estado-shock

Sara acaba de escuchar una noticia muy importante, ha sido despedida de su trabajo de forma repentina. Tras recibir la noticia, siente que todo da vueltas a su alrededor y no consigue reaccionar, ni mucho menos entender qué está pasando. Cuando sus familiares le preguntan qué ha ocurrido, ella no puede articular palabra. Las ideas se cruzan en su cabeza unas con otras y no es capaz de recapacitar sobre lo que le acaba de ocurrir. Sara se encuentra en estado de shock.

¿Qué es el estado de shock?

El estado de shock es una respuesta psicológica que aparece como consecuencia de la experimentación de un suceso traumático. Es una respuesta en la que surgen emociones muy fuertes que conllevan a una respuesta física espontánea de lucha, huida o bloqueo que nuestro organismo genera.

La sensación intensa de miedo que el evento nos provoca hace a nuestro cuerpo reaccionar para prepararse ante una de estas tres respuestas de autodefensa. Es por ello que el flujo sanguíneo se concentra en las extremidades como respuesta de huida o que hiperventilemos al respirar más rápido, reacción que a su vez provoca mayor sensación de confusión y falta de realidad.

Síntomas del estado de shock

Cuando se dan casos como estos, el sistema nervioso genera un nivel alto de adrenalina y, como decíamos, prepara al cuerpo para una respuesta rápida ante el estímulo estresor. Algunos de los síntomas más comunes que se sienten en este estado a nivel psicológico y cognitivo son:

  • Sensación de confusión y falta de claridad al pensar
  • Sensación de desrealización, tal y como si viéramos la realidad como una película
  • Sensación de despersonalización que implica que no nos sintamos dueños de lo que estamos haciendo o diciendo.
  • Sentir ira, temor y ganas de gritar
  • Falta de reacción, bloqueo cognitivo
  • Necesidad de correr o huir

A nivel físico, los síntomas más comunes son:

  • Tensión en los músculos y articulaciones
  • Hiperventilación
  • Palpitaciones
  • Sudoración
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de estómago, náuseas y problemas intestinales
  • Cansancio y agotamiento
  • Sensación de mareo

Fases del estado de shock

El estado de shock es una condición que dura unas horas o días. Durante las siguientes semanas este se puede convertir en un estado de estrés agudo, que posteriormente podría convertirse en trastorno de estrés postraumático.

El estado de shock llega y se va a través de las siguientes fases:

  • Fase de impacto: Es la fase en la que se produce el estado shock en sí. Es el momento en el que el organismo se prepara para la respuesta ante el estímulo estresante y se dan los síntomas anteriormente descritos como confusión y tensión.
  • Fase intermedia: Pasado el estado de shock, se experimentan sentimientos de reacción como tristeza, miedo o soledad. Estos sentimientos indican que el estímulo vivido está siendo asimilado y que la persona está siendo consciente cada vez más plenamente de lo sucedido.
  • Fase de aceptación: Se da más adelante y conlleva una aceptación total de lo vivido. Aunque la situación puede seguir provocando emociones intensas, la persona ya es capaz de seguir adelante con su vida y manejar mejor sus pensamientos y emociones.

Eventos que desencadenan el estado de shock

Muchos son los eventos que pueden desencadenar un estado de shock, eventos que no eran esperados y que pueden poner en riesgo nuestra estabilidad psicológica por su importancia. Estos sucesos pueden llegar a ser eventos terribles como catástrofes, accidentes, rupturas u otros más subjetivos como escuchar una historia que nos produce temor.

La magnitud del miedo que nos produce el evento se corresponde con la historia individual de la persona y lo que para alguien puede ser horrible, como una despedida del trabajo, para otros puede no causarles ningún shock, como sí lo haría una ruptura.

Sea como sea, a pesar de que algunas noticias buenas pueden también dejar a una persona en este estado, por su importancia para el individuo, son en su mayoría noticias muy extremas como pérdidas o actos violentos, los que desencadenan esta cascada de emociones bloqueadoras.

Cómo reaccionar ante el estado de shock

Contar con ayuda externa como los primeros auxilios psicológicos o una reacción positiva de nuestros allegados puede ser crucial para el desarrollo del estado de shock de la persona y la superación de los contratiempos vividos en el futuro.

Tratar a la persona con calma, ayudándola a satisfacer ciertas necesidades como llamadas a emergencias o ayuda médica, búsqueda de un teléfono por si quiere hablar con algún familiar puede ser de gran ayuda para una persona que se encuentra en este estado psicológico.

Una forma de hablar clara y concisa también ayudará a que la persona pueda centrar sus pensamientos. Si la persona en estado de shock se encuentra muy agresiva, es mejor dejarle espacio para que se calme. Contar con ayuda de los profesionales de emergencias y la psicología es siempre muy importante, no solo en este estado de shock sino en las fases posteriores, para la mejor recuperación de la persona, ayudándole a superar los traumas que han podido generarse.

Enlaces de interés

What Is Psychological Shock? And 5 Tips for Coping .Alice Boyes. https://www.psychologytoday.com/intl/blog/in-practice/201803/what-is-psychological-shock-and-5-tips-coping

7 Warning Signs You Are Suffering from Emotional Shock. Harley Therapy. https://www.harleytherapy.co.uk/counselling/7-warning-signs-acute-stress-reaction-emotional-shock.htm

¿Qué sucede cuando nos encontramos en estado de shock?
5 (100%) 1 voto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.