mujer duda
Déjà vu

Déjà vu es un término francés que significa “ya visto”. Este término describe la sensación que tenemos en un momento dado de que hemos visto o experimentado algo con anterioridad, cuando sabemos que no lo hemos hecho.

Existen algunas variaciones del mismo término que son: déjà vécu  “ya experimentado”, déjà senti, “ya pensado” y déjà visité, “ya visitado”. El científico francés Emile Boirac fue uno de los primeros en estudiar este extraño fenómeno y quien le dio su nombre en 1876.

¿Qué es el déjà vu?

Muchas veces se utiliza el término déjà vu para definir ciertas experiencias precognitivas, en las que alguien siente que sabe exactamente lo que va a suceder a continuación, y lo hace. Pero una característica importante de este fenómeno es que el déjà vu se experimenta mientras sucede un evento, no antes. Las experiencias precognitivas en cambio, si son reales, muestran cosas que sucederán en el futuro, no cosas que ya hayamos experimentado.

Se dice que el déjà vu ocurre ocasionalmente en el 60-80% de las personas. Es una experiencia que casi siempre es fugaz y breve, que ocurre sin previo aviso y se produce al azar.

La mayoría de investigadores afirman que este fenómeno es una experiencia basada en la memoria, por lo que los centros de memoria del cerebro serían en realidad los responsables de ello.

Los sistemas de memoria

Los lóbulos temporales son los principales implicados en la retención de recuerdos a largo plazo, tanto de eventos como de hechos. Ciertas regiones de los lóbulos temporales mediales son también muy importantes en la detección de la familiaridad y el reconocimiento, a diferencia del recuerdo detallado de acontecimientos específicos.

Se dice la detección de la familiaridad depende de la función de la corteza entorrinal, mientras que el recuerdo detallado está ligado al hipocampo.

Por desgracia, la aleatoriedad de las experiencias del déjà vu en individuos sanos, dificulta el estudio empírico de este fenómeno, ya que cualquier investigación sobre el tema depende de la información subjetiva de las personas involucradas. Esto supone que para llegar a la raíz de la causa del déjà vu dependa de las percepciones de cada individuo, lo cual provoca que resulte muy difícil de entender este extraño y misterioso suceso.

Pero como ocurre con muchos fenómenos que todavía no logramos entender, existen diferentes teorías que rodean al origen del déjà vu. A continuación te resumimos las principales.

deja vu

Teorías para explicar por qué sucede el déjà vu

Teorías científicas

Algunos investigadores proponen que el déjà vu se produce debido a una discrepancia en los sistemas de memoria que genera una memoria detallada pero incorrecta de una nueva experiencia sensorial. Es decir, el déjà vu es evocado por un desajuste entre la entrada sensorial y la salida de memoria. La información pasa por alto nuestra  memoria a corto plazo y va directamente a nuestra  memoria a largo plazo, causando un desajuste entre la entrada sensorial (audición, visión, tacto) y la memoria de trabajo. Esto provoca que una nueva experiencia nos parezca familiar, aunque dicha experiencia en realidad no es lo suficientemente fuerte como para ser verdadera.

Otra teoría sugiere que la activación del sistema neuroentorrinal, implicado en la detección de la familiaridad, surge sin la activación del sistema del recuerdo dentro del hipocampo. Esto nos lleva a tener una sensación de reconocimiento, pero sin detalles específicos.

También se ha propuesto que déjà vu es una reacción de los sistemas de memoria del cerebro a una experiencia familiar. Esta experiencia es conocida por ser novedosa, pero tiene muchos elementos reconocibles, aunque en un entorno ligeramente diferente. Por ejemplo, encontrarnos en un bar o restaurante lejos de nuestro lugar de residencia, pero que tiene el mismo diseño o muy parecido al que vamos regularmente en nuestra ciudad.

También se ha podido observar que un subconjunto de pacientes con epilepsia experimentan constantemente déjà vu al inicio de una convulsión, es decir, cuando las convulsiones comienzan en el lóbulo temporal medial. Esto ha dado a los investigadores algunas de las principales pistas para el estudio empírico del déjà vu.

Al parecer las convulsiones epilépticas son provocadas por alteraciones en la actividad eléctrica en las neuronas dentro de las regiones focales del cerebro. Esta actividad neuronal disfuncional puede propagarse por todo el cerebro como las ondas de choque generadas por un terremoto. Las regiones cerebrales en las que puede ocurrir esta activación eléctrica incluyen los lóbulos temporales mediales.

La perturbación eléctrica de este sistema neural genera un aura (un tipo de aviso) en forma de déjà vu antes del evento epiléptico.

Por otro lado, el déjà vu experimentado antes de un ataque epiléptico puede ser bastante duradero, y no un sentimiento fugaz como sucede en aquellas personas que no tienen convulsiones epilépticas.

Teorías paracientíficas

Existen muchas más teorías sobre la causa del déjà vu. Estas abarcan desde lo paranormal como decir que vienen de recuerdos de vidas pasadas, pasando por sueños precognitivos e incluso a abducciones alienígenas.

Algunos justifican esta experiencia como la prueba de la existencia de un universo paralelo. Según el físico Michio Kaku, la física cuántica demuestra que existe una posibilidad de que el déjà vu sea causado por la capacidad del cerebro humano de “pasear entre varios universos”. Michio explica estos “universos paralelos” haciendo un símil con las ondas de radio; no podemos verlas, pero hay centenares o incluso millares que llenan nuestro espacio. Sin embargo, como resultado de las leyes de la gravedad, la radio sólo se puede sintonizar en una estación a la vez. Del mismo modo, nuestra mente se sintoniza en una sola frecuencia de la realidad, y cuando esta realidad la sentimos como demasiado familiar para ser nueva, podría significar que estamos “vibrando al unísono” con un universo paralelo.

Otra teoría dentro de lo paranormal afirma que el déjà vu lo genera nuestro espíritu, no la memoria de nuestro cerebro. Sería como un recuerdo nebuloso o un sueño olvidado. Por lo tanto, se cree que esto sólo puede tener sentido si se origine del éter espiritual. Al parecer esta experiencia es la manera en que nuestro espíritu nos enraíza en el Ahora, y nos permite saber que es en este lugar del tiempo y el espacio donde estamos destinados a existir. Es como un pequeño recordatorio de la conciencia.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here