El Síndrome de la Cabeza Explosiva

cabeza explosiva


Seguro que en alguna ocasión has sentido que la cabeza te iba a explotar. Pues bien, es algo más común de lo que parece. Vamos a abordar curioso fenómeno, el cual se conoce en psicología como el síndrome de la cabeza explosiva. Profundicemos en ello.

Qué es el síndrome de la cabeza explosiva

El síndrome de la cabeza explosiva es considerado una enfermedad. La primera vez que se registró fue en el año 1988 por parte de un médico británico, que registró esta enfermedad con este nombre, en inglés “exploding head syndrome”.



Las personas que padecen este trastorno se sienten en ocasiones como si hubiera un sonido extremadamente fuerte. Este se suele describir como un estallido o un estruendo, y lo peor es que este procede de la propia cabeza.

Aunque se trata de un fenómeno psicológico, también afecta de forma física. A veces, este estruendo puede producir o venir acompañado del consecuente dolor de cabeza y, como es de imaginar, es muy incómodo y desconcertante para la persona que lo sufre.

Los ataques del síndrome de la cabeza explosiva suelen ocurrir en distintos momentos del día o de la vida de la persona. Uno de los más habituales es mientras se trata de conciliar el sueño, pues es un momento en el que el riesgo de padecerlo es más alto.

De hecho, se ha comprobado que estos ataques pueden ir sucediendo con cada vez más frecuencia en el tiempo. Así, se pueden producir hasta varios ataques en pocos días, para después tener unos meses en los que estos no se produzcan.

Lo que provocan los ataques del síndrome de la cabeza explosiva en el paciente es una invasión de una sensación de terror, ansiedad e impotencia por no poder controlarlo. También produce una elevación del ritmo cardíaco e incluso dificultades para respirar.

Causas del síndrome de la cabeza explosiva

Pero, ¿por qué se produce el síndrome de la cabeza explosiva? La causa de este trastorno no se conoce con exactitud, ya que es un fenómeno que no sucede con frecuencia, si bien sí que cada vez son más los pacientes que han experimentado esta desagradable sensación.

La mayoría de los médicos asocian el síndrome de la cabeza explosiva con el estrés y el cansancio extremos. Todo ello está relacionado con un estilo de vida donde las personas están sometidas a una gran presión en su día a día, lo que hace que la mente reaccione con un ataque de este tipo.

En los estudios que se han realizado al respecto se ha determinado que el mecanismo por el que el síndrome de la cabeza explosiva hace su aparición es debido a un movimiento repentino de un componente del oído medio o de la trompa de Eustaquio.

También se asocia a un ataque menor en el lóbulo temporal, que es donde se encuentran las células nerviosas para oír. En algunas pruebas realizadas durante un ataque por el síndrome de la cabeza explosiva se han registrado actividades inusuales que han hecho descartar otros trastornos, tales como la epilepsia.

Por lo tanto, este tipo de síndrome más bien responde a un origen psicológico, aunque a veces se trate como una enfermedad. Esto hace que, aunque se puede recurrir a la medicación para ayudar a superarlo y evitar que se vuelva a producir, es importante llevar a cabo un cambio de estilo de vida.

Para ello es conveniente buscar ayuda profesional de un psicólogo o psiquiatra que nos haga encontrar dónde está el origen del problema. Es decir, cuál es la fuente de estrés que nos produce tal nivel de nerviosismo.

Aunque el origen, como decimos, sea en muchos casos psicológico, hay que entender bien que una persona que afirma haber experimentado el síndrome de la cabeza explosiva no tiene por qué tener una enfermedad mental.

Si bien el fenómeno puede parecer extraño, no se trata en ningún caso de alucinaciones, sino que la percepción de esta serie de molestos e intensos ruidos que nadie más escucha son reales para la persona que lo padece.

Los pacientes que padecen este síndrome son en muchas ocasiones poco entendidos por la sociedad. Esto les hace desarrollar otra serie de problemas sociales y de relaciones, por lo que no es un tema que haya que dejar de lado, sino que es necesario tratar para que minimizar su impacto en la vida del afectado.

El síndrome de la cabeza explosiva es un fenómeno que puede causar mucho daño a la persona que lo padece, ya que este sentirá miedo y ansiedad por no poder controlar ni entender lo que le sucede. Por lo tanto, ante un episodio de este tipo es importante acudir cuanto antes a un profesional para que nos ayude.

Referencias

Pearce JM. Características clínicas del síndrome de cabeza explosiva. J Neurol Neurocirugía Psiquiatría. 1989; 52 : 907–910

Chakravarty A. Síndrome de cabeza explosiva: reporte de dos nuevos casos. Cefalea. 2008; 28 : 399–400

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1087079214000227

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3573786/

El Síndrome de la Cabeza Explosiva
5 (100%) 2 voto[s].





Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here