vamos a mencionar a continuación, pero son los casos menos frecuentes.

Así que, veamos cuáles son esas características que pueden ayudarte a ser más atractivo:

  1. Belleza: Sí, sé que estamos diciendo que la belleza no lo es todo, pero que no lo sea todo no significa que no sea algo. La belleza influye. Por lo tanto, trata de cuidarte y mantenerte guapo.
  2. Cuerpo trabajado: Otro punto importante, que se liga un poco con el anterior, es tener el cuerpo trabajado. Las mujeres suelen sentirse más atraídas por un hombre feo con buen cuerpo, que por un hombre guapo con mal cuerpo (es una cuestión evolutiva).
  3. Seguridad en ti mismo: Este punto es imprescindible. Si no muestras seguridad en ti mismo, tu atractivo se reduce sustancialmente. Las mujeres, por cuestiones biológicas y evolutivas, buscan hombres seguros de sí mismos. Por lo tanto, entrena esa parte de tu forma de ser (quizá necesites ayuda de un psicólogo).
  4. Lenguaje no verbal: Ahora bien, ¿cómo se transmite esa seguridad en ti mismo? Pues, esencialmente, a través del lenguaje no verbal. Puedes revisar alguno de nuestros artículos al respecto para saber más sobre este tema.
  5. Situación económica: Sí, puede resultar algo triste o superficial, pero lo cierto es que la situación económica es importante. Aunque esto está cambiando, durante mucho tiempo las mujeres han sido “mantenidas”. Por lo tanto, existe ese remanente que dice que un hombre con buena situación económica es mejor que lo contrario.
  6. Forma de vestir: Y, al hilo de lo anterior, la forma de vestir sirve para indicar esa situación económica. Sí, sabemos que no siempre sucede, pero normalmente sí es así, por lo que es conveniente aprovechar ese punto.
  7. Inteligencia: Por último, la capacidad de mantener una buena conversación, saber resolver situaciones complicadas, y demostrar ser inteligente, también se valora mucho en una relación a largo plazo.

mujer-hombre-atractivo

Algunas notas biológicas

Por último, puesto que hemos señalado algunos aspectos que pueden ser un poco polémicos, vamos a explicar su sentido desde un punto de vista biológico:

  1. Seguridad: La civilización es relativamente reciente. Antes de ésta, las mujeres estaban en una situación de indefensión, por lo que contar con un hombre que aportara seguridad era importante. De ahí que, incluso hoy, se siga valorando esa seguridad en uno mismo.
  2. Situación económica: Al igual que en el caso anterior, las mujeres han tenido, durante miles de años, un sistema legal que les impedía independizarse económicamente. Por ello, todavía existe un remanente en sus cerebros que dice que, a mejor nivel económicamente tenga el hombre, mejor nivel de vida tendrá ella.
  3. Cuerpo trabajado: En cuanto al cuerpo trabajado, naturalmente, es una herencia de cuando tener un cuerpo sano y bien formado era garantía de poder cazar y defenderse mejor. Es decir, una mejor opción para asegurar la descendencia.

Como puedes ver, para ser más atractivo no necesitas ser más guapo (aunque es una forma de serlo, claro). El ser humano (y, especialmente, las mujeres) no se guían solamente por la belleza física, sino por otros muchos atributos, como los que te hemos mencionado.

Te puede interesar: Test, ¿Cómo te ven los demás?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here