Cyberbullying

¿Cuándo aparece el cyberbullying?

El cyberbullying suele darse en la adolescencia, en la edad en la que se suelen cursar estudios de secundaria. En lugar de jugar en el parque o de ponerse motes graciosos, los adolescentes pasan horas utilizando el correo electrónico, las redes sociales y los mensajes para acosar y dañar a algunos de sus contemporáneos.

Se estima que uno de cada cuatro adolescentes es o ha sido víctima de esta práctica que cada vez se extiende más, a medida que es más fácil tener acceso a Internet y las redes sociales. El dato más preocupante de todos es que, tras realizar diversos estudios en los que se ha entrevistado a un gran número de estudiantes, se calcula que uno de cada seis han practicado el cyberbullying contra alguno de sus compañeros de clases.

Ante estos datos es inevitable preguntarse si nuestros hijos pueden ser víctimas de este tipo de ataque cibernético, pero también es posible que nuestros hijos sean los cyberbullies y estén perjudicando a algunos de sus compañeros. Si tu hijo está involucrado en alguna actividad relacionada con el cyberbullying es importante detectarlo y buscar una solución.

¿Por qué mi hijo podría estar haciendo cyberbullying?

El cyberbullying es una forma más por medio de la cual los niños y adolescentes ponen a prueba sus límites y aprenden a abrirse camino en el mundo a través de la interacción social. Algunas de las razones por las que el menor puede caer en el cyberbullying son:

  • haber sido víctimas de esta clase de acoso ellos mismos
  • recibir presiones de grupo
  • pensar que este tipo de comportamientos son más divertidos de cara a sus amigos
  • querer vengarse de alguien

Dado que la sección de sus cerebros que controla los impulsos y el juicio aún se está desarrollando, los niños no siempre comprenden hasta qué punto su actitud puede tener graves consecuencias para futuro, tanto para las personas a las que atacan como para sí mismos.

¿Cómo saber si mi hijo hace cyberbullying?

Los cambios en algunos comportamientos pueden ser indicadores para determinar si tu hijo está involucrado en alguna actividad relacionada con el cyberbullying. Algunos de estos cambios incluyen:

  • Actitud agresiva y desafiante en un niño que normalmente es alegre
  • Una necesidad casi obsesiva de utilizar el ordenador o el smartphone
  • Mostrarse indispuesto a compartir sus actividades en Internet contigo
  • Cambios en los patrones de sueño o los hábitos alimenticios
  • Problemas en la escuela, con los deberes y la falta de atención en clases
  • Descubrir que tiene varios perfiles o direcciones de email

Indagar sobre las actividades del menor en Internet puede proporcionar más indicios que te ayuden a determinar si está utilizando de manera incorrecta la tecnología y está haciendo cyberbullying a alguien.

¿Cómo hago para que mi hijo deje de hacer cyberbullying?

Descubrir que tu hijo es un cyberbully no es sencillo, requerirá mucho tiempo y de muchas conversaciones en las que necesitarás ser paciente. Saber que tu hijo está involucrado con este tipo de acciones puede ser muy difícil, sobre todo si tú en algún momento de tu infancia o adolescencia fuiste víctima de actitudes similares. En esos casos es importante que intentes dejar los sentimientos que eso te produzca fuera del entorno en el que trabajarás junto a tu hijo para que cese en esas actividades. Aquí tienes algunos consejos que pueden ayudarte a comenzar a lidiar con este problema:

  • Pregunta a tu hijo cuestiones de diversos temas en diferentes entornos en los que él se sienta cómodo para hablar. En un primer momento enfrentarte a él puede hacerlo cerrarse completamente, lo que dificultará más enfrentar el problema.
  • Contacta con el colegio o instituto donde estudia tu hijo. Reúnete con su tutor o con el psicólogo o consejero de la institución para hablar de lo que has descubierto y para que te ayude a tratar este asunto con tu hijo.
  • Busca asesoría y ayuda para tu hijo. Además involúcrate en todo el proceso desde el principio junto a toda la familia para que tu hijo se sienta apoyado y para que también puedas trabajar sobre aquello que te resulta más difícil de gestionar cuando tratas el problema.
  • Instala alguna aplicación de control parental en los dispositivos electrónicos a los que tenga acceso tu hijo. Existen herramientas de control que te permitirán realizar un seguimiento del comportamiento online de tu hijo en todo momento, incluyendo los mensajes de texto, las búsquedas en Internet, los perfiles en las redes sociales y su email. Además podrás limitar el tiempo de conexión de los distintos dispositivos.

Hasta que la situación se solucione, una medida que se aconseja es la de mantener todos los dispositivos electrónicos con acceso a Internet juntos y a la vista de los padres, al menos mientras no se deciden cuáles serán las consecuencias para el menor y no se comiencen a hacer progresos en el cambio de la actitud del mismo hacia el cyberbullying.

Enfrentarse a una situación como ésta es un gran reto del que la familia saldrá más unida y fortalecida, pero el camino será largo y difícil. Es muy importante recordar siempre que los padres somos los guías de nuestros hijos y que debemos estar muy atentos ante la posibilidad de que nuestros hijos caigan en actitudes perjudiciales para ellos y para su entorno, para ayudarlos a salir de ello y evitar problemas mayores.

Andrés Felipe García

¿Qué hacer al descubrir que tu hijo es un cyberbullying?
Vota este artículo!

1 Comentario

  1. Todo radica en qué tan implicados estamos en cuanto a sus actividades online, entre ellas los videojuegos, las paginas webs que visitan etc. Como adultos y padres uno debe informarse, involucrarse, compartir los intereses y no caer en el miedo a las nuevas teconologías. A veces por no querer aprender como se usa un nuevo dispositivo, son los hijos y otras personas las que sufren las consecuencias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.