Amaxofobia

Contenido

¿Qué es Amaxofobia?

La Amaxofobia es el miedo a irracional a conducir un coche. El origen viene de las palabras griegas amaxo (que significa carro o vehículo) y fobia (que significa miedo).

La Amaxofobia se considera que es una fobia específica, que se presenta  antes y durante la conducción de un coche. Este tipo de miedo debemos tener presente que es muy intenso e irracional, y no tiene nada que ver con el temor típico que tienen las personas cuando están empezando a aprender a conducir.

Causas de la Amaxofobia

Las fobias aparecen como consecuencia de una combinación de acontecimientos externos (acontecimientos estresantes o traumáticos) y predisposiciones internas (herencia o genética). La mayoría de las fobias específicas se pueden remontar a un evento de activación específico, que por lo general se trata de una experiencia traumática a una edad temprana.

La fobia social y la agorafobia en cambio tienen unas causas más complejas que no son del todo conocidos en este momento. Se cree que la herencia, la genética y la química del cerebro se combinan con la experiencia de la vida para jugar un papel importante en el desarrollo de las fobias.

Síntomas principales

Al igual que con cualquier otra fobia, los síntomas varían según la persona en función de su nivel de miedo.

Los síntomas suelen incluir ansiedad extrema, temor y todo lo relacionado con el pánico, tales como falta de aliento, respiración rápida, ritmo cardíaco irregular, sudoración, sudoración excesiva, náuseas, sequedad de boca, náuseas, dificultad para articular palabras o frases, sequedad de boca y temblores.

Cómo superar la Amaxofobia

Cualquiera que haya tratado de conquistar un miedo irracional como amaxofobia, sabe lo difícil que puede ser y el esfuerzo y valor que se debe invertir en ello. De hecho, la mayoría de personas suelen renunciar a hacerlo porque les parece algo imposible de superar, lo que permite a sus tendencias fóbicas a hacerse cargo de sus vidas.

Afortunadamente la amaxofobia puede ser superada si se aborda de la manera correcta. A continuación te explicaremos cinco estrategias eficaces para superar el temor y recuperar tu vida:

No hay nada de qué avergonzarse

Miles de personas se enfrentan a este tipo de temor diariamente. Sólo en España, alrededor del 6% de todos los conductores padece amaxofobia. En una forma leve, aproximadamente el 33% de los conductores reconocen que tienen un miedo de conducir bajo ciertas condiciones, tales como mal tiempo, cuando haya mucho tráfico, conducción nocturna y en carreteras desconocidas, entre otros.

Plántale cara al miedo

Este es el santo grial de todas las fobias, y guste o no, es el primer paso que hay que dar para superarlas. Para que esta estrategia sea más eficaz, lo mejor es aumentar gradualmente la exposición. Es conveniente empezar poco a poco a conducir por determinados sitios e ir cogiendo confianza. La práctica y la repetición son las claves del éxito de esta estrategia.

No dejes que el pánico o los contratiempos te paralicen

Todo el mundo tiene un mal día de vez en cuando. Lo importante es no dejar que un incidente te debilite hasta el punto de impedir que sigas hacia adelante. Muchas veces nos va a parecer que  no estamos haciendo ningún progreso, pero esto es engañoso. Si eres honesto contigo mismo, descubrirás que siempre hay algún avance, por pequeño que sea. Elimina toda duda y di: “Si he llegado hasta aquí, puedo seguir adelante. Voy a hacerlo”. Y luego ves.

Trata el miedo como una llamada a la acción

Reformula el concepto que tienes de tu miedo conducir. En lugar de pensar en él como un aspecto paralizante de tu personalidad, con el que no tienes más remedio que seguir viviendo, considera que es una llamada de atención, como un motivador para empezar a reclamar la vida que siempre has querido.

Utiliza técnicas de relajación

Tanto para prevenir el exceso de ansiedad, como para controlarla cuando sea preciso, es importante aprender a utilizar las técnicas de relajación mental y el control del pensamiento catastrofista. Entrena primero en estas técnicas, cuando las domines, todo lo demás te será más fácil.

La Amaxofobia o el terror a conducir
Vota este artículo!