pareja-discute

La convivencia, sea en pareja, con amistades, con amistades, aur pairs, y a veces, con la propia familia, no es siempre fácil. Especialmente, en las parejas amorosas sexuales.

El roce, ¿hace el cariño…?

Muchas parejas se separan después del verano, suelen decir los medios. Está comprobado que cada año, especialmente tras el verano, hay más separaciones en las parejas, y muchos matrimonios no llegan al año, por no cumplir las expectativas depositadas, o, muchas veces, por no haber convivido antes. Lo mismo que amistades: muchas amigas dejan de serlo tras una convivencia, así como compañeros de toda la vida, amistades desde el colegio, que quizás, en un viaje conjunto, ni siquiera se hayan llevado bien.

No siempre es el momento en qué se está preparado, ni siempre las expectativas son relistas. Muchas veces, las parejas no saben a lo que se enfrentan, y en el día a día juntos, viéndose por la mañana, compartiendo ducha, realizando las tareas domésticas conjuntamente o distribuyéndoselas adecuadamente, muchas personas se dan cuenta de que no es lo que esperan. Quizás muchos hombres esperan tener una mujer que les haga todo mientras ellos trabajan, o muchas mujeres esperan que el hombre ponga una mujer de la limpieza, cuando no siempre es posible, y que el día o la semana que está de vacaciones, puede desembocar un caos y enfados brutales, que hagan que la pareja no sepa seguir junta adelante.

Es muy bonito hoy en día ver tantas fotos en redes sociales, teniendo una cita fabulosa o un fin de semana perfectos en hoteles de lujo y glamour especialmente. Pero, cuando la cita es ir a hacer la compra los sábados por la tarde, limpiar el domingo por la mañana los baños y los armarios, no todo el mundo está preparado para llevarlo a cabo conjuntamente semana tras semana, y adaptarse mutuamente. Y a veces, muchos ni se quieren adaptar, que es lo triste. O se adapta sólo uno de los miembros, por miedo a perder al otro (muchas veces, muchas mujeres se dedican a hacer limpieza y cocina para tener al hombre contento, cuando no es ni su intención).

Igual que verse la cara todos los días. No es lo mismo verse arreglados y con traje, que sin maquillaje y en bata, cantando en la ducha o barriendo las escaleras los pelos de los perros. No es lo mismo. Y a veces, no queremos ver a cualquiera en nuestra casa haciendo estas cosas. Ni le decimos que tenemos cajones libres a quién a veces puede venir a dormir para sus cosas, por si se precipitan. Y que si hay hijos de por medio, puede ser más complicado que lo esperado, especialmente si no saben adecuarse, ya que hay que saber incluso así mantener la propia identidad a la vez que saber gestionar y cumplir con el papel de la paternidad y maternidad. O el hecho de tener mascotas, ya que no siempre todo el mundo está preparado para ello, ni capaces de jugar con ellas, o darles unos buenos cuidados.

Racionalizar la relación de pareja

Ahora bien, si queremos una buena relación de convivencia, lo mejor que podemos hacer es tener unas expectativas realistas ante todo, y sobretodo, respeto, buena comunicación y grandes dosis de paciencia como muchos recomiendan, tolerancia y saber qué puede pasar cualquier cosa (aunque esperemos que llegar a casa y ver al otro con el o la amante en la cama no suceda, especialmente si quieren seguir vivos y no está pactado en la relación que pueda ser abierta o con derecho a tener relaciones con otras personas) en la convivencia.

El detalle de cuidarse cuando se está enfermo es fundamental, ya que las personas no somos muñecos de quita y pon, y preparar una sopa o mimarle especialmente esos días, es algo infinitamente valioso y agradable que debería ser norma general de las parejas amorosas. Está claro que no siempre estaremos de buen humor ni preparados para reírnos, pero si de verdad la situación y la personas o personas con las que estamos nos llenan y hacen felices, hay que intentar cuidar la relación y los detalles, la comunicación especialmente, e intentar una buena convivencia.

La importancia de ser considerados

Saber que si alguien duerme hacer el menor ruido es de agradecer, que si dejamos el baño limpio es mil veces mejor que sucio y sin papel o sin tirar ambientador (a no ser que estemos enfermos que también hay que ser comprensibles), que si a la otra persona le molesta que el vaso esté en la mesa en vez de en el escurridor procurar ponerlo en ese sitio, y que si es una pareja con hijos la convivencia aún se puede complicar más, son factores que la gente debería tener en cuenta. Así como saber si se tienen los mismos valores en cuestión a limpieza, tareas, higiene, forma de convivir, respeto por dejar al otro espacio y tiempo libre (ya que convivir no significa estar 100% juntos todo el día) y sobre todo, formas de comunicarse, habrá más probabilidades de éxito.

Hay personas que pueden ser muy educadas hablando y a la vez, ser agresivo/as encubiertos hostiles o culpabilizar o hacer sentir responsable al otro de no ser lo que esperan o de hacer mal las cosas, y provocar comportamientos que quizás la otra parte, con otra persona, en comunicaciones normales o no tóxicas, no tienen. O gente que chilla por cualquier cosa sin ser necesario, o encontrarte que hay gente que no quiere progresar o adaptarse, ya que no siempre se está como en el anuncio o en la película, y que incluso, especialmente en las parejas, tras la pasión, no queda nada, y menos, las ganas de convivir.

Y sin embargo, a veces esperamos lo peor y nos encontramos con lo mejor. No hay que perder la fe, ya que, afortunadamente no siempre será lo mismo.

Bibliografía

https://www.ecured.cu/Convivencia_entre_parejas
https://www.mujerhoy.com/psico-sexo/sentimientos/dificil-inicio-convivencia-728044052013.html
https://www.psicoactiva.com/blog/cosas-de-pareja/
https://www.psicoactiva.com/blog/6-senales-predicen-divorcio-una-pareja/
https://www.psicoactiva.com/blog/senales-de-divorcio-en-una-pareja/
https://www.elpradopsicologos.es/pareja/convivencia/

La convivencia, no siempre es lo que esperamos
4.3 (85%) 4 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.